email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

D'A 2021

Borja de la Vega • Director de Mia y Moi

“Conozco muy bien a los actores, sus miedos y preocupaciones”

por 

- El representante de intérpretes debuta en la dirección de largometrajes con un drama familiar que se ha estrenado en la edición número 11 del D’A Film Festival de Barcelona

Borja de la Vega • Director de Mia y Moi
(© Matteo Rovella)

Hasta ahora el nombre de Borja de la Vega (Barcelona, 1975) estaba asociado a la agencia de actores Kuranda. Pero a partir de este momento también lo estará al mundo de la dirección cinematográfica, pues acaba de presentar en la sección competitiva Talents del D’A Film Festival su primera película: Mia y Moi [+lee también:
entrevista: Borja de la Vega
ficha de la película
]
, drama familiar que interpretan Bruna Cusí, Ricardo Gómez, Eneko Sagardoy y Joe Manjón, y que llegará a las salas de cine españolas el 21 de mayo, de la mano de Toned Media.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Antes de ejercer como representante, ¿trabajaste en otros campos de la industria audiovisual?
Borja de la Vega:
Sí, estuve nueve años en marketing de Fox y Universal, en los lanzamientos de vídeo. Luego decidí que quería representar a actores. Al principio tuve mi pequeña agencia y ya llevo siete años y medio en Kuranda.

¿Cómo descubres que te gusta algo tan especial como representar a actores?
Desde muy pequeño dije en casa que quería dirigir películas, pero luego la vida me llevó por otros caminos, aunque estudié Comunicación Audiovisual, mas no tuve la determinación para mover lo que escribía. Entonces me puse a trabajar por otro lado, pero a mí me ha gustado mucho seguir la carrera de los actores y actrices de una manera mitómana: me he dedicado a diseñar carreras de actores (imaginarias) desde muy pequeño. Y un amigo me dijo que debía descubrir gente y, efectivamente, se me dio bien.

¿Cuándo decidiste saltar la barrera y dirigir a actores (y no sólo representarlos)?
Yo voy escribiendo cosas y alguna hemos intentado levantar. Pero con esta película, el germen fue una conversación medio en broma con Bruna y Ricardo: les dije que deberían trabajar juntos, entonces él dijo que escribiera yo el guion. Esa noche me desvelé y redacté un tratamiento de ocho páginas, donde ellos eran hermanos que guardan un secreto y tienen una relación especial: es muy parecido a lo que finalmente hemos rodado. A las siete de la mañana se lo envié a ellos y me dijeron que les encantaba: en dos meses tuve un borrador del guion de Mia y Moi.

¿La has producido tú mismo?
Absolutamente. Y Ricardo me ayudó a sacarla adelante, porque teníamos el empeño de rodarla en una fecha concreta y no dejar que se apagase esa ilusión.

¿Representar a actores ayuda a dirigirles delante de la cámara?
Tuve que superar cierto pudor, porque conozco a los intérpretes desde un lugar completamente diferente. Un cineasta que llega con un proyecto genera ya una relación de trabajo, mientras que yo tenía que reconfigurar eso con personas con quienes hablo todos los días de contratos, pruebas y castings. De repente, teníamos que olvidar eso y además mis actores tenían más experiencia que yo rodando: eso me generaba pudor, pero ellos lo separaron totalmente y nunca me hicieron sentir inferior, sino al revés, establecimos la relación de manera fácil y no se generó ningún tipo de confusión. Es verdad que les conozco muy bien, con sus miedos y preocupaciones: sé cómo hablar con actores y sí, en ese sentido tengo una experiencia de tratar con actores que seguramente ayudó.

Inevitable preguntar si hay algo de autobiográfico en tu ópera prima…
No, nada, menos mal… cero autobiográfico sobre lo que sucede en la película o del tipo de relación que tiene esa familia. Yo ubiqué la trama en Cataluña, cerca de donde crecí y hubo cosas que, cuando estábamos con la preproducción, me hicieron conectar con mi infancia y sí hay en el film sensaciones cotidianas, como cuando juegan a las cartas o al monopoly.

¿Por qué abordar un asunto tan delicado como la violencia y el maltrato para debutar en la dirección?
No fue por algo especial, aunque lógicamente me preocupan esos temas. En mi cabeza existía el personaje de esa chica que está en una relación abusiva y cuando lo escribía empecé a pensar de dónde venía y me interesó que la historia no contada de los padres les había marcado: estaba contando la historia de dos hermanos condicionados por su infancia. Me parece importante que cuando escribes un tema así, hay que hacerlo con respeto y tratar de ser lo más veraz posible.

¿Y ha habido alguna película que te haya influido a la hora de encarar esta?
Soy ecléctico en mis gustos, de Scorsese y Polanski a Sofia Coppola o Xavier Dolan, pero hay una, La enfermedad del domingo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ramón Salazar
ficha de la película
]
, de Ramón Salazar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy