email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BIOGRAFILM 2019

Mads Brügger • Director de Cold Case Hammarskjöld

"Me encantan los misterios que se resisten a la desmitificación"

por 

- Hablamos con el periodista y cineasta danés Mads Brügger sobre su documental galardonado en Sundance, Cold Case Hammarskjöld, que compite en el festival Biografilm de Bolonia

Mads Brügger • Director de Cold Case Hammarskjöld
(© Roberto Baglivo)

En su último film, Cold Case Hammarskjöld [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mads Brügger
entrevista: Mads Brügger
ficha del filme
]
, una película de investigación que valió a este periodista y cineasta danés el premio a mejor dirección en Sundance, Mads Brügger examina el misterioso accidente de avión de 1961 en el que falleció el secretario general de la ONU Dag Hammerskjöld. El título compite actualmente en el Biografilm Festival de Bolonia (7-17 de junio), donde pudimos hablar con el director.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué te interesaste en la historia de Hammarskjöld y cómo entró en escena el investigador privado Göran Björkdahl?
Mads Brügger:
Todo empezó de forma accidental en 2001, cuando leí un artículo sobre Göran, que estaba intentando encontrar a los últimos testigos del incidente que había por la zona. Le invité a que viniera a Dinamarca a conocernos, también para asegurarme de que no era solo un mitómano que se creía las teorías de conspiración más locas. Pero lo que me encontré fue una persona muy lógica y racional que ve las cosas con una sana dosis de escepticismo; no se puede ser más sueco. Su padre había encontrado una misteriosa lámina de metal, y había testigos en la población local, así que pensé que tenía que haber una historia detrás de todo aquello. Cuando fui al Instituto de Cine Sueco a presentar el proyecto, la persona con la que hablé se conmovió, pues le pareció algo singular que un danés hiciera una película sobre Hammarskjöld, que en Suecia es conocido como "el señor de la paz". Así que me dio dinero para hacer la película. Al empezar, creía que sería un proyecto sencillo que no llevaría mucho tiempo, pero se convirtió en un proyecto de proporciones titánicas, lleno de dudas, preguntas y momentos de desesperación.

Básicamente, la historia no tiene un final real. ¿Cuándo y por qué decidiste terminar de rodar y dar por acabada la película?
Después de siete años de investigaciones, tuvimos que poner punto final; nos estábamos quedando sin fondos. Tardamos muchos años en demostrar que una organización como SAIMR (el Instituto Sudafricano para la Investigación Marítima) había existido realmente en la forma que mostramos en la película, y esta revelación fue el verdadero punto de inflexión. Si hubiéramos querido dar el siguiente paso, habríamos necesitado más fondos y acceso a entidades gubernamentales, concretamente para comprobar la existencia del supuesto programa de vacunación en masa del que habla el testigo clave Alexander Jones. Me encantan los misterios que se resisten a la desmitificación; una parte de mí querría seguir investigando. De hecho, todavía sigo recabando datos: recientemente, descubrí que Keith Maxwell [el autoproclamado comodoro de SAIMR] tenía una hija que se graduó en periodismo en Ciudad del Cabo y que estaba convencida de que su padre era médico.

Como director, periodista e investigador, entras de lleno en la historia que cuentas. ¿Por qué es importante participar físicamente en una película de este tipo?
Al principio, no pensaba aparecer en la película, Göran iba a ser el único protagonista. Pero él es extremadamente introvertido, así que me di cuenta de que tenía que salir para servir de contrapunto. Luego me di cuenta de que si no había algo que guiara, este tipo de película —en la que trabajas con montañas de datos que van en todas direcciones— estaría demasiado llena de voces y relatos. Así que se me ocurrió usar a mis dos secretarios, que actuaron como personificaciones del público: cuando les explicaba las escenas, les pedía que me hicieran preguntas, si tenían alguna. Su papel fue importante. Me ayudaron a encontrar el lenguaje adecuado para explicar el incidente a los que no sabían nada de él. Sus preguntas eran absolutamente brillantes, y pertinentes. Fueron de mucha ayuda y una gran fuente de orientación en la fase de montaje.

¿Cuáles han sido las consecuencias del estreno de la película por ahora? ¿Ha habido novedades en el tema de la muerte de Hammarskjöld?
Desde entonces, hemos facilitado una reunión entre representantes de la ONU que estaban siguiendo el caso y Alexander Jones, que ahora está fuera de Sudáfrica. La reunión tuvo lugar en Estocolmo, hace unas cuantas semanas. Jones les contó lo que sabíamos de SAIMR y Hammarskjöld. Esto llevará a un nuevo informe que probablemente se publicará este verano, y parece probable que la ONU respalde la teoría de que Hammarskjöld fue asesinado como parte de una conspiración. El problema es que los principales protagonistas del caso —el Reino Unido y Sudáfrica— se muestran reticentes a revelar los documentos que tienen en su posesión sobre la muerte de Hammarskjöld. Todavía no se ha explicado cómo desaparecieron estos documentos de los archivos sudafricanos en los que fueron depositados originalmente. Antes de empezar a preguntarnos quién fue, debe salir a la luz esos papeles. Me preocupa que nunca se llegue a una conclusión definitiva.

¿Y la historia perturbadora sobre el programa de vacunaciones que descubristeis durante la investigación?
En la película, tenemos documentación objetiva que demuestra que SAIMR planeaba llevar a cabo un posible holocausto entre las diversas poblaciones de negros; contamos con dos testimonios acerca de ello. Pero no sabemos quién y por qué financiaría un proyecto de este tipo. Para descubrirlo, las investigaciones deberían realizarse a un nivel más alto, un nivel gubernamental. Mientras tanto, con solo hablar de este crimen evitamos que siga ocultándose.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también