email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ESPAÑA

Sergio Oksman • Coordinador, Diplomatura Cine Documental ECAM

"Aquí potenciamos mucho la libertad creativa"

por 

- Sergio Oksman nos desgrana algunas de las características de la especialidad docente que dirige en la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid

Sergio Oksman  • Coordinador, Diplomatura Cine Documental ECAM

La última vez que Cineuropa charló con Sergio Oksman, el director habló de su largometraje O futebol [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sergio Oksman
ficha del filme
]
, rodado en su país de origen, Brasil. Aquella conversación presencial, en un céntrico café madrileño, no se ha podido repetir ahora, dadas las restricciones sanitarias, pero sí hemos podido llamarle por teléfono para que detalle algunas características de la Diplomatura de Cine Documental de la ECAM. Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid, que este cineasta brasileño afincado en Madrid coordina.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuál es el historial de la Diplomatura de Documental que diriges en la ECAM?
Sergio Oksman:
Llevamos ya cinco años, en la ECAM se decidió que debía haber una Diplomatura específica de Documental y está ya bastante consolidada tras este lustro de andadura. Carlos Muguiro –que trabajó conmigo en O futebol– y yo creamos el primer curso y fue él el primer coordinador, antes de irse a San Sebastián.

Quizás también se deba a que el género documental está viviendo un gran auge: es uno de los campos cinematográficos más vivos y dados a la experimentación y la búsqueda de nuevas narrativas.
Creo que sí, que la idea de la escuela nace en función de eso, de haberse dado cuenta de que había un territorio bastante fértil, donde se podía experimentar, colindando con muchos géneros, los cuales pueden entrar en uno solo.

¿El cineasta creativo quizás encuentre más libertad en el documental que en la ficción?
Absolutamente. En la ECAM hay un primer año de estudios comunes y al final del mismo los alumnos eligen qué diplomatura seguirán en los siguiente dos cursos. Sobre todo tratamos de estimular que cada uno de ellos desarrolle sus propios mecanismos y forma de trabajar; ahí potenciamos mucho la libertad. Por eso hemos elegido que todos los profesores de la Diplomatura sean cineastas en activo, como Luis López Carrasco (El año del descubrimiento [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), Lois Patiño (Lúa vermella [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Lois Patiño
ficha del filme
]
), Andrés Duque (Carelia: internacional con monumento [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), Elías León Siminiani (Apuntes para una película de atracos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: León Siminiani
ficha del filme
]
) y Virginia García del Pino (Basilio Martín Patino. La décima carta [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), entre otros muchos, porque al tener contacto con ellos, cada uno con su particular metodología, el alumno poco a poco va desarrollando la suya propia.

Se puede decir entonces que cada curso se parece bastante a la realidad creativa que se van a encontrar los alumnos cuando salgan de la ECAM. ¿Es un entrenamiento antes de lanzarse al mundo del cine?
Es un entrenamiento sí, pero yo apoyo el que se equivoquen también; la escuela es un lugar de experimentación, por lo tanto no tienen que ser absolutamente eficaces. Prefiero que salgan malos trabajos, pero que se atrevan y traten de enfrentarse a sí mismos, porque se trata de que aprendan a crear su propia metodología y forma de hacer. En tercer curso los largometrajes se ruedan por grupos de tres o cuatro alumnos y cada uno de ellos asume todos los papeles, tanto de productores, como de cámaras o directores; se tienen que poner de acuerdo entre ellos y acaban experimentado todas las funciones. Pero es que en el anterior, en segundo curso, se trata de rodar cortometrajes documentales hechos por una persona, y ahí cada alumno tiene que conocer todo, tanto saber llevar la cámara, como montar y escribir. Es algo fundamental no sólo para hacer documentales en el futuro, sino incluso ficciones puras. Quien sale de esta Diplomatura desarrolla la metodología para poder hacer cualquier tipo de producto audiovisual.

El documental ya no es un género menor, pues has nombrado a profesores de la ECAM que gozan de gran prestigio festivalero.
Cada vez me cuesta más definir qué es un documental, porque creo que todo eso se va desdibujando y el curso está pensado precisamente asumiendo que las fronteras se han diluido. Tenemos, por ejemplo, de profesor a Chema García Ibarra (premiado cortometrajista y asimismo guionista de largometrajes como Sueñan los androides [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Ion de Sosa); yo no sé exactamente si lo que él hace son documentales y precisamente por eso lo tenemos entre los docentes del curso, porque creemos que es importante que haya un profesor que utilice a no actores para crear ficción. La ECAM además, con La incubadora de The Screen (leer más), tiene la intención de que los alumnos sigan vinculandos con la escuela después de terminar sus estudios. Películas muy interesantes producidas aquí viajan por festivales, como IDFA o Sevilla (allí se estrenó hace dos años Los pilares, película basada en material de archivo y dirigida por cuatro de nuestros alumnos, Raúl Vallejo, Claudia Negro, Lucía Touceda y Javier Moreno).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy