email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ARRAS 2019

Uta Beria • Director de Negative Numbers

"Estos jóvenes son al mismo tiempo víctimas y culpables"

por 

- El realizador georgiano Uta Beria nos habla de su primer largometraje, Negative Numbers, proyectado en competición durante la 20ª edición del Festival de Arrás

Uta Beria  • Director de Negative Numbers

Prisión, juventud, crimen organizado y rugby se combinan en Negative Numbers [+lee también:
crítica
entrevista: Uta Beria
ficha del filme
]
, el primer largometraje del georgiano Uta Beria. La película, producida por sus compatriotas de Magnet Film y Alief, junto con la italiana 39 Films y la francesa Wide, se ha estrenado en la 20ª edición del Festival de Cine de Arras, donde hemos hablado con el director, cuyo proyecto Love in the time of riot (leer las noticias) ha conseguido la principal ayuda al desarrollo de los Arras Days.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué quisiste centrarte en la cultura criminal de los “vori v zakone” (los ladrones de la ley) en Negative Numbers, tu primer largometraje?
Uta Beria: Porque es un problema en mi país. Esta cultura no sólo existe en las prisiones, sino también en el exterior, y los jóvenes cometen delitos a causa de ella. Parece una mafia, pero en realidad no lo es. El semillero de esta mentalidad son las prisiones. Este fenómeno nació en la Unión Soviética para controlar los gulags, se extendió a las calles y se convirtió en una mentalidad. Debemos combatir esta cultura y el mejor medio para conocer su funcionamiento es una prisión. Negative Numbers está inspirada en acontecimientos reales que tuvieron lugar durante los entrenamientos de rugby en un centro de detención de jóvenes. Uno de mis amigos enseñaba rugby y tuvo un conflicto idéntico al de la película. Sobre el terreno de juego, todo el mundo era igual pero fuera no era así: estaban el jefe, sus hombres de confianza y los demás. Este conflicto entre dos mundos me pareció muy inspirador y por eso decidí escribir el guión.

¿Qué lugar ocupan el documental y la ficción en el relato?
Estuve trabajando en el guión durante cinco años. Disponía de mucho material procedente de psicólogos del centro de detención juvenil, de jugadores de rugby de la prisión y de antiguos prisioneros, además de las ideas ligadas a mi experiencia. Absorbí todo este material y empecé a escribir el guión. Todos los personajes de la película están inspirados en personas reales, pero yo los he reunido en una sola historia. El tiempo necesario para financiar la película me permitió madurar el guión, retocándolo a mi ritmo.

La película se centra en el fenómeno del grupo, un grupo que puede tanto hacer esclavos como liberarlos.
La temática principal de la película es encontrar la libertad dentro de la prisión y pelear por ella. Estos jóvenes son, al mismo tiempo, culpables y oprimidos. En función de las escenas, oscilamos entre dos polos. Algunas veces, son culpables de hechos nocivos y otras, son ellos quienes soportan la opresión de otros: de la sociedad, de los guardias o de sus compañeros.

¿Cómo decidiste grabar el espacio cerrado de la prisión?
Mi decorador también es un escenógrafo muy reconocido en el universo del teatro y de los conciertos. Lo elegí para dar vida a todo el espacio y no solamente a lo que vemos en escena. Eso nos ha dado, a los actores y a mí, mucha libertad. Hemos usado el espacio como se haría en realidad. Toda la puesta en escena se ha construido en torno a esta idea: ¿Dónde estaríamos si fuese real? Con el director de fotografía, queríamos grabar con la máxima sinceridad, no usar a los jóvenes para una cosa en particular, sino hacerlos importantes a los ojos del espectador. En este sentido, decidimos grabar con una cámara de mano porque es más cercana y expresiva. Al principio, no queríamos elegir un estilo concreto de puesta en escena, sino grabar con el corazón. Este acercamiento nos ha permitido encontrar el punto de vista y también ha creado la atmósfera de la película. Yo también pienso que el deporte está bastante mal representado en el cine y que no es fácil hacerlo porque suele ser demasiado directo y le falta profundidad. Yo resolví esta dificultad a través del rugby, que es el medio para expresar los sentimientos de los personajes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también