email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Orizzonti

Carlo Sironi • Director de Sole

"Sigo preguntándome cómo hubiera sido mi vida si hubiese sido padre"

por 

- VENECIA 2019: Hablamos con Carlo Sironi, director de Sole, que compite en la sección Orizzonti del festival

Carlo Sironi  • Director de Sole

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Carlo Sironi, director de Sole [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlo Sironi
ficha del filme
]
, que compite en la sección Orizzonti del Festival de Cine de Venecia. La película trata sobre Ermanno, un niño que pretende ser padre para ayudar a la joven Lena, que vino a Italia desde Polonia para vender a la niña con la que está embarazada.

Cineuropa: ¿Cómo surgió esta conmovedora reflexión sobre la paternidad? ¿Hay también elementos autobiográficos?
Carlo Sironi:
Hay elementos autobiográficos no directos en la película. Puedo decir que me guiaron sentimientos que venían de mis experiencias. Cuando era muy joven, la vida me enfrentó con la elección de ser padre o no y no sucedió. Desde entonces he seguido preguntándome cómo habría sido mi vida si me hubiera convertido en padre, es una pregunta que siempre me ha acompañado. No tengo hijos y, por esta razón, sentí una cercanía emocional y la libertad de decirle a un niño que, solamente fingiendo ser padre, se siente como un padre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
EFP hot docs

El debutante Claudio Segaluscio interpreta a Ermanno y Sandra Drzymalska a Lena. ¿Cómo elegiste a los dos protagonistas de la película?
Estaba seguro de que Ermanno debería ser un actor no profesional, con una inconsciencia básica. Tenía en mente los antihéroes del cine japonés, ese tipo de dulzura melancólica escondida detrás de una máscara impasible. Claudio demostró ser perfecto, con su aparente distancia y ese dolor impreso en sus ojos.

En cambio, estaba seguro de que Lena debería ser una actriz profesional: quería que su mayor preparación se sintiera en su relación con Ermanno. Buscamos en varios países de Europa del Este y cuando encontré a Sandra, con su ligereza infantil y su presencia casi fantasmagórica, comprendí de inmediato que su forma de interpretar al personaje era mucho más interesante de lo que tenía pensado. Parecía que había salido de un cuadro de Balthus.

La fotografía es inteligentemente oscura y retrata maravillosamente la vida de estos inquietos personajes. ¿Qué referencias visuales tomaste en cuenta? ¿Cómo ayudó el director de fotografía húngaro Gergely Pohárnok a hacer realidad tu visión como director?
Quería trabajar con un lenguaje simple y esencial. Vi las extraordinarias películas de Mikio Naruse. Antes del set preparo una lista de tomas precisa, que luego comparto con el director de fotografía y la comparo con sus impresiones: es la única forma que sé de poder buscar otras formas. Con Gergely decidimos hacer nuestras las características del lenguaje del cine clásico. Me aconsejó sobre la vieja óptica de los años 60, que nos ayudó a crear un aspecto antiguo y atemporal. En cuanto a las referencias visuales, compartí principalmente fotógrafos: sobre todo Todd Hido, un fotógrafo estadounidense. Sus fotos interiores desnudos nos han guiado mucho para la atmósfera, la paleta y la decoración de la película. Era la primera vez que trabajaba con Gergely: decir que estoy entusiasmado es quedarse corto.

La película fue desarrollada y apoyada, entre otros, por la Cinéfondation de Cannes, Berlinale Script Station, EAVE y TorinoFilmLab. ¿En qué medida Sole se benefició de estas oportunidades?
La película se ha beneficiado enormemente. He estado trabajando desde mi primer cortometraje con mi guionista, Giulia Moriggi. Nos conocemos a la perfección y, para la redacción, se ha unido Antonio Manca. Tener impresiones más distantes y objetivas de los tutores nos ayudó mucho, especialmente con respecto a la percepción que el espectador tiene en los diversos momentos de la película, un punto de vista que comencé a dominar solo después del primer borrador. Quiero agradecer especialmente a Tobias Lindholm y Marietta Von Hausswolf Von Baumgarten.

¿Tienes nuevos proyectos planeados?
He empezado a trabajar en mi segunda película, he escrito algo nuevo y lo estoy enriqueciendo con notas e impresiones. Al mismo tiempo, estoy trabajando en la adaptación de una maravillosa novela japonesa de Kawabata Yasunari, un proyecto más ambicioso con el que he estado soñando despierto desde que tenía veinte años. Tendré más claro en qué concentrarme después de que la montaña rusa emocional en Venecia y Toronto haya terminado. Espero poder mostrar la película al público.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Alessandro Romano Sáez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy