email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Antonio Banderas • Actor en Dolor y gloria

"Dolor y gloria trata de la reconciliación”

por 

- CANNES 2019: Cineuropa habló con el actor español Antonio Banderas para comentar la película de Pedro Almodóvar, Dolor y gloria, donde ofrece una de las mejores interpretaciones de su carrera

Antonio Banderas  • Actor en Dolor y gloria
(© El Deseo - Manolo Pavón)

En Dolor y gloria [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Antonio Banderas
Q&A: Pedro Almodóvar
ficha del filme
]
, proyectada en la sección principal del Festival de Cine de Cannes, Antonio Banderas vuelve a unirse a Pedro Almodóvar para recordar su pasado compartido después de ocho películas, desde Laberinto de pasiones (1982) hasta Matador o ¡Átame! En esta ocasión, el actor interpreta el papel de un veterano director de cine que intenta hacer las paces con personas a las que casi ha olvidado, mientras lucha contra una enfermedad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En La piel que habito [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pedro Almodóvar
ficha del filme
]
te vimos reunirte con Pedro Almodóvar después de un lapso de más de 20 años. Pero parece que es ahora cuando vuelves sobre ello.
Antonio Banderas: Cuando volví de Estados Unidos, volví con experiencia. ¡Y él no quiso aprovecharla! Me dijo: “Puede darte una sensación de seguridad delante de la cámara pero no es lo que busco. Necesito algo nuevo”. En lugar de escuchar estas sabias palabras, discutí con él. Sé que la relación con algunos de sus actores fue más dramática que la nuestra, y hay una amistad, pero aun así, fue duro. Durante años, he intentado trabajar de cierta manera y él me pidió que fuese a un lugar completamente diferente, que dejase a un lado todas las herramientas y trucos que usaba antes. Todas esas cosas que la gente asocia a mí: el actor Antonio Banderas. Cuando trabajas con él, no te muestra nada, pero después la película se convierte en algo inesperado. Básicamente, abrió un nuevo debate sobre la humildad. 

Esos primeros años locos a los que hace referencia la película son algo que ambos vivisteis juntos. Cada película que hicisteis en aquella época, empezando por Laberinto de pasiones, fue un hito nacional.
Es divertido porque la primera vez que lo vi, pregunté: “¿Quién es ese tipo?” Alguien dijo: “Se llama Pedro Almodóvar, hizo una película pero no volverá a hacer otra”. En España, tenemos los mejores profetas. Pero sí, a los dos nos hizo recordar el pasado. Pedro me llamó por teléfono y me dijo: “Antonio, voy a enviarte algo y vas a encontrar referencias a nuestras vidas. Vas a reconocer a los personajes”. Es verdad que dije algunas de esas palabras. Es un compendio de cosas que él quería comprender. Pero no es una apología. Sirve para acercarnos a algunos capítulos que abrimos hace muchos años y decir “gracias”. La forma en que lo hace mi personaje, Salvador, es muy dulce. Él llama a un tipo [interpretado por Asier Etxeandía] después de 30 años y luego va a su casa porque tiene algo importante que decirle. Lo mismo hace con su madre, su amada. Esta película trata de la reconciliación. ¿Todo está basado en hechos reales? No, pero en cierto modo es más real. Es Almodóvar diciendo cosas que probablemente quería decir pero nunca se atrevió. Todos vamos por la vida con una mochila llena de dolor y gloria, de miseria y grandeza. Creo que cualquier persona que vea esta película puede decir: “Sé de lo que habla este hombre”. 

¿Cómo enfrentas ese dolor en tu vida personal? 
¿Ahora? Acabo de tomarme un paracetamol [risas]. No hay una receta; es algo muy personal. Me gusta trabajar, así que me convierto en un adicto al trabajo cuando tengo un problema. Hace poco me dio un infarto, y cuando estaba en el hospital, una enfermera mayor me dijo: “Antonio, ¿por qué crees que la gente dice ‘Te quiero con todo mi corazón’ o ‘Me has roto el corazón’ y no ‘Te quiero con mi cerebro o con mi hígado’? Lo dicen porque el corazón, además de bombear oxígeno al cuerpo, también alberga sentimientos. Y, amigo, vas a estar muy triste durante unas semanas”. Y tenía razón. No tengo cicatrices, pero debe haber alguna cicatriz porque Pedro dice que hay algo diferente en mí. “No quiero que lo escondas”, dijo, “quiero que lo muestres”. Sé perfectamente lo que quiere decir.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también