email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Panorama

Jeanette Nordahl • Directora de Wildland

"Intentaba crear tensión de una manera poco obvia"

por 

- BERLINALE 2020: Hemos hablado con Jeanette Nordahl, la directora debutante que hay detrás de Wildland, seleccionada en Panorama

Jeanette Nordahl  • Directora de Wildland
(© Morten Germund)

En Wildland [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jeanette Nordahl
ficha del filme
]
, proyectada en la sección Panorama de la 70 edición del Festival de Cine de Berlín, Jeanette Nordahl demuestra que en un drama policial la acción no siempre consiste en huir del peligro. Como su protagonista adolescente comprueba cuando la ponen bajo la custodia de su tía, a veces las personas más temibles están en nuestra propia casa.

Cineuropa: Hay diferentes formas de mostrar la delincuencia y en este caso has optado por una unidad muy pequeña: una madre (interpretada por Sidse Babett Knudsen) y sus tres hijos.
Jeanette Nordahl:
La familia es lo que más me interesa. Queríamos explorar el poder de una comunidad de este tipo y tenía sentido hacerlo a través del cine de gánsteres y del crimen, para aumentar los riesgos. En Wildland, hay una cierta jerarquía y Bodil, la matriarca protagonizada por Sidse, lleva las riendas. Sus hijos actúan de acuerdo con sus deseos: el mayor hace lo que ella dice, el comportamiento del mediano deja más que desear y el más pequeño es, en el fondo, un niño grande y carece de una voz propia. A pesar de sus diferencias, tienen en común su lealtad a la familia. Y, como hemos dicho, precisamente ahí es donde está el verdadero peligro.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Te recuerda a otras películas donde una fuerte figura materna parecida era casi una caricatura, como Kristin Scott Thomas en Solo Dios perdona [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: Nicolas Winding Refn
ficha del filme
]
, por ejemplo. ¿Cuál era tu percepción de la protagonista?
Bodil es un personaje que resulta muy interesante de explorar. Es la típica antiheroína, en el sentido de que no percibe sus propios defectos. Lo que más le importa es la lealtad y el amor a la familia, que son la razón de todo lo que hace. Estas cualidades positivas la hacen más compleja: no es la mala, simplemente trata de proteger a su familia con todos los medios que tiene a su alcance. Bodil es un personaje algo "exagerado". Muestra su amor de una forma muy física y las consecuencias si alguien desobedece también son muy físicas. Acordé con mis intérpretes que desoirían su instinto e irían más allá porque, si eso no funcionaba, siempre nos quedaba la posibilidad de rebajar el tono.

Estas interacciones tan intensas físicamente no encajan mucho con el personaje principal, Ida. Ella no expresa mucho, si es que llega a expresar algo.
Ida es un personaje muy pasivo o, quizá sería más correcto decir que es observadora. No tiene una forma muy expresiva de gestionar sus emociones y la usamos para crear tensión. Es gracioso porque, cuando empiezas la escuela de cine, la regla número uno es: "¡Que tu personaje principal no sea pasivo!". Sabíamos que podía resultar bastante difícil, pero también creíamos que podríamos manejarlo. Al encontrar a Sandra (Guldberg Kampp, en su primer papel protagonista), quedó claro que por fin podríamos darle a Ida lo que necesitaba como personaje. Sandra tiene una cierta presencia y quieres entender lo que está pensando.

Cada mujer que muestras experimenta a esta familia de una manera diferente. ¿Era algo en lo que querías poner el foco en vez de ignorarlo como con Diane Keaton en El padrino?
Nos interesaba entender lo que transmiten las mujeres mientras mantienen unida a la familia. En cierto modo, creo que enfatiza lo que queríamos comunicar con esta historia. Mostramos el poder de la comunidad, la dificultad de no poder liberarse del camino que ya está trazado para cada uno de nosotros. Tenía más sentido analizarlo a través de figuras femeninas, ya que ellas son quienes perpetúan a la familia en un sentido muy físico. Todos los jóvenes de la película están tratando de escapar de una manera u otra, pero ¿qué estás dispuesto a sacrificar para conseguirlo?

Hablas de temas clave, pero lo haces a pequeña escala, con todos los personajes atrapados en una casa. ¿Cómo querías usar ese espacio?
Estaba tratando de crear tensión de una manera que no resultara obvia. No hay enemigos externos y los personajes no se enfrentan con la policía ni se ven envueltos en tiroteos. Así que se trataba de coger ese peligro y meterlo dentro de la casa, donde una simple caricia puede parecer peligrosa y un beso, incómodo, ya que el verdadero peligro está dentro de los personajes. Por lo general, se supone que, al llegar al tercer acto, todo se acelera y va cada vez más rápido hasta que se alcanza algún tipo de clímax. Sin embargo, nosotros queríamos hacer lo contrario. Cuando la situación se vuelve más peligrosa, ralentizamos aún más el ritmo y dejamos que el verdadero yo de los personajes se manifieste.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy