email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Semana de la Crítica

Constance Meyer • Directora de Robuste

"Quería filmar estos dos cuerpos y retratar la soledad de estos dos personajes"

por 

- CANNES 2021: La directora francesa habla sobre su primer largometraje, presentado en la inauguración de la 60a Semana de la Crítica

Constance Meyer  • Directora de Robuste

Robuste [+lee también:
crítica
entrevista: Constance Meyer
ficha de la película
]
, el primer largometraje de la francesa Constance Meyer, narra la historia agridulce de un veterano actor de cine y una joven agente de seguridad encargada de velar por él. La película ha inaugurado la 60ª Semana de la Crítica del 74º Festival de Cannes.

Cineuropa: ¿Cómo surgió la idea de hacer la película? ¿Escribiste el guion pensando en Gérard Depardieu?
Constance Meyer: Sí, escribí pensando en él y en Déborah Lukumuena, y en los dos juntos. Fueron ellos quienes inspiraron esta película. En cuanto a la idea inicial, no lo sé. Creo que simplemente sentía la necesidad de grabar estos dos cuerpos y contar la soledad de estos dos personajes, un tema que ya había explorado en mis cortometrajes. También me venía mucho a la cabeza la imagen de un hombre robusto desvanecido en los brazos de una mujer, y yo me decía que esta mujer lo salvó, lo ayudó. Yo formo parte de esa imagen y construí el guión en torno al encuentro de estos dos personajes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

La película se articula en torno a polaridades muy marcadas (clase social, edad, color de piel, profesión) que esconden similitudes profundas que acercan a ambos personajes.
Siempre me ha parecido interesante poner frente a frente a personajes que, en apariencia, no tienen nada que ver el uno con el otro. Yo no quería hablar necesariamente de los diferentes entornos sociales porque no traté la película de forma social: es más bien una película sobre la intimidad de dos personajes que se construye conforme a su encuentro. Pero, en efecto, estas grandes diferencias, estas oposiciones están de fondo y eso alimenta enormemente el encuentro. Pues cuando encontramos a personas que se parecen a nosotros es menos divertido, menos interesante, menos cinematográfico.

¿Hasta qué punto el personaje de Georges está inspirado en Gérard Depardieu?
Todas las secuencias son inventadas. No he reproducido nada que yo haya visto. Pero está impregnada de Gérard, de lo que yo pude observar, sentir o ver de él, sin que reivindicar un aspecto documental o biográfico. Yo quería inspirarme en lo que era para crear un personaje de ficción. Además, Gérard es alguien que crea un mito, que crea ficción todo el tiempo: sus declaraciones son comentadas y hay una especie de puesta en abismo de su persona. Su intimidad, su verdad, nadie la conoce a parte de él. Yo pensé que, de todas formas, él ya había hecho de todo, que era tan exhaustivo que resultaba más íntimo traerlo a algo más cercano a él sin que dejara de ser él. Además, cuando vio la película, refiriéndose al personaje, dijo: “este tipo es un poco idiota, un poco egoísta”. Y él no hablaba de sí mismo, sino de su personaje.

Tú conoces el mundo del cine, que también es el de Georges. ¿Y el de Aïssa, su trabajo de agente de seguridad y su carrera de deportista de alto nivel?
Me encantan las artes marciales y los deportes de combate como espectadora. He frecuentado mucho un club de lucha libre que hay cerca de mi casa y allí conocí a Didier, un hombre extraordinario que me habló de este deporte. Asistí a varios entrenamientos y fue él quien entrenó a Déborah y desempeñó un papel muy importante durante la preparación de la película. También descubrí que había una metáfora del juego en la lucha porque hay un frente a frente. En la lucha, hay dos personajes que se miran, se observan e intentan atraparse, y eso me recordó a una versión animal de actuar. Me fascinó. En cuanto al trabajo de agente de seguridad de Aïssa, lo elegí porque me encantan los universos diferentes: la policía, los agentes de seguridad, los luchadores, los actores.   

El decorado del lugar donde vive Georges es muy importante. ¿Cuáles eran tus intenciones en cuanto a la puesta en escena?
La casa era un elemento crucial: es un personaje de la película. Tenía que existir y englobar a todos los personajes de película, existir casi fuera de ellos, dar la sensación de que siempre ha estado ahí y de que siempre estará. Buscamos mucho antes de encontrar esta casa de arquitectura tan original, construida como un platillo volador. Parece un vientre, un barco, y tiene muchos cristales. La puesta en escena está muy influenciada por la elección de este decorado, pues había ventanas redondas por todas partes cuyos reflejos complicaron el trabajo del micrófono, del ingeniero de sonido y del director de fotografía, que debía gestionar las entradas de luz. Pero eso dio una atmósfera auténtica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy