email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Semana Internacional de la Crítica

Anders Ølholm y Frederik Louis Hviid • Directores de Shorta

"Somos un poco como dos cuerpos con una sola voz durante el rodaje"

por 

- VENECIA 2020: Anders Ølholm y Frederik Louis Hviid nos hablan de su cinta proyectada en la Semana de la Crítica Shorta, sobre un incidente policial en la Dinamarca de hoy en día

Anders Ølholm y Frederik Louis Hviid • Directores de Shorta
Anders Ølholm (izquierda) y Frederik Louis Hviid (derecha)

Dos policías que patrullaban en una zona residencial de inmigrantes en la Dinamarca de hoy en día se convierte en un día especialmente hostil para todos los involucrados. Los noveles codirectores Anders Ølholm y Frederik Louis Hviid hablan sobre su trabajo en Shorta [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Anders Ølholm y Frederik L…
ficha de la película
]
, proyectada en la Semana Internacional de la Crítica durante el Festival Internacional de Cine de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: La tradición danesa del cine policíaco se elogia merecidamente, principalmente a través de una cantidad de excelentes series de televisión; Unit One, The Killing: Crónica de un asesinato, El puente y otras. Shorta es una “excepción”, y se hizo para la gran pantalla. ¿Fue este el plan desde el principio?
Anders Ølholm:
Sin duda. Mientras la televisión ofrece diversas e interesantes posibilidades para una historia más larga, mi gran amor es la gran pantalla. Aquí, creas una pieza de trabajo independiente con un claro transmisor.
Frederik Louis Hviid: Shorta es una película, naturalmente y a través de su trama. Se desarrolla dentro de un espacio y tiempo limitados. Nunca funcionaría como una serie.

¿Fue difícil lanzar el proyecto?
A.Ø.:
Un proceso de seis años. Nuestros productores, Toolbox, han sido muy buenos, teniendo en cuenta que los dos somos directores noveles, la película pertenece a ese género, y la forma que queríamos dar para contar la historia. El Instituto Cinematográfico de Dinamarca también ha sido esencial al darnos todo su apoyo, sobre todo a nivel moral.
F.L.H.: En cierto punto, estamos contentos de que haya sido un poco difícil. Porque se supone que hacer una película es difícil, especialmente una como la nuestra, y hemos superado la prueba. Contábamos con un presupuesto decente, no muy grande pero generoso, a pesar de que este género requiere un poco más de dinero. Y nos las ingeniamos para sacar algo bueno de nuestra falta de medios. Nos volvimos muy eficientes y nos centramos en el proceso.

La zona residencial Svalegården (“Granja de las Golondrinas”) no es solo una protagonista en sí misma, sino también fue particularmente construida para esta película, ya que no existe en realidad. ¿Cómo lo llevasteis a cabo?
F.L.H.: Nos pasamos por allí y grabamos en diferentes zonas para montar este lugar ficticio. La razón principal de esto fue que no queríamos personas, al menos danesas, que ubicasen la zona y dijeran: “Ajá, estas cosas pasan aquí”. Las diferentes zonas también ofrecían diversas soluciones que eran perfectas para el rodaje. Puedes entrar a través de una puerta y salir por otra de muchas formas.

¿De qué se encarga cada uno de vosotros?
F.L.H.: Habíamos preparado mucho de antemano por lo que somos un poco como dos cuerpos con una sola voz durante el rodaje. Antes de una grabación analizábamos la próxima escena desde cada posible ángulo y comparábamos opiniones y luego veíamos hasta dónde podíamos llevarla. El día del rodaje, sabíamos exactamente cómo iba a sonar el diálogo y cómo debería verse el decorado. Y esto, a menudo, significaba que teníamos el doble de tiempo para solucionar cosas con el equipo, porque éramos dos directores, no uno.
A.Ø.: En el pasado, Frederik se ha ocupado más de la dirección y yo, principalmente, he estado escribiendo, por lo que hay cosas en las que uno es mejor que el otro, pero es esto lo que nos hace que seamos tan completos. Ha sido un todo un reto, pero en el buen sentido.

¿Volveréis algún día a trabajar de nuevo en pareja?
F.L.H.:
La verdad es que planeamos hacerlo, mucho. Nos conocemos desde hace mucho tiempo y hemos aprendido mucho de ello.

Seguramente sois conscientes del paralelismo entre el joven inmigrante en Shorta que muere por un supuesto acto de violencia policial, y la muerte de George Floyd en Estados Unidos que desató disturbios. Dada la línea de tiempo de producción de tu película, se trata de una coincidencia, ¿no?
F.L.H.: Pura coincidencia. Nos hemos inspirado en un incidente danés, cuyo protagonista era un joven activista de la izquierda que fue agredido por tres policías en la Nochevieja de 1992 y sufrió daño cerebral adquirido. Lo que nos sorprendió de este paralelismo con el caso de Floyd es lo trágicamente actuales que son estos casos, casi 30 años después.
A.Ø.: Está claro que no es nada alegre, pero espero que nuestra película muestre, al fin y al cabo, un poco de empatía y que todos somos humanos, seas un policía danés o Ali de Svalegården. Por lo menos tenemos algo de esperanza.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Alba Barberá Hurtado)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy