email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2019 New Directors

Svetla Tsotsorkova • Directora de Sister

"Fue fácil ser real porque todo lo que mostramos es real; solo tuvimos que filmarlo"

por 

- Sister, la segunda película de la búlgara Svetla Tsotsorkova, es un sólido paso adelante en su interesante carrera, y está proyectándose en la sección New Directors de San Sebastián

Svetla Tsotsorkova  • Directora de Sister
(© Lorenzo Pascasio)

La cineasta búlgara Svetla Tsotsorkova ya sabe cómo es competir en la sección Nuevos Directores de San Sebastián: visitó la ciudad hace cuatro años para presentar Thirst [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Svetla Tsotsorkova
ficha del filme
]
. Ahora vuelve con Sister [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Svetla Tsotsorkova
ficha del filme
]
, la historia de tres mujeres que luchan por sobrevivir en circunstancias nada fáciles.

Cineuropa: Cabría pensar que hacer un segundo largo es más fácil que hacer el primero; ¿fue cierto en este caso?
Svetla Tsotsorkova: Creo que toda película es difícil para el artista que la crea. Cuando hicimos Thirst, el presupuesto rondaba los 300.000 €, y fue complicado hacerla con esa cantidad. Luego nos dijimos, "vale, ahora que el debut está hecho, la próxima película se hará con más dinero, y trabajaremos con mayor comodidad y flexibilidad". Pero no conseguimos nada de apoyo financiero, solo el que nos concedió el Doha Film Institute, que nos respaldó en posproducción. Al final, hicimos la película con amigos. En general, fue bastante incómodo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Al principio, las mentiras que cuenta Rayna, la protagonista, tienen cierta gracia, pero a medida que se desarrollan los acontecimientos, va siendo más complicado y difícil empatizar con ella. ¿Cómo lograste dar tantas capas a este personaje tan complejo?
Creo que todo está en el guion [escrito por Tsotsorkova y su colaborador habitual, el cineasta búlgaro Svetoslav Ovtcharov]; para mí, es muy importante. La dinámica del personaje está escrita íntegramente en el guion, así que si consigues que todo eso esté en pantalla, misión cumplida.

El lugar en que las mujeres viven y trabajan parece estar vivo, parece real. ¿Cómo lograste que diera esa sensación?
La casa está muy cerca de donde vivimos. Encajaba muy bien porque estaba en una encrucijada, y estaba cubierta de arbustos y árboles. Cuando estábamos limpiando la casa, pensamos que quizás no valdría la pena poner tanto trabajo y dinero en reconstruirlo todo. Pero en cuanto entramos en la habitación con las dos ventanas y los coches que pasaban, vimos que sí que había merecido la pena. Y fue fácil ser real porque todo lo que mostramos es real; solo tuvimos que filmarlo.

Las vidas de estas tres mujeres están muy condicionadas por el machismo y la violencia perpetrada por los hombres. ¿Pretendías hacer una declaración sobre la situación de las mujeres en tu país?
Bueno, todas las familias son diferentes, y nosotros queríamos contar una historia sobre las relaciones entre las personas, entre tres mujeres y un hombre. No lo llamaría una declaración; se trataba simplemente de descubrir cómo funciona una familia disfuncional. Su vida es dura, y sus relaciones, también.

La cinta aborda otras cuestiones sociales, como la corrupción policial y la emigración. ¿Qué pretendías mostrando estos elementos?
Supongo que forma parte de la vida que llevamos. Queríamos que estos temas sociales formaran parte del ambiente de la película. Surgieron mientras explorábamos el vínculo entre los personajes. Por supuesto, la película intenta plasmar la vida real, aunque se trate de una obra de ficción.

La evolución del personaje de Milo es muy interesante, pues comienza como un hombre rudo y desagradable y acaba lleno de decencia y humanidad. ¿Cómo creaste una personalidad tan compleja para este personaje?
Tuvimos la suerte de contar con Asen Blatechky, un actor excelente que en seguida comprendió los diálogos, las dinámicas y la complejidad del personaje. Con él, todo fue muy fácil.

Esta complejidad se percibe especialmente en Rayna, con el apoyo de la gran interpretación de Monika Naydenova. ¿Cómo fue trabajar con ella?
Fue una de los cuatro actores principales de Thirst. Tras rodar Thirst, decidimos que, como teníamos a esta actriz magnética y no profesional que trabajaba tan bien y que tenía tanta naturalidad ante la cámara, debíamos escribir este guion. Fue fácil porque conocíamos al reparto, pero intentar financiar la película fue difícil. Y teníamos dos opciones: o esperar cuatro y cinco años, y para entonces Monika habría crecido y habríamos tenido que buscar a otra chica; o hacer lo que hicimos y convencerlos a todos de hacer la película como amigos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy