email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SITGES 2020

Kike Maíllo • Director de Cosmética del enemigo

“Hemos hecho una adaptación muy libre de la novela”

por 

- Kike Maíllo nos habla de Cosmética del enemigo, su particular versión del famoso libro de la belga Amélie Nothomb, con Tomasz Kot, Marta Nieto y Athena Strates en los papeles centrales

Kike Maíllo • Director de Cosmética del enemigo

Conseguimos charlar con Kike Maíllo (Barcelona, 1975) en un descanso del rodaje de la serie Alma, escrita por Sergio G. Sánchez (Lo imposible [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Juan Antonio Bayona
ficha del filme
]
), que se filma en encrespados exteriores asturianos, donde apenas hay cobertura. Pero nuestra conversación telefónica se centra en su último film, Cosmética del enemigo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kike Maíllo
ficha del filme
]
(España/Alemania/Francia), basado en la novela súper ventas de Amélie Nothomb, que protagonizan Tomasz Kot, Marta Nieto y la sudafricana Athena Strates, que se ha estrenado estos días a competición en la sección oficial del 53º Festival de Sitges.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Cineuropa: Pregunta obligada, ¿qué te atrajo del original para involucrarte en la compleja tarea de adaptar literatura al cine?
Kike Maíllo
: Lo que nos encantó tanto a Toni Carrizosa, que es el productor y mi socio en una pequeña productora que tenemos (Sábado Películas), fue la idea del debate dialéctico entre dos personajes posicionados de una manera muy clara, uno en la corriente de lo políticamente correcto y el otro es un sociópata. Se establece un diálogo entre ellos que nos parecía brillante y eso nos decidió a interesarnos por los derechos de la novela y por acabar comprándolos y haciendo la adaptación, que es libre en el sentido de que trabajamos sobre la idea de un hombre y una mujer, mientras en la novela son dos hombres. Y, asimismo, la hacemos más viva, ya que en la novela es un único espacio y un solo diálogo, mientras nosotros hemos ahondado en la cinematografía que creíamos que había en la historia.

Aparte de ese cambio de género de un personaje y lo demás que has señalado… ¿Muta también el argumento, le das algún giro?
Hay algo más, sí… Hay temas que me interesaban, como la culpa, los fantasmas del pasado, aquello que intentamos ocultar a ojos de los demás y que de alguna manera acaba brotando.

Porque aunque mil aviones tomemos, siempre llevamos nuestros traumas como equipaje…
Sí, la cabeza y le carácter siempre van con nosotros: no podemos huir de eso, para lo bueno y para lo malo.

Estando la novela original escrita en francés, supongo que sería fácil que entrara nuestro país vecino del norte como coproductor, ¿pero cómo se fraguó la colaboración alemana?
Cuando pensamos la película, desde el primer momento queríamos hacerla en inglés, por varias razones: la primordial, porque la sensación de no-lugar, de viajeros que se encuentran se tornaba más internacional y más clara si lo hacíamos en inglés. Buscamos compañeros de viaje y el territorio francés era el más fácil porque la novela está escrita en ese idioma pese a que su autora es belga, pero es un producto completamente de Francia. Así que después tanteamos varios países: Holanda, Bélgica, Alemania… y finalmente quien más nos ayudaba era Hessen, el estado donde está Frankfurt y allí se volcaron con la película.

¿Qué supone de ruptura este film con respecto a tus anteriores trabajos Eva [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
y Toro [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kike Maíllo
ficha del filme
]
? ¿O lo sientes como una evolución de tu carrera como cineasta?
Yo no lo percibo como una ruptura, la verdad. En mis anteriores cortos y largometrajes la idea del misterio, de la amenaza, siempre ha estado muy presente y aunque un thriller como éste no tiene la acción de Toro, porque es más sosegada, sí me apetecía rodar una película de personajes, más volcada en la interpretación. Hay evolución en cuanto a tranquilizar la película y trabajar con los personajes.

En Toro los espacios de la Costa del Sol eran fundamentales; en Cosmética del enemigo un aeropuerto adquiere una importancia primordial. ¿De qué manera la arquitectura condiciona la historia, la psicología de los personajes y la atmósfera del film?
Tengo especial interés por la puesta en escena y la arquitectura, y cómo tiñen los lugares donde habitan los personajes a las películas y a las narrativas. En Eva había una casa a lo western, un hombre solitario y un laboratorio. Como bien decías, en Toro está esa explotación arquitectónica de los sesenta-setenta. Y ahora el protagonista es un arquitecto que trabaja sobre la idea de la perfección del espacio y en buscar líneas más puras: esto habla de cómo nosotros de alguna manera intentamos mostrar nuestra mejor cara, nuestro mejor edificio, sobre todo ahora que todos tenemos redes sociales y estamos sobreexpuestos, mostrando continuamente nuestra vida doméstica. También me interesa la idea del no-lugar, como un aeropuerto, donde el carácter queda relegado: hay funcionalidad y belleza, porque tiene que gustar a mucha gente. Deseaba así hablar, desde la puesta en escena, de lo políticamente correcto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy