email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Semana Internacional de la Crítica

Alessandro Rossellini • Director de The Rossellinis

"Creo sinceramente que la película me ha abierto los ojos"

por 

- VENECIA 2020: Hemos hablado con Alessandro Rossellini, director de The Rossellinis, una coproducción entre Italia y Letonia presentada en competición en la Semana Internacional de la Crítica

Alessandro Rossellini • Director de The Rossellinis

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Alessandro Rossellini, director de The [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alessandro Rossellini
ficha de la película
]
Rossellinis [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alessandro Rossellini
ficha de la película
]
, un documental autobiográfico sobre el tortuoso camino que tomó en su vida y su célebre familia. La cinta es una coproducción entre Italia y Letonia, presentada este año en competición en la Semana Internacional de la Crítica.

Cineuropa: ¿Cómo surge este proyecto?
Alessandro Rossellini: El proyecto surgió en un momento difícil en mi vida privada, pero también en un momento complicado a nivel económico. Si te soy sincero, empezó como una idea para llegar a fin de mes. Al mismo tiempo, estaba saliendo de varios años de adicción a las drogas y empecé a hacerme algunas preguntas. Había ido a terapia, a grupos de autoayuda, y estaba listo para enfrentarme a mi familia. Así que desarrollé la historia sobre esas dos bases: la necesidad de revisarme a mí mismo y la necesidad económica. Pensé que tenía una buena idea: tengo una familia increíble repartida por todo el mundo, que se prestaría a ser el tema de un documental.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cuáles fueron las mayores dificultades a las que te enfrentaste al hacer la película?
Me reuní con Raffaele Brunetti [el productor de la película para B&B film] y me encontré con las dificultades habituales que surgen en estos proyectos. Es decir, escribir una propuesta que sea comprensible para los potenciales distribuidores, y encontrar financiación, que es el mayor problema para cualquiera que haga documentales.

¿Cómo entraste en contacto con VFS Films [el coproductor letón]?
A través de Raffaele Brunetti. Raffaele y Uldis Cekulis [el fundador de VFS Films] son grandes amigos y ya habían trabajado juntos. Ambas son empresas sólidas en plena expansión y decidieron unir fuerzas en este proyecto. Estaba muy contento con los dos productores. Hay algo más que debería mencionar: yo tenía muy poca experiencia, por lo que necesitaba aliados durante el proceso de escritura y edición, pero también en términos de codirección, porque a menudo me encontraba parado frente a la cámara. Confié en Raffaele para rodearme de un grupo de profesionales que podían ayudarme a desarrollar la historia, editarla y empaquetar el producto.

¿Cuánto duró todo el proceso de realización de la película, desde la idea inicial hasta el estreno?
Han pasado casi seis años desde el momento en que concebí la idea (mientras vivía con unos amigos, porque no podía permitirme pagar el alquiler de una casa), hasta el día de hoy. Afortunadamente, muchas cosas han cambiado desde entonces. Ahora soy dueño de una casa.

¿Tu familia ha visto la película? ¿Cómo reaccionaron?
Por supuesto, la han visto. Me encontré con todo tipo de reacciones. A mi padre le gustó. Robertino estaba de acuerdo con ciertos aspectos. Al principio, Isabella (y especialmente Ingrid), estaban muy resentidas por la visión un tanto crítica que tenía de mi abuelo, y también se sentían un poco atacadas. Pero luego encontramos la forma de llegar a un entendimiento. Yo continué haciendo lo que pensaba que era un documental honesto, sin entrar en demasiada polémica con las personas a las que quiero.

¿Cómo ha cambiado tu relación con tu familia?
Creo sinceramente que la película me ha abierto los ojos. Siento que la película ha sido realmente terapéutica para mí, porque me ayudó a ver cómo abordo ciertos problemas, me hizo pensar y me impulsó a hacer las paces con ciertos aspectos de mí mismo. Al final, también me ayudó a crecer un poco y a sentirme un poco más liberado de mi legado familiar.

Has trabajado con Fellini, Lynch, Scorsese... ¿Qué puedes contarnos sobre esas experiencias?
En cuanto a Scorsese y Fellini, aún era muy joven. Empecé a convertirme en un joven profesional con Lynch, con quien hice el piloto de Twin Peaks y Corazón salvaje. Fui el fotógrafo de plató junto con otra chica, y después de eso trabajé principalmente en producción. Fue realmente divertido. Lynch es una persona muy carismática, muy cariñosa y amable. Al final de cada semana, además de mi sueldo, me daba 100 dólares para llevar a todos los asistentes de producción a cenar.

¿Hubo algún momento en el que pensaste que no podías continuar con el proyecto?
Nunca. Debo decir que todo salió sorprendentemente bien. Tuve un choque de opiniones con una de las personas con las que escribía el guion, por lo que decidimos dejar de trabajar juntos. Brunetti me puso en contacto con Andrea Paolo Massara, un guionista joven y brillante, y a partir de ese momento el proyecto despegó. Todo salió muy, muy bien.

¿Estás trabajando en otros proyectos?
Estoy trabajando en una idea muy ambiciosa que reúne mis propias experiencias personales en el trabajo. Soy asesor de rehabilitación en el campo de la adicción a las drogas. Me gustaría hacer un documental de ocho episodios para explicar cómo es realmente la drogodependencia, trabajar con drogadictos y conseguir salir de esa espiral. El proyecto se encuentra actualmente en fase de escritura.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy