email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Panorama

Faraz Shariat • Director de No Hard Feelings

"Hay personas que sufren racismo cotidiano al no dejarles decidir a ellas mismas quiénes ser"

por 

- BERLINALE 2020: Hemos hablado del largometraje No Hard Feelings con su director, Faraz Shariat, para saber más sobre su temática y su origen

Faraz Shariat  • Director de No Hard Feelings

Faraz Shariat estudió Arte de los Nuevos Medios para explorar sus experiencias como inmigrante de segunda generación homosexual. Creció en Colonia y es hijo de iraníes exiliados. Su película No Hard Feelings [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Faraz Shariat
ficha del filme
]
se estrenó en la sección Panorama de la 70ª edición de la Berlinale. Cineuropa se desplazó hasta su oficina de Berlín donde trabaja como miembro del colectivo Jünglinge, dedicado a películas queer, feministas y antirracistas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo surgió la idea de hacer No Hard Feelings?
Faraz Shariat: Fue en 2014 o 2015: conseguí un imán para quitar alarmas. Lo usaba mucho para robar en tiendas. Cuando me detuvieron, me obligaron a hacer servicios comunitarios en un centro de refugiados. Era la época en que todo el mundo hablaba de los refugiados que llegaban a Alemania. Yo soy inmigrante de segunda generación pero no estoy muy unido a la historia migratoria de mi familia; siempre he observado la situación pero sin sentirme muy identificado con ellos. Estaba centrado en mi vida y en mi situación como chico fiestero y queer en la cultura pop. Fue la primera vez que fui consciente de lo que estaba ocurriendo, mientras traducía para personas que se parecían a mí, o que podían considerarse muy parecidas desde la perspectiva de un alemán blanco.

¿Qué ocurrió después?
Empecé a acercarme a las personas y así empezó una fase de investigación intensa que duró un año y medio. Tenía mis experiencias como alemán iraní de segunda generación para inspirarme, pero también quería recopilar otros testimonios de vidas de inmigrantes en Alemania. La premisa se basa en mi vida y en mi experiencia trabajando en el centro de refugiados. Además, aparecen mis padres, que interpretan a los padres del protagonista, Parvis.

En el primer diálogo de la película, en una discoteca, vemos que un chico alemán le pregunta a Parvis: “¿De dónde eres?”. Es una pregunta que está presente en toda la película. ¿Por qué quisiste destacarla?
Era fundamental dejar claro desde el principio que esta película está hecha desde la perspectiva de las personas que sufren racismo cotidiano cuando no se ajustan a la norma o no se les permite decidir por sí mismas quiénes son. Otras personas proyectan en ti sus ideas sobre tu procedencia. Además, para crear una conexión con nuestro público de color desde el principio, teníamos que dejar claro que la película está dirigida principalmente a nuestros compañeros y a nuestra comunidad.

¿Cómo conseguiste el delicado equilibrio entre hacer una película sobre la homosexualidad en comunidades inmigrantes y el sentimiento de pertenencia?
Algunas personas quieren que esta película trate de un chico gay, mientras otras quieren que trate de racismo. Para mí, trata de todas esas facetas porque todo ocurre al mismo tiempo. La película pretende ofrecer una perspectiva polifacética sobre la raza, la clase, el género y la homosexualidad. También habla del trabajo del protagonista en el centro de refugiados. El tema de la inmigración y la dicotomía entre inmigración y racismo son muy importantes en esta película, y quizás eran mi principal motivación para hacerla.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy