email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Tiger Competition

Janis Rafa • Directora de Kala azar

"Los humanos infectan todo a su alrededor"

por 

- Cineuropa entrevistó a la videoartista y ahora directora griega Janis Rafa, que vuelve al IFFR tras su cortometraje Requiem to a Shipwreck con su ópera prima Kala azar

Janis Rafa  • Directora de Kala azar
(© David van Dartel)

En su primer largometraje, Kala azar [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Janis Rafa
ficha del filme
]
, presentado en el Festival Internacional de Cine de Róterdam, Janis Rafa se centra en una pareja que trabaja en un crematorio de mascotas, recogiendo animales muertos a través de un paisaje desértico para luego incinerarlos. En la película, la realizadora demuestra que, en lugar de temer a las enfermedades infecciosas, los humanos deberían primero fijarse en sí mismos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Charlemagne Youth Prize

Cineuropa: ¿Cómo surge la idea del crematorio de mascotas? Especialmente considerando la reacción que tiene la gente hacia los animales en el cine.
Janis Rafa:
Abordar el tema de los animales desde una perspectiva familiar, como en el caso de las mascotas, nos permite plantear preguntas sobre la coexistencia. De alguna forma, se trata de una colisión entre diferentes cuerpos en un mismo espacio, pero también de llorar la pérdida de alguien que es muy diferente a nosotros. La forma en la que se representan normalmente a los animales en la ficción tiene cierta "ternura", pero nosotros buscábamos algo diferente. El acto de recolectar cadáveres abandonados en la carretera, en medio de ese paisaje vacío, fue el punto de partida de la película. Yo solía viajar por las mismas zonas, y después de un tiempo comencé a pararme para fotografiar a esas criaturas. Creo que su presencia dice mucho sobre la gente que pasa de largo.

No hay muchos diálogos en la película, y tampoco se explica todo lo que ocurre, lo que de alguna forma conecta con esa perspectiva animal.
¡Inicialmente teníamos aún menos diálogos! Mi estilo tiende a evitar las conversaciones, y muchas escenas suelen quedar sin resolver. Esto genera una sensación de misterio y confusión, por lo que es necesario esforzarse para unir los piezas. Mi intención era construir un mundo físico y sensual lleno de texturas. Se trata de cómo un cuerpo te lleva al siguiente. A veces pertenece a un animal y a veces a un humano. El interés de la película se aleja de la narrativa, adoptando una perspectiva menos antropocéntrica. A menudo esto añade nuevas capas a la historia.

¿Siempre tuviste claro que Penélope y Dimitris [interpretados por Penelope Tsilika y Dimitris Lalos] tendrían una relación amorosa? Es una pareja un poco extraña, ya que mantienen cierta distancia.
Es una de las cosas sobre las que más discutimos, especialmente sobre el personaje de Penélope y su identidad. Los conocemos en un momento que no es ni el final ni el principio de su relación, y lo que sucede a su alrededor ya los ha infectado. Además, el tiempo en la película no es lineal, por lo que estos eventos podrían tener lugar a lo largo de un mes o durante tres días. Como mencionabas antes, nada se explica por completo.

Viniendo del mundo del arte [Rafa ha expuesto sus trabajos en museos como el Centraal Museum Utrecht, Manifesta 12 y Rijksakademie] y conociendo el lenguaje cinematográfico a través de este, nunca sentí la necesidad de contar historias de forma clara y lineal. En Kala azar, hay una escena en la que una banda toca un réquiem para unas gallinas, lo cual podría ser perfectamente una pieza de videoarte. En cambio, se trata de una de las razones que me impulsaron a hacer esta película. Tuve que construir una narrativa para integrarla.

Cuando dices que la pareja está “infectada” pensamos en la enfermedad del título. El mundo de la película ya ha experimentado algún tipo de desastre, pero no parece que la situación vaya a mejorar.
Creo que es mi forma de ver el mundo [risas]. Puedo ser un poco pesimista, pero cuando estábamos trabajando en el guion usamos la palabra "postapocalíptico" para describir esta sensación. Cuando finalmente dejé de prestar atención a los seres humanos, esa fuerza dominante, los paisajes comenzaron a resultar más hostiles y ruinosos. Es una cuestión de perspectiva. Se trata de un espacio descuidado, abandonado después de un desastre. Es un lugar que no pertenece a nadie, pero que tampoco puede ser reclamado. No puede liberarse de una presencia humana. Da la sensación de que algo terrible acaba de ocurrir, o que está a punto de suceder, algo que destruirá cualquier tipo de equilibrio. Creo que esta película muestra que los humanos infectan todo a su alrededor. No son los mosquitos u otros insectos, somos nosotros.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también