email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2021 Platform

Laurent Cantet  • Director de Arthur Rambo

"No quería que la película fuese un juicio, pero cada uno tiene sus propias convicciones"

por 

- El cineasta francés explora la violenta era de las redes sociales a través de la caída vertiginosa de un joven y popular novelista

Laurent Cantet  • Director de Arthur Rambo

El octavo largometraje del cineasta francés Laurent Cantet (Palma de Oro en Cannes 2008 con La clase [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carole Scotta
entrevista: Laurent Cantet
ficha de la película
]
), Arthur Rambo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Laurent Cantet
ficha de la película
]
, se ha estrenado en la sección Platform del 46º Festival de Toronto y competirá en el 69º Festival de San Sebastián.

Cineuropa: Arthur Rambo está libremente inspirada en la historia del cronista radiofónico Mehdi Meklat, cuyos tuits ofensivos publicados bajo seudónimo salieron a la luz a principios de 2017. ¿Qué te atrajo del suceso?
Laurent Cantet: En el momento del escándalo, yo estaba muy sorprendido porque había leído artículos suyos en el Bondy Blog, lo había escuchado en France Inter, y me parecía muy interesante su inteligencia política. Cuando sus tuits salieron a la luz, me costó unir los trozos, decirme que era el mismo personaje. ¿Cómo era posible? Había una especie de enigma que me dio la sensación de que podía convertirse en una película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Por qué decidiste narrarla en 48 horas?
Quería que la película retratara un suceso porque los sucesos siempre revelan algo sustancial de la época y, a menudo, lo llevan al extremo, pero no quería que fuese un biopic. Quería mantener la distancia y la libertad con respecto a una historia real para no sentirme obligado a apegarme a ella. Concentrar la acción en dos días, en el auge y caída de Karim D., me parecía una forma de librarme de aspectos biográficos que me hubieran estorbado. Centrándonos en el tiempo, también reconstruimos algo de la época y de las redes sociales, esa velocidad extrema: podemos ganar popularidad muy rápido y de golpe, en unas horas, somos detestables… Esas 48 horas daban cuenta de la violencia del fenómeno.

¿Cómo trabajaste para no hacer un retrato exagerado de Karim D. sin sobrecargarlo demasiado?
Era la gran pregunta durante la escritura del guion [ndr. escrito por el director, Fanny Burdino y Samuel Doux]: ¿Qué distancia tomar con el personaje para no limpiar su imagen, algo que yo no quería, sin hacerlo inadmisible? Al principio, la película no lo juzga, no da explicaciones, permanece en este enigma del personaje, enigma que él mismo comparte porque está tan perdido como nosotros frente a lo que ha hecho y, sobre todo, a lo que ha escrito. Era complicado encontrar esa distancia. A menudo, la película muestra cierta empatía hacia el personaje, pero no lo exime de las tonterías que haya podido escribir.

La película también trata el tema de una Francia congelada a nivel geográfico y social.
El personaje es una especie de tránsfuga nacido en los suburbios en una familia de origen magrebí, que encontrará de forma fulgurante un lugar al otro lado de la carretera de circunvalación. Pero, y es una conclusión un poco pesimista que suelo incluir en mis películas, hay una especie de arresto domiciliario para sus jóvenes. El personaje todavía no conoce los engranajes del otro mundo y lo enviamos rápido al otro lado. Pero, de todas formas, proceda o no de los suburbios, sus tuits son inaceptables.

Karim D. pasa por una sucesión de espejos, de encuentros que exponen toda una gama de reacciones.
Está construida como una película de juicios. A Karim D. le exigen explicaciones su editora y todo el equipo de la editorial, luego sus amigos parisinos, después sus amigos de los suburbios y, por último, su madre y su familia. Está obligado a responder a esas preguntas, pero no puede responderlas porque no se conoce a sí mismo. De forma progresiva, da pistas que la película muestra una a una sin llegar a una conclusión porque ni yo mismo lo sé. No quería que la película fuese un tribunal, pero cada uno tiene su opinión al cabo de un rato, formulada por la posición de cada uno en el mundo. Los amigos parisinos que tuvieron la misma trayectoria que el personaje se sienten debilitados porque él ha deteriorado su imagen de un solo golpe; los amigos de los suburbios lo rechazan porque tienen miedo de que los metan a todos en el mismo saco, y su madre lo rechaza diciéndole que ella no le enseñó a hablar así, etc.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy