email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2021 Competición Big Screen

Dāvis Sīmanis • Director de The Year Before the War

"Desde el principio, quise poner el foco en un estilo visual ecléctico"

por 

- Hemos hablado con el director letón, que ha presentado su tercer largometraje en el Festival de Róterdam

Dāvis Sīmanis • Director de The Year Before the War

The Year Before the War [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dāvis Sīmanis
ficha del filme
]
, el tercer largometraje del director letón Dāvis Sīmanis, se ha estrenado en la competición Big Screen del Festival Internacional de Cine de Róterdam. La película, grabada en blanco y negro y ambientada en 1913, un año antes de la Primera Guerra Mundial, está inspirada en la figura emblemática de Peter, un héroe letón. Sīmanis nos habla del concepto estético de la película y de su inspiración para el personaje principal.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: Esta es tu tercera película ambientada en tiempos de guerra. ¿Qué te atrae de esas épocas históricas?
Davis Simanis: Son periodos críticos que suponen una prueba para la civilización. La vida adquiere una dimensión extrema. La naturaleza de las relaciones se muestra de una forma radical, en su sentido más puro. Me interesa mostrar personajes que no sólo se enfrentan a la guerra exterior, sino también a la batalla interior consigo mismos. De haber querido ambientar la historia en el presente, hubiera tenido problemas para encontrar inspiración. Yo creo que es más difícil encontrar drama en la actualidad. Veo cierta fatiga en las personas hacia sus vidas, pero ninguna participación activa en ellas. Tendría que contar historias sobre el aburrimiento.

¿En qué te inspiraste para contar esta historia?
1913 es un año de grandes extremismos. La racionalidad humana deja paso a la irracionalidad; es un periodo donde reina la locura. Me inspiré en la historia de un anarquista letón que existió de verdad, pero cuya vida es objeto de muchas especulaciones. No se sabe mucho de él. Yo quería recrear una versión suya y dejarlo interactuar de alguna manera con las personas que pudo haber conocido.

Tu forma de mezclar varias lenguas en la película es muy interesante. ¿Por qué quisiste hacerlo?
La irracionalidad llevó a la guerra. Las personas perdieron la oportunidad de comprenderse mutuamente. Aunque hablaban varios idiomas, no se entendían. Me parece un poco contradictorio. ¿Los conflictos aumentaron porque había demasiadas lenguas diferentes involucradas? ¿Hubo alguna fuerza mayor que dio lugar a una confusión inevitable en Europa?  

¿Qué lenguaje visual elegiste?
Desde el principio, quería centrarme en un estilo visual ecléctico. La película es una especie de homenaje a las películas en blanco y negro, no necesariamente películas mudas, sino de las películas que fueron producidas antes de la Segunda Guerra Mundial. Además, la cámara en mano representa el torbellino interno del personaje. Y las tomas más estáticas, con las imágenes más tranquilas, ocurren cuando él está más relajado. Yo quería conseguir un equilibrio entre los dos extremos. 

¿Por qué era importante grabar la película en blanco y negro?
El blanco y negro da a la película una cierta unidad, a pesar de la narrativa no lineal y de la experiencia caleidoscópica que ofrece la historia. Además, enfatiza la ambientación histórica y homenajea a las películas en blanco y negro. Para mí, también destaca el sentimiento de soledad del personaje principal. Casi nunca está solo, siempre está rodeado de personas, y sin embargo se siente solo.

La actuación, al igual que el maquillaje, también recuerdan a las películas mudas. ¿Por qué optaste por un modo de expresión más excéntrico?
Yo quería conseguir un contraste entre el personaje principal y las personas que lo rodean. Los segundos podrían ser sus álter egos, más extrovertidos y excéntricos.

Uno de los temas de la película es la identidad. ¿Por qué te interesaba?
Veo a mi personaje principal como El hombre sin atributos, la novela de Robert Musil. Alguien sensato que es susceptible de ser manipulado e impresionado por su entorno. El hecho de enfrentarse a la guerra y a su propia muerte le hace empezar a plantearse quién es en realidad. Muchas personas que, en un momento determinado de su vida, consiguieron algo grande, no seguían el modelo que se esperaba de ellos. Yo imagino a mi personaje principal echando la vista atrás y sorprendiéndose de haber creado un régimen ideológico.  

Parece que te gusta el humor absurdo y el surrealismo. ¿Te has inspirado en algún director en particular?
Ya es la segunda vez que uso estos elementos. Me gusta el humor negro y llevé la película en esa dirección. Me he inspirado en algunos grandes nombres, pero nombraría a Guy Maddin y Jan Švankmajer como los principales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy