email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2021 Competición World Cinema Dramatic

Jakub Piątek • Director de Prime Time

"A menudo nos referíamos a la maleta de Pulp Fiction, tampoco se sabe lo que hay ahí dentro"

por 

- Hemos hablado con el director polaco sobre su primer largometraje, que gira alrededor de un secuestro en un estudio de televisión

Jakub Piątek • Director de Prime Time

Mientras el mundo se prepara para dar la bienvenida al nuevo milenio, Sebastian (Bartosz Bielenia) secuestra un estudio de televisión y toma como rehenes a dos personas: una conocida presentadora y un guardia de seguridad. Su plan es simple: quiere transmitir un mensaje a los espectadores. Pero primero, alguien debe aceptar este cambio en la programación. Esta es la trama del primer largometraje de Jakub Piątek, Prime Time [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jakub Piątek
ficha del filme
]
, proyectado en Sundance.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: Mucha gente recordará la Nochevieja de 1999 y toda la expectación alrededor del nuevo milenio, como si estuviera a punto de comenzar un mundo nuevo. También muestras estas reacciones en la película a través de las pantallas.
Jakub Piątek:
En ese momento yo tenía 15 años, así que tal vez fue la primera Nochevieja que no recuerdo [risas]. Cuando revisamos el material de archivo, lo que más me gustó fue que ese año se despidió por todo lo alto. Hubo actuaciones de los artistas más famosos del país, Juan Pablo II bendecía a toda la gente borracha; fue realmente absurdo. Mi madre fue al banco para tener algún tipo de prueba de cuánto dinero había en su cuenta, por miedo al “efecto 2000”. ¡La gente lo creía de verdad! Me gustaba mucho la idea de tener esa fiesta masiva sucediendo en algún lugar fuera de nuestra "burbuja".

Exacto. Están pasando muchas cosas, pero no dentro del estudio. Cuando escuchas hablar de la película por primera vez, te imaginas algo como Network, un mundo implacable de Lumet. Sin embargo, optas por algo más parecido a Esperando a Godot, o esperando al directivo de turno.
Durante el desarrollo de la película, a menudo nos encontramos con la reticencia de mucha gente que comentaba: "El protagonista no llega a decir nada". Después de ver las primeras críticas, he comprobado que este aspecto funciona para algunas personas, mientras que otras lo consideran su mayor defecto. A menudo nos referíamos a la maleta de Pulp Fiction, porque tampoco sabes lo que hay dentro, pero todo funciona igualmente. Buscamos historias similares que habían sucedido en diferentes países, y también en Polonia, pero nadie sabía cuál era la motivación real de este tipo. Era algo que quería mantener en la historia, aunque en nuestro caso es una trama muy diferente. Al principio, queríamos adoptar un formato de reportaje, con varias personas hablando sobre Sebastian, incluida su madre. Eso fue lo primero que cortamos. En lo que respecta a la espera, la película está planteada como una carrera de relevos. Todo comienza con una persona que pasa el testigo al negociador, luego al padre de Sebastian, y así sucesivamente.

Podría interpretarse como la reacción polaca a una crisis. “Lo siento, pero no es parte de mi trabajo”. En una película americana, todo el mundo intentaría hacerse el héroe, ¿no crees?
Me alegra que digas que es algo inherentemente "polaco", porque estas personas no están entrenadas como sus homólogos estadounidenses. Hicimos una serie de consultas durante la preparación de la película. Nos reunimos con un comandante retirado, y desde luego no era Denzel Washington, dispuesto a tomarse la justicia por su mano. Nos dijo: "En un caso como ese, tendrías que hacer muchas llamadas telefónicas". Nuestras unidades antiterroristas tienen que explicarlo todo; ni siquiera pueden permitirse el lujo de granadas cegadoras. Si alguien comenzara a presionarlos de esta forma, preferirían irse a casa y celebrar Nochevieja. Dicho esto, hace unos días recibí un mensaje del negociador que estaba allí cuando sucedieron los hechos en Polonia. Me emocioné tanto que llamé a todos mis actores antes de responder. Él me dijo: "Yo también, acabo de llamar a un amigo que estaba allí".

Para Sebastian sería mucho más fácil transmitir su mensaje en la actualidad, donde parece que todo el mundo tiene algún tipo de “plataforma”. Hace mucho que no veíamos a alguien tan desesperado por ponerse en frente de una cámara.
Yo crecí viendo la televisión; así es como descubrí el cine. Hoy en día, lo primero que ves al entrar en Facebook es una pregunta: "¿Qué estás pensando?". Quieres compartirlo todo de inmediato. Por aquel entonces, existía una cierta jerarquía, y la televisión era como el Monte Olimpo. Si estabas ahí, eras alguien importante. En el proceso conocimos a muchas personalidades de la televisión, y una presentadora famosa nos dijo que cuando entraba en las tiendas, todos se quedaban mirando y hablando de su apariencia como si ella no estuviera allí. Es como si no fuera humana, sino alguien a quien veían en la televisión.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy