email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GÖTEBORG 2021

Ronnie Sandahl • Director de Tigers

"El fútbol es un carnaval de masculinidad tóxica... y en cierta manera, eso es fantástico"

por 

- Hemos hablado con el director sueco sobre su nuevo film, que se proyecta ahora en la Competición Nórdica de Göteborg

Ronnie Sandahl • Director de Tigers
(© Sandra Myhrberg)

Inspirado por Martin Bengtsson, un ex futbolista fichado por el Inter de Milán cuando era adolescente, en Tigers [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ronnie Sandahl
ficha de la película
]
, proyectada en Göteborg, Ronnie Sandahl se aventura fuera del terreno de juego, solo para descubrir que ahí es donde está la verdadera competición, especialmente si crees, como The Cure, que los chicos no lloran.

Cineuropa: Todos somos conscientes de cómo funcionan los fichajes en el fútbol, pero escuchar a un chico decir “lo han vendido” parece muy absurdo. ¿Se supone que realmente no ha cambiado en comparación con la experiencia real de Martin?
Ronnie Sandahl:
Lo he modernizado un poco. Él pasó por todo eso en 2004, pero situé la película en una especie de modernidad atemporal, aunque la comercialización del fútbol no ha hecho más que aumentar. Me interesa el fútbol, sé un poco de ello y me sorprende la absurdidad de ese mundo. Como has dicho, y me allegro de que hayas querido hablar de esa línea concreta, hay bastantes momentos donde se expone la absurdidad de sus reglas. Es un mundo donde puedes ser vendido, poseído y comprador. Así que mi pregunta en la película es la siguiente: ¿qué pasa con el valor humano cuando el valor monetario aumenta?

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Son muy jóvenes cuando se les ficha. Es una práctica extraña: invertir en un niño y hacer de eso toda su vida, sin ninguna garantía de que vaya a ir más allá.
Cuentan con pérdidas y las pérdidas son enormes. Digamos que en un equipo de la liga Primavera [competición de fútbol juvenil italiana] hay una persona que lo consigue. Eso está bien. ¿Dos? Genial. Pero hay 20 jóvenes más. La mayoría va y encuentra caminos diferentes, pero no se trata solo de éxito y fracaso, porque algunos de los “exitosos” también acaban cayendo en ese sistema. Martin fue considerado como uno de los mayores talentos del mundo. Nadie entendió qué estaba pasando hasta que cometió un intento de suicidio. A veces veo el fútbol como un espejo de nuestra sociedad. Refleja lo que sucede cuando se trata del capitalismo o la masculinidad, pero es diez veces peor. Me sorprende que no haya buenas películas sobre el tema.

¿Quizás porque solo quieres ver el sueño? En un ambiente así, la gente tiende a tolerar el abuso. ¿Es más fácil pedir ayuda ahora?
Creo que es diferente en para los distintos clubs en cuanto a si utilizan ayuda psicológica o no. Si vienes de Suecia o Nigeria, la soledad y la vulnerabilidad que aportas a este equipo donde nadie quiere verte triunfar es brutal. Ni siquiera estoy seguro de lo que deberían hacer al respecto, pues es un mundo extremadamente competitivo. Para mí, no se trataba de señalar a nadie. Yo no hago ese juicio, simplemente me parece fascinante.

Él no tiene una figura paterna en la película. Nadie le dice que “sea un hombre”. ¿Cuál fue tu forma de actuar a la hora de retratar la vulnerabilidad masculina?
Estoy interesado en la masculinidad. ¿Qué le pasa a un ser humano cuando no tiene permitido mostrar debilidad? Esa persona se quebrará y esas grietas me interesan como cineasta. De alguna forma, es fantástico. Podría haber sido mucho más difícil examinar eso si hubiera venido de fuera, pero pagué mis deudas en el mundo de los chicos. Soy de un pueblo obrero de Suecia donde si demuestras que eres débil, estás muerto.

También hay algo en esa obsesión. Martin tiene tan claro que esto es lo que quiere, pero necesita algo totalmente diferente. El Martin verdadero sigue siendo un chico muy trabajador. Es igual como escritor que como futbolista. Pero encontró otro camino. Es peligroso, como adolescente, el poner toda tu identidad en una sola cosa, y encima vales todo ese dinero. Le jode la cabeza a la gente.

Nos alimentan con esta narrativa de que si quieres algo, tienes que darlo todo. Incluso si su “villano” le dice que tiene que tener hambre.
¿Y quizás tiene razón? Para mí, esta trilogía que comenzó con Borg/McEnroe [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, la cual yo escribí y a la que le seguirá Perfect, centrada en el mundo de la gimnasia, con Olivia Wilde como directora, trata de la idea de que tienes esta debilidad o un vacío que podría hacerte especial. El hambre de Martin es, claramente, letal, pero también podía hacerle triunfar. Tengo también este agujero negro en mí. Intento llenarlo hacienda películas, contando historias, con la esperanza de que le guste a alguien.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy