email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Panorama

Srdan Golubović • Director de Father

"Se trata de una especie de Paris, Texas balcánica"

por 

- BERLINALE 2020: Hemos hablado con Srdan Golubović, cuya última película, Father, se presentó a nivel mundial en Panorama, en donde se llevó el Premio del Jurado Ecuménico y el del Público

Srdan Golubović  • Director de Father
(© Maja Medic)

Hemos hablado con el cineasta serbio Srdan Golubović, cuya última película, Father [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Srdan Golubović
ficha del filme
]
, ha tenido su estreno mundial en la sección Panorama de la 70ª Berlinale, donde recibió el Premio del Jurado Ecuménico y el del Público.

Cineuropa: La premisa de la película está basada en una historia real y en el viaje de una persona. ¿Qué es lo que te inspiró de esta historia?
Srdan Golubović:
Father está inspirada en hechos reales y en un hombre real. Cuando leí su historia por primera vez, el padre que inspiró la película ya estaba frente al Ministerio de Trabajo, protestando y exigiendo que le devolvieran a sus hijos. Fui allí y hablé con él. Durante días fui a verlo y le ofrecí mi apoyo. Me di cuenta de que había algo muy especial en su historia, algo inspirador y muy cinematográfico: una especie de Paris, Texas balcánica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Además, me intrigaba su viaje a pie a través del país. Me di cuenta de que caminar era la forma más pura de libertad y revolución pacífica. Luego pensé en la idea del héroe y decidí hacer una película sobre un hombre impulsado por un instinto interior, que en lugar de pensar racionalmente sigue un camino profundamente personal y justo. No sabe exactamente lo que está haciendo, pero su intuición lo guía en una dirección desconocida. Aunque solo se escucha a sí mismo, el hombre sigue este camino de humanidad y pureza.

La primera parte de la película se parece más a los hechos reales y el drama personal de Nikola. En el momento en que emprende el viaje la historia se convierte en pura ficción y ya no se parece a lo que ocurrió realmente.

Esta es tu primera película ambientada en el contexto físico y psicológico del empobrecido rural serbio. ¿Cómo fue rodar fuera de los núcleos urbanos?
No intenté retratar la realidad peor de lo que realmente es. Desgraciadamente, la realidad es así, al igual que los lugares de este hermoso pero devastado país. Cuando viajaba por Serbia para encontrar las localizaciones, me di cuenta del esfuerzo sistémico que se había hecho para destruir todo lo que podía destruirse. Al final, lo que acabó completamente devastado fue el hombre, su dignidad y cualquier tipo de integridad individual. Yo nací y crecí en Belgrado, por lo que no estaba familiarizado con los lugares donde rodamos la película. Me resultó emocionante descubrir mi propio país.

El primer y tercer acto de la película están enmarcados dentro del drama social, mientras que la parte central ofrece un espacio mental de reflexión. ¿Por qué decidiste emplear esta estructura?
Quería que la película empezase como un drama realista sobre una sociedad burocrática y corrupta, y que lentamente se transformase en una historia sobre un hombre que, a través de un viaje mítico, acaba convirtiéndose en un héroe. Empieza como un drama social pero se convierte en una fábula. Es una película sobre un hombre que se pone a prueba y reclama su propia dignidad a través de su viaje. No es un héroe luchando contra el sistema, tan solo lucha por recuperar a sus hijos y reconstruir de nuevo su familia. No puede permitirse el lujo de pensar en asuntos abstractos. Nikola es como un animal que debe luchar para sobrevivir y proteger a los suyos. A través del contraste entre la dimensión burocrática y el mundo casi fantástico de su viaje intenté hacer una película sobre la odisea física y emocional de un hombre corriente. Después de la parte central, dedicada al mundo interior del personaje, volvemos a la realidad corrupta, gris y burocrática. La secuencia final es un homenaje al mundo cinematográfico y poético de mi padre, Predrag Golubović.

¿Por qué escogiste a Goran Bogdan y cómo fue trabajar con él?
Goran vino al casting, y tan pronto como ensayamos la primera escena supe que era nuestro Nikola. El proceso de trabajo fue hermoso, sin duda la mejor parte de la creación de esta película. Fue minucioso, largo e inspirador. Ensayamos durante dos meses antes del rodaje, cuatro o cinco horas al día, revisando cada escena, creando y dibujando el mapa emocional del personaje, analizando cada acción y cada gesto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy