email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SEMINCI 2020

Isabel Coixet • Directora de Nieva en Benidorm

"Nunca es tarde para apasionarse por algo"

por 

- Isabel Coixet abrió la Seminci de Valladolid con su última película producida por los hermanos Almodóvar, Nieva en Benidorm, que transcurre en la ciudad turística levantina del título

Isabel Coixet • Directora de Nieva en Benidorm
(© Zoe Sala Coixet/El Deseo)

La imparable cineasta barcelonesa Isabel Coixet rodó, justo antes del advenimiento de la pandemia maldita, su película Nieva en Benidorm [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Isabel Coixet
ficha del filme
]
en la localidad alicantina del título, con un reparto encabezado por el británico Timothy Spall y con producción de El Deseo, la compañía de Agustín y Pedro Almodóvar. El film inauguró el pasado sábado la edición número 65 de la Semana Internacional de Cine de Valladolid y la cineasta gentilmente ha respondido a la llamada de este corresponsal, ya desde su ciudad natal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo has vivido el estreno de tu película en Valladolid, en un momento tan peculiar, por usar un término suave, como el que estamos viviendo?
Isabel Coixet: Fue bonito reunirse allí con los actores tiempo después del rodaje y con los productores, pero todo es extraño: como había toque de queda, hubo que cambiar toda la agenda. ¿Problemas? Todos los que quieras, pero lo importante es que la película conectó con el público y fue bonito verla en un teatro con una proyección fantástica y un sonido espectacular... y yo me quedo con eso, porque más ya no podemos hacer. Todo es extraño, pues parece que vamos a estrenar en el momento más raro de los últimos años y yo qué sé... hacemos lo que podemos.

Soy fan de Benidorm desde que lo descubrí visitando el rodaje de Huevos de oro, de Bigas Luna.
En la película hay un gran homenaje a Bigas (la mujer que se saca un huevo de su cuerpo), a quien yo adoraba: era uno de los directores que mejor ha sabido vivir de la Historia. Era un tipo divertido y relajado, sin las tensiones que otros cineastas tienen: una persona contenta con su vida y trayectoria, muy disfrutón y eso no tiene precio.

En tus películas hablas de jóvenes pero también de personas maduras, algo que se agradece...
Tiene que haber de todo: hay colectivos que parece que nunca salen en pantalla y que una mujer de 50 años tiene que aparecer casi con pañoleta. Hay muchas historias por contar de la edad madura y no siempre se habla de ellas. Empecé a escribir la película hace diez años, en un viaje a Benidorm, y hay ahí un colectivo que es mayor, pero mis protagonistas son unos outsiders en ese mundo de outsiders que es Benidorm.

Pero la película demuestra que no hay edad para enamorarse, para dar un volantazo a tu vida.
Nunca es tarde para empezar a vivir de verdad, sentir y apasionarse por las cosas. Y divertirse, sí.

Su personaje central está obsesionado con la climatología: el tiempo es cambiante e imprevisible, como la vida misma.
Una de las cosas de las que habla el film es de ese momento en que miras al cielo y todo parece que es posible, de la promesa que es el clima: aunque parece que todo esté programado, no lo está. Y eso pasa también con la vida: mira lo que pasa ahora; nadie podía haber pensado lo que estamos viviendo. No hay nada que esté escrito y uno puede estar sorprendiéndose cada cinco minutos.

Llama la atención también el contrapunto entre la luz de Manchester, de donde procede el protagonista, y la de Benidorm, que le deslumbra al aterrizar allí...
El sol le ciega: es otra calidad de luz, atmósfera y aire. Llega a un lugar sorprendente, una mina para cualquier director, lleno de contradicciones y paradojas constantes. Me parece un lugar muy interesante y muchos cineastas lo estamos descubriendo. Mientras filmábamos allí había otros dos rodajes: de una película y una serie.

Tu largometraje mezcla romanticismo con humor y suspense... ¿Cómo se logra que casen bien tantos ingredientes, como en una buena paella?
¡Me gusta mucho esa comparación! Yo he utilizado una estructura de thriller, como una excusa, como un macguffin, como decía Hitchcock para hablar de otras cosas: de una historia de amor. Hay mucha comedia también y muchos personajes solitarios y perdidos como en todas mis películas, porque al final siempre hablo de las cosas que me gustan.

Has mencionado a don Alfred, y el personaje de Ana Torrent en tu película recuerda bastante al ama de llaves de Rebeca...
¡Totalmente! Uno de nuestros referentes era ése: Ana sólo con la mirada expresa tanto... que no le hace falta diálogo. Es un rol que me encanta: ella se ha dejado poner súper fea para el film y estoy muy contenta de haber trabajado con ella y de haberle dado la oportunidad de un personaje que, me consta, se lo ha pasado muy bien.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy