email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Encounters

Ivan Ostrochovský • Director de Servants

"Quiero que el público entienda lo fácil que es acabar en el lado equivocado de la historia"

por 

- BERLINALE 2020: Hemos hablado con el documentalista eslovaco Ivan Ostrochovský, que ha presentado Servants, su segunda película tras la aclamada Koza

Ivan Ostrochovský  • Director de Servants

Tras su exitosa incursión en el mundo de la ficción con Koza [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ivan Ostrochovský
ficha del filme
]
, el productor y cineasta eslovaco Ivan Ostrochovský ha presentado Servants [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ivan Ostrochovský
ficha del filme
]
, su segundo largometraje de ficción, en la nueva sección Encounters de la Berlinale. Ostrochovský pone el foco en la colaboración entre la Iglesia Católica y el régimen comunista durante la etapa de normalización en los años 80, ambientando la historia en una facultad de teología. Cineuropa se ha reunido con el director para preguntarle sobre la elección del tema, los hechos reales en los que se basa el guion, el género de la película y su decisión de trabajar con Rebecca Lenkiewicz, coguionista de Ida [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pawel Pawlikowski
entrevista: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué decidiste tratar un tema tabú como la colaboración entre la Iglesia Católica y el régimen comunista en la antigua Checoslovaquia? Marko Škop también exploró el tema de la colaboración entre la Iglesia y el fascismo en Let There Be Light [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marko Škop
ficha del filme
]
.
Ivan Ostrochovský:
Mi intención no era representar la Iglesia Católica bajo el socialismo, ya que sería imposible encapsular un tema tan amplio en una sola película. Elegí el entorno de la facultad de teología porque el conflicto moral que se plantea a la hora de colaborar con el régimen era más intenso allí que en otros lugares. La mayor parte de la sociedad colaboró con el régimen. Hoy en día es fácil criticar a la Iglesia Católica, pero lo cierto es que su historial de colaboración no es tan diferente al de algunos artistas de la época. Los sacerdotes legitiman al régimen formando parte de Pacem in Terris, y los artistas hicieron lo mismo afiliándose al Partido Comunista o a la Unión de Juventudes Socialistas. En cualquier caso, los sacerdotes en Eslovaquia son solo ciudadanos, como el resto de nosotros. Si gran parte de la sociedad colabora con el régimen, ellos también lo hacen.

No creo que el cine sea una herramienta para generar conflicto o emitir juicios morales. No quiero ofrecer al público una opinión concreta o una respuesta, quiero invitarlos a pensar de forma crítica. No solo acerca de los demás, los "malos", sino acerca de nosotros mismos. Es muy fácil salir del cine pensando que somos los buenos de la historia, y que los malos se encuentran al otro lado de esa línea que se dibuja en la película, dividiendo a la sociedad entre buenas y malas personas. Estoy de acuerdo en que no debemos relativizar el mal, pero tampoco podemos trivializar. Por eso me gusta elegir personajes que, a pesar de hacer cosas reprobables, son similares a nosotros de alguna forma. Entendemos por qué sucumbieron al miedo, la frustración, la insaciabilidad y los argumentos racionales que defendían que no podía hacerse de otra manera. Quiero que el público entienda lo fácil que es acabar en el lado equivocado de la historia.

Tu anterior película, Koza, estaba basada en hechos reales. Probablemente ocurre lo mismo en Servants, ya que Pacem in Terris fue una organización real. ¿Qué otros acontecimientos reales se esconden en el guion?
El coguionista Marek Leščák me contó la historia de Vlado Zboroň, un estudiante de una facultad de teología en la década de 1980, de la cual fue expulsado. El servicio secreto del régimen le ofreció un trato: podía continuar estudiando si colaboraba con ellos. Él se negó, y se convirtió en el protagonista de nuestra película. Mientras investigábamos la historia de la facultad, descubrimos un evento extraordinario. En esa época, la mayoría de los estudiantes hicieron una huelga de hambre para protestar contra la colaboración de los sacerdotes a través de Pacem in Terris. Fue una acción increíblemente valiente, que seguramente no sucedió en otras universidades de Checoslovaquia a principios de los años ochenta. Utilizamos varios eventos reales que ocurrieron durante la etapa de normalización, como la huelga de hambre o la muerte del sacerdote Přemysl Coufar.

Además de Marek Leščák y de ti mismo, la dramaturga británica Rebecca Lenkiewicz (coguionista de Ida) también ha trabajado en la historia. ¿Cómo surgió la colaboración?
Fue algo muy simple. Rebecca formaba parte de un jurado que nos concedió un premio por Koza. Hablé con ella sobre mi próximo proyecto y le gustó la historia. En ese momento tenía muchas otras ofertas sobre la mesa, pero comenzó a trabajar en nuestro guion. Creo que es muy enriquecedor que alguien con un contexto completamente diferente trabaje en un guion observando la narrativa desde una perspectiva diferente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también