email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Panorama

Damien Odoul • Director de Theo et les métamorphoses

"Quiero proponer un reto a la mirada del espectador y arriesgarme para hacerlo"

por 

- BERLINALE 2021: Hemos hablado con el director francés sobre su nueva película experimental

Damien Odoul  • Director de Theo et les métamorphoses
(© Marie Eve Nadeau)

El director francés Damien Odoul presenta su nueva película experimental Theo et les métamorphoses [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Damien Odoul
ficha del filme
]
en la Berlinale de este año en la sección Panorama. Para la película, se sumergió junto a sus dos protagonistas en lo más profundo del bosque. El resultado es una obra muy sugerente y enigmática que reta los hábitos de la mirada del espectador y presenta a un actor principal muy sorprendente en el papel de Theo. Hemos hablado con el director sobre la creación de la película y su compromiso con el cine.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo conociste a Theo y cómo se convirtió en tu protagonista?
Damien Odoul:
Le conocí a través del teatro. Él actúa en un teatro como actor y bailarín. En realidad, al principio quería trabajar con otro joven para el papel principal, Kostia Botkine. Trabajamos juntos durante dos años pero, desgraciadamente, tuvo que dejarlo. Sus médicos se negaron a que aceptara el papel. Kostia también tiene trisomía, pero con elementos autistas y esquizofrénicos. Es una persona muy interesante, un verdadero artista. Escribe las canciones del único grupo de raperos formado por personas con trisomía que existe. Kostia es más bien un poeta y un artista visual, mientras que Theo es más un artista de interpretación y, por tanto, más cercano a la actuación.

¿Y cómo encontraste al actor para el papel del padre de Theo?
Pierre Meunier es el director artístico de un teatro que dirige con Marguerite Bordat, un teatro llamado Le Cube. A Theo le encanta el teatro y Pierre le llevó con él cuando se conocieron. Fue muy interesante seguir su encuentro.

¿Cuánto tiempo pasaste con ellos?
Nos juntamos un mes antes del rodaje en el bosque. Teníamos mucho trabajo que hacer. Era necesario que se acostumbraran a mi forma de trabajar y quería que se adaptaran al entorno. Tenían que sumergirse en la naturaleza, pero también en un estado mental específico que necesitábamos para los personajes.

¿Tenías un guion?
El proceso de escritura no se detiene para mí antes del rodaje. Tiene tres fases: comienza, claramente, antes del rodaje, pero se desarrolla durante el mismo y vuelve a cambiar durante el proceso de edición. Esto es lo que he aprendido durante los últimos años en el mundo del cine. La escritura está ligada al ritmo de la película. Para mí, el cine es este ritmo. La escritura es el nervio del protagonista, el nervio de Theo. También es el nervio del montaje. El ritmo de mi cine está determinado por su propio nervio, como los latidos del corazón.

Parece muy valiente el estar siempre abierto a cambios durante el proceso de realizar la película
Bueno, en mi opinión, no es una cuestión de valor. Creo que es necesario, como artista, arriesgarse por complete si estás haciendo una obra de arte. Quiero desafiar los hábitos de visión del público y arriesgarme por ello.

Has utilizado diferentes técnicas para la creación de las imágenes. ¿Podrías contarnos algo más sobre el concepto estético de la película que tenías en mente?
Antes de empezar ya sabía cómo quería que fuera la película. Fue un proceso importante. Sabía que quería utilizar las cámaras trampa de los cazadores. Yo mismo he vivido durante años en el bosque, sé cómo es y quería reproducirlo en la película. Mi idea era mezclar diferentes dimensiones cinematográficas que me parecen interesantes. Por eso contrasté las imágenes de video con otras mucho más sofisticadas, por ejemplo.

¿Cómo desarrollaste el texto que dice Theo? ¿En qué te has inspirado?
El texto está pensado como una voz interior. Era importante que encontráramos su emoción en Theo. Sabía que al principio no iba a funcionar. Tuve que rehacerlo en varios momentos. Mi inspiración viene de la literatura más que del cine. Concretamente de la poesía, que es para mí como un canto. Un canto como la Odisea. Pienso en este antiguo Ulises, pero también en el de Joyce. Como Joyce, quería centrarme en un lugar y más o menos en un día.

¿Fue difícil conseguir financiación para la película?
Tuve la suerte de trabajar con Alexandre Perrier, que tuvo el valor de trabajar conmigo. Creo que necesitamos más productores de este tipo, que sean cinéfilos y estén dispuestos a luchar por ua determinada idea del cine.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy