email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición

Laila Pakalniņa • Directora de In the Mirror

"No buscábamos una forma fácil de hacer las cosas"

por 

- Hemos hablado con Laila Pakalniņa sobre su cinta experimental In the Mirror, uno de los títulos de la competición principal del Black Nights de Tallin de este año

Laila Pakalniņa • Directora de In the Mirror

La veterana cineasta Laila Pakalniņa ha vuelto al Festival de Cine Black Nights de Tallín con su nuevo largometraje, la grotesca y experimental In the Mirror [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Laila Pakalniņa
ficha del filme
]
. Hablamos sobre su película, su peculiar “estética selfie” y su nuevo proyecto documental.

Cineuropa: ¿Cuándo empezaste a desarrollar In the Mirror?
Laila Pakalniņa: Al principio, se me ocurrió la idea de explorar las selfies como forma. De alguna manera, mi hija empezó a comunicarse conmigo a través de selfies: todavía no me enviaba fotografías, sino pequeños mensajes en vídeo. Después, entendí que allí había algo que explorar. Pero trabajar con teléfonos móviles no era lo suficientemente interesante para mí. Por supuesto, sabía que necesitaba cámaras profesionales, encuadre horizontal y, muy probablemente, lentes anamórficas porque me gusta trabajar en la puesta en escena, no sólo en el primer plano de una persona. Me di cuenta de que podría ser una forma muy interesante de comunicar y mostrar a las personas el mundo a través del autorretrato. La siguiente idea que se me ocurrió fue un cuento de hadas, Blancanieves. De alguna manera, me di cuenta de que esta madrastra le hablaba a un espejo, por lo que era una selfie. Quería ofrecer esa herramienta a todos mis personajes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Es un proyecto complejo y muy experimental. ¿Tuviste dificultades para explicar tu idea al principio, al lanzar el proyecto y buscar patrocinadores?
Debo decir que estaba encantada de contar con financiación del Centro Nacional de Cine de Letonia. Intentamos grabar algo nosotros mismos. No eran escenas de esta película, pero intentamos hacer tomas de selfies con el mismo tipo de puesta en escena y la misma cámara —la ARRI Alexa Mini— para tener algo específico que mostrar. Era un proyecto que requería que mostraras algo.

¿Cómo fue el casting para los tres papeles principales: Blancanieves, la madrastra y el padre?
Los tres necesitaban —además de habilidades interpretativas— buena condición física. Sinceramente, no hicimos muchas audiciones. La madrastra [Elza Leimane] es una bailarina de ballet muy famosa. Tuve suerte de poder trabajar con ella; tiene mucho talento. Además, su destreza como coreógrafa fue de gran ayuda. Cuando grabamos, Blancanieves [Madlēna Valdberga] todavía era una estudiante, pero también era bailarina profesional y acróbata, ¡una combinación perfecta! El padre [Lauris Dzelzītis] es actor, pero cuando lo invité a la audición, me di cuenta de que estaba familiarizado con el fitness.

¿Por qué quisiste grabar en blanco y negro?
Normalmente, cuando grabas en blanco y negro, es más fácil organizar los encuadres, ya que es menos caótico. Aunque tampoco estábamos buscando una forma fácil de hacer las cosas. Pero esto es un cuento de hadas, y el blanco y negro da una sensación de fantasía a los espectadores. Creo que cuando ves algo grabado en blanco y negro, quizás lo veas así durante los primeros minutos, pero luego puedes dar rienda suelta a tu imaginación y ver los colores. 

Háblanos de la “estética selfie”, ¿cómo la conseguiste?
No todas las tomas se hicieron de la misma manera. Sólo en dos casos los actores no estaban “enganchados” al director de fotografía: cuando llevaban la cámara montada en el cuerpo o cuando estaban corriendo. Esas tomas fueron grabadas con un estabilizador de cámara, montado en el propio director de fotografía o sostenido con la mano. La herramienta principal que usábamos para retratar dicha estética era un palo, que tenía que ser bastante largo, ya que los actores necesitaban estar a una distancia razonable del objetivo para enfocar correctamente. Fue muy difícil mantener a los actores a la distancia adecuada.

¿De qué trata tu próximo proyecto?
Estoy trabajando en un largometraje documental llamado Homes. Otra vez, es más fácil hablar de ello explicando lo que aparece en las imágenes. Es sobre casas y el acto de grabar. Les pedimos a las personas que salieran de sus casas, y las grabamos a través de las ventanas. Les mostramos cómo hacíamos el encuadre, les dimos walkie-talkies externos y el director de fotografía les dijo dónde debían situarse. Esas dinámicas crearon algunas interacciones interesantes entre ellos, son personas de todo tipo: grandes familias, solteros, etcétera… Lo grabamos en Letonia este verano. Ahora estamos en la fase de posproducción. La edición está hecha y estamos terminando el sonido.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy