email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2021 San Sebastián Industria

Juan Andrés Arango y Paola Andrea Pérez Nieto • Director y productora de Donde comienza el río

“Las historias tienen que tener la capacidad de tocar la puerta de espectadores en cualquier lugar del mundo”

por 

- Hablamos con el director y la productora del proyecto colombiano, que se ha llevado el Premio DALE! de EFAD y CAACI en el X Foro de Coproducción Europa-América Latina

Juan Andrés Arango y Paola Andrea Pérez Nieto • Director y productora de Donde comienza el río
El director Juan Andrés Arango (derecha) y la productora Paola Andrea Pérez Nieto (centro), recogiendo su Premio DALE! en San Sebastián de mano del representante del ICAA Pablo Pérez de Lema (izquierda) (© SSIFF/Ulises Proust)

El X Foro de Coproducción Europa-América Latina que tuvo lugar durante el 69° Festival de San Sebastián acogió la entrega del Premio DALE! (Desarrollo América Latina-Europa) al proyecto Donde comienza el río, del director colombiano Juan Andrés Arango y producido por Paola Andrea Pérez Nieto para Inercia Películas. El galardón, otorgado por la Asociación Europea de Directores de Agencias de Cine (EFAD) y por la Conferencia de Autoridades Audiovisuales y Cinematográficas de Iberoamérica (CAACI), está dotado con 20.000 € para el productor mayoritario del proyecto ganador, y en ediciones pasadas ha contribuido a la creación de exitosas películas como La llorona [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jayro Bustamante
ficha de la película
]
de Jayro Bustamante o El agente topo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Maite Alberdi
ficha de la película
]
de Maite Alberdi. Este año, el premio ha recaído en esta “historia sobre la riqueza de la cultura embera y la complejidad de su situación contemporánea”, en palabras de su director, con el que hemos hablado tras su premio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué te ha llevado a crear este proyecto?
Juan Andrés Arango:
Donde comienza el río es una película sobre los espacios de memoria que llevamos por dentro y como cada vez se hacen más distantes de espacios exteriores que continúan cambiando cuando nos alejamos de ellos. A través de este tema me interesa acercarme a la comunidad embera presente en Bogotá desde hace algunos años y a las que siguen en los territorios del Pacífico colombiano. La película es una búsqueda de entender las razones de su desplazamiento, la experiencia de radical adaptación que supone la vida en la ciudad y los lazos espirituales que los siguen ligando al territorio.

¿Qué sabías del pueblo embera y cómo ha sido conocerlo más en profundidad?
J.A.A.: De los embera inicialmente solo sabía que son uno de los pueblos indígenas más importantes de Colombia. La experiencia de varios años de investigación me ha permitido aprender de ellos una manera en ver el mundo en la que todo está ligado con una relación estrecha con la naturaleza. Es precisamente esta relación profunda con la selva, que abarca la transferencia de conocimiento, la espiritualidad, la vida cotidiana, la que hace que sea tan duro para la comunidad embera encontrar su espacio en un contexto urbano y marginal como en el que viven en Bogotá.

¿Cómo habéis encontrado a vuestros protagonistas?
J.A.A.: Los protagonistas de la historia vienen de la observación de lo que sucede en barrios como el San Bernardo y el Voto Nacional donde jóvenes embera interactúan con jóvenes que han crecido en las realidades complejas del centro de Bogotá. Yajaira y Jhon son de esta manera una mezcla de muchas historias escuchadas durante la investigación y vistas desde mi sensibilidad específica. Así como Dónde comienza el río presenta una de las miles de historias que se pueden contar sobre la riqueza de la cultura embera y la complejidad de su situación contemporánea. Mi intención con esta película es generar curiosidad en el espectador para que busque descubrir las demás.

La película nace en el encuentro entre un adolescente blanco y una joven madre embera. ¿Cómo son las relaciones entre la sociedad blanca y la indígena en la actualidad en Colombia? ¿Qué te interesa contar sobre esto?
J.A.A.: Las relaciones entre los embera y la sociedad mestiza han sido generalmente distantes debido tanto a los fuertes prejuicios con que son vistos los embera por buena parte de la población como a el deseo de las autoridades tradicionales de proteger su cultura de la “contaminación” que viene de fuera de ella. Las nuevas generaciones de lado y lado tienen sin embargo una curiosidad y una apertura mucho más grande hacia el otro. En la película me interesa contar este acercamiento y lo universal que se encuentra cuando hay un contacto humano real.

La película ya cuenta con socios franceses y canadienses, y seguís buscando otros nuevos, tanto en Europa como incluso en Asia. ¿Cuáles son las razones de esta gran apertura al mundo?
Paola Andrea Pérez Nieto: Seguimos buscando un cuarto socio que puede venir tanto de América, como de Europa o Asia. En primer lugar porque es la forma en la que tradicionalmente hemos hecho nuestras películas y nos parece una forma muy orgánica que nutre profundamente nuestras historias. Y en segundo lugar porque sentimos que aunque este proyecto parte de una historia muy local, también toca temas profundamente universales como la juventud, la migración, la identidad, las comunidades ancestrales, entre otros, y al ser estos temas que se están discutiendo a nivel mundial en la actualidad se nos hace importante que miradas de otras latitudes del mundo alimenten nuestro proceso creativo. Creemos que las historias tienen que poder ser transversales en sus temáticas y tener la capacidad de tocar la puerta de espectadores en cualquier lugar del mundo, abriendo la mente cada día más a la hibridación y aceptación de todas las culturas.

Habéis recibido el Premio DALE! en San Sebastián. ¿Estáis más cerca de lo que veníais buscando al haber pasado por el Foro de Coproducción Europa-América Latina? ¿Con algún acuerdo quizás?
P.A.P.N.: Estamos muy felices por el premio, es un gran espaldarazo en estas épocas donde la financiación pública se hace cada vez más escasa y compleja. Fue una gran semana para nosotros como equipo, el trabajo realizado durante los días del Foro de Coproducción, fue intenso pero al mismo tiempo tenemos la sensación de que ha nutrido mucho nuestro proceso de desarrollo y nos ha dado herramientas para seguir adelante con nuestro proceso de financiación. Venimos con varias propuestas, pero ahora habrá que decantar muchas cosas, tomar decisiones y extender algunas conversaciones que se nos quedaron cortas en San Sebastián.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy