email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Competición

Stéphanie Chuat y Véronique Reymond • Directoras de My Little Sister

"Siempre cuidamos nuestra amistad"

por 

- BERLINALE 2020: Hemos hablado con Stéphanie Chuat y Véronique Reymond, el dúo de directoras responsables de la competidora por el Oso de Oro My Little Sister

Stéphanie Chuat y Véronique Reymond  • Directoras de My Little Sister

En My Little Sister [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Stéphanie Chuat y Véroniqu…
ficha del filme
]
, Nina Hoss y Lars Eidinger interpretan a dos gemelos, Lisa y Sven, que deben hacer frente a una grave enfermedad. Stéphanie Chuat y Véronique Reymond defienden la importancia de encontrar a nuestra alma gemela, algo que ellas mismas han conseguido, como ha comprobado Cineuropa. La película compite en la 70ª edición del Festival de Cine de Berlín.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo trabajáis juntas? Cada vez que les hacen esta pregunta, las directoras comparten una historia diferente. ¡Y también habéis crecido juntas!
Véronique Reymond: Desde el principio, hemos compartido nuestra pasión por el teatro, desde que éramos niñas. Empezamos a representar obras, algunas de ellas en la calle, y luego se convirtió en una profesión. Empezamos como actrices, pero disfrutábamos creando juntas, sin decidir quién hacía qué, ya que para nosotras es una forma de evolucionar: es la mejor forma de mantener fresca una relación. Hacemos nuestras vidas por separado, pero tenemos una conexión muy fuerte. Cuando compartes tu vida con alguien a quien consideras tu alma gemela, es mucho más agradable. Me gusta sentarme en un autobús con ella, observar a la gente e inventar historias sobre sus vidas. Podemos pasar toda la tarde haciendo eso.

Stéphanie Chuat: A veces tenemos discusiones bastante intensas. Una de las características de esta relación es que hemos aprendido a utilizar las fortalezas de cada una. Somos muy diferentes. Destacamos en cosas diferentes y, en un mundo que puede llegar a ser muy egoísta, eso es un regalo. Creo que en todas nuestras películas mostramos la importancia de compartir un vínculo como el de Lisa y Sven. Nos conocemos desde hace más de 30 años, pero siempre estamos limpiando nuestro “jardín de la amistad”. Es importante mantenerlo limpio.

Es divertido que Lisa empiece a trabajar en una obra sobre Hansel y Gretel, y las imágenes perfectas de Suiza reemplacen a los oscuros bosques de la historia.
S.
C.: En Suiza tenemos muchos internados como el que aparece en la película [dirigido por el marido de Lisa], lugares que casi parecen “estériles”. Queríamos hablar de ello porque vivimos en este país, vemos a este tipo de personas, pero nunca tenemos contacto con ellas. Así que ahora hemos tenido que investigar un poco. Nos gustaba el contraste entre ese tema y el conflicto interno de Lisa, y queríamos que nuestra cámara reflejase su inquietud.

V. R.: También te puedes perder en la belleza. Puedes ser mucho más feliz en un apartamento desordenado como el de la madre de Lisa. Es una historia de amor sobre un hermano y una hermana, lo que significa que no pueden separarse ni divorciarse. Lo único que los puede separar es la enfermedad o la muerte. Pero la separación real también significa que has crecido. Eso es interesante para nuestros personajes.

Ambas venís del teatro pero cuando las personas quieren demostrar su pasión en el cine, en muchos casos fracasan. ¿Fue un desafío?
S. C.: Sí, porque muchas personas, productores y patrocinadores, estaban muy preocupadas. Pero seguimos a Sven desde el interior, un actor que se siente más vivo en el escenario que en cualquier otro ámbito de su vida. Michel Bouquet, que participó en nuestra primera película, The Little Room [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Véronique Reymond, Stépha…
ficha del filme
]
, tenía 83 años en ese momento y dijo: “Quiero actuar hasta que me muera; quiero morir en el escenario”. No es una “película sobre teatro”, es algo que está en el corazón de Sven. Y luego se convierte en una historia sobre esta familia.

¿Y sobre la autorrealización? Virginia Woolf decía que cada mujer necesita “una habitación propia”, pero Lisa tiene una pared cubierta de Post-its.
V. R.: Su hermano vivía su sueño antes de la enfermedad. Pero ella abandona el suyo por su familia y se convierte en esa “primera dama” del internado, que de repente se da cuenta de que está en el lugar equivocado. Este es su viaje de vuelta a su verdadero yo, aunque sea más arriesgado económicamente. Como mujeres, conocemos esa sensación. De repente, tienes hijos y un marido, y empiezas a cuestionarte quién tiene más éxito, quién está haciendo más. Siempre es una cuestión económica. Se espera que las mujeres den un paso atrás, y luego nunca llegan a conseguir la carrera con la que soñaban. Tenemos amigas en esa situación y se sienten muy frustradas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también