email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición

Ivaylo Hristov • Director de Fear

"Siempre me interesaron las personas que encuentran la valentía para afirmar y defender su punto de vista"

por 

- Hemos hablado con el director búlgaro Ivaylo Hristov, que compite en el Festival Black Nights de Tallin con su cuarto largometraje, la fábula sobre la inmigración Fear

Ivaylo Hristov • Director de Fear

Después de ganar el premio principal en Festival de Cine Golden Rose, el principal evento del cine búlgaro, Fear [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ivaylo Hristov
ficha del filme
]
, del director búlgaro Ivaylo Hristov se ha estrenado en el Festival Black Nights de Tallín. El director nos habla de su película, que da un giro cómico a la crisis de los refugiados.

Cineuropa: La idea de escribir Fear se te ocurrió después de presenciar una situación dramática, cuando unos refugiados que atravesaban Bulgaria en una furgoneta fueron arrestados justo delante de ti. ¿Cómo adaptaste dicho acontecimiento al guion de la película?
Ivaylo Hristov: Desde hace varios años, unos amigos y yo pasamos las vacaciones de verano en un pueblo cercano a la frontera con Turquía. Por la noche, después del incidente con los refugiados, estábamos cenando en el restaurante del hotel y, por supuesto, hablamos de lo que habíamos visto. La conversación no fue seria; al contrario, ¡bromeamos sobre ello! Ya sabes, esas conversaciones con amigos donde las risas son proporcionales a la cantidad de brandy. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Estaba de broma, pero sentía que algo iba mal, como si algo se hubiera alojado en mi mente y me hiciera volver constantemente a la furgoneta de los refugiados. Las imágenes se arremolinaban en mi cabeza: el asfalto brillante de la carretera, las luces brillantes de los coches de policía, la apertura de las puertas de la furgoneta, y en las caras sudorosas de hombres y mujeres con burkas en la cabeza, y en el miedo en los ojos de los niños. De alguna manera, en esta serie de imágenes, también aparecía mi cara deformada por el horror… Y entonces, lo entendí: me afectaba el sentimiento de vergüenza. Me avergonzaba el miedo que sentí cuando vi la furgoneta con los refugiados. No era simpatía, no era deseo de ayudar, sino miedo. Para superar ese miedo, escribí el guion; y espero que también ayude a otras personas. 

De hecho, el tema de los refugiados es sólo el telón de fondo, un contexto que enriquece el argumento y enfatiza el enfrentamiento entre la sociedad y el individuo. Siempre me han interesado las personas que tienen la valentía de expresar y defender su punto de vista, sin importar las consecuencias. El protagonista de la película atraviesa un cambio difícil, de un profesor provinciano solitario y desempleado a una persona que declara con orgullo a personalidades del gobierno, “¡Según la ley, el Estado soy yo!”. 

¿Cuál es tu opinión personal sobre la crisis migratoria en Europa? ¿Qué postura crees que debería adoptar Bulgaria? ¿Crees que Fear es una película política? 
Nunca he creído en las vallas, me disgustan. Todos recordamos un muro que dividía el mundo en dos, pero cayó. Tardó años, pero al final cayó. El gran problema sigue siendo la valla en la mente de las personas. El miedo a los “otros”, a los “extraños” es el principal problema. Desafortunadamente, los políticos generan y avivan las llamas de este miedo. Odio a los políticos agresivos y xenófobos. En este sentido, creo que Fear es una película política. 

Al final de tu película, interpretas a un misterioso personaje que acompaña a Svetla y a Bamba en su huida del pueblo. Parece que los únicos dos personajes buenos de la película son prácticamente expulsados de la historia. ¿Es una opinión sobre la sociedad búlgara? 
Mi aparición en la película es, por decirlo de alguna manera, un guiño, una broma personal conmigo mismo. Yo, como autor, pongo obstáculos y trampas a mis personajes durante la película; a veces, cuido de ellos, esperando que su amor ocurra aquí y ahora, pero no lo conseguí y por eso les dije: ¡Hasta aquí hemos llegado!, y les dejé buscar su felicidad en cualquier parte del mundo: en un lugar más bonito y acogedor, tanto si es en África, en América o en la Antártida.  

¿Te preocupa cómo llegará tu película al público en época de pandemia?
Claro, me preocupa mucho. Para mí, el cine sigue siendo un arte, no una industria y, en este sentido, creo que es en el cine donde tiene lugar una “conversación” seria entre los espectadores y la película. Es triste ver los cines cerrados, pero soy optimista: estamos muy cerca de descubrir la vacuna para el COVID-19. ¡Larga vida a los científicos!

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy