email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

España

Leire Apellaniz y Marc Sempere-Moya • Directores de Canto cósmico. Niño de Elche

“Ambos sentimos un arrebato cuando le vimos sobre un escenario”

por 

- El dúo de cineastas se ha aproximado al poco ortodoxo artista andaluz para construir un collage-retrato donde tienen cabida tanto su lado más personal como algunas actuaciones

Leire Apellaniz y Marc Sempere-Moya • Directores de Canto cósmico. Niño de Elche

Presentado en el último Festival de Cine Europeo de Sevilla y de la mano de Márgenes Distribución llega el 4 de febrero a las salas españolas el documental Canto cósmico. Niño de Elche [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Leire Apellaniz y Marc Sem…
ficha de la película
]
, que han dirigido Leire Apellaniz (El último verano [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
) y Marc Sempere-Moya (El ball del vetlatori). Con ellos hablamos de este film.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué hace especial a Paco, Niño de Elche, para dedicarle tanto tiempo y trabajo?
Leire Apellaniz:
Esta película comienza a gestarse hace casi siete años, con Marc absolutamente obsesionado con Paco como artista, no como persona. Otra cosa es que nos hayamos hecho amigos por el camino y ahora le queramos más, pero fue un arrebato que sentimos los dos, aunque yo me uno a este proyecto cuando Marc ya llevaba tres años con ello. En 2018 me sumo al carro y nos une el haber tenido esa sensación ambos: vimos actuar a Paco y nos explotó la cabeza, cuando yo no era ni conocedora ni fan del flamenco; pero percibimos su capacidad de ser genuino y estar siempre recibiendo influencias, deglutiéndolas y regurgitándolas, haciendo cosas increíbles que al final, dentro de su experimentación, son asequibles y te llegan profundamente. Me fascina esa capacidad de Paco de ser tan apasionado, intelectual y performativo.

Marc Sempere-Moya: Ha sido una relación muy nutritiva y cálida desde el primer momento: Paco me sigue sorprendiendo y sigo aprendiendo de él, lo cual es maravilloso después de tanto tiempo. En el primer concierto suyo me sorprendió cómo podía tener interiorizada la tradición del flamenco y, al mismo tiempo, arremeter con violencia en contra de eso mismo: era un conflicto que necesitaba responder y sus matices los he aprendido con su obra. Y agradezco su generosidad, que dijo sí a todas nuestras propuestas. Lo que hemos hecho con él no se puede hacer con cualquiera: la forma del documental ha intentado ser lo más fiel a su actitud heterodoxa, influenciándonos con su presencia, pues nos hemos empapado de su valentía y libertad creativas. Su figura nos retaba, nos impulsaba a tener que ir más lejos, y eso es un privilegio.

Precisamente por eso… ¿Cómo os planteasteis la estructura del film?
L.A.:
Teníamos muy claro que, al ser un personaje tan complejo, la única forma de aprehenderle es tratando de retratar a quien había sido importante a lo largo de su vida, desde lo artístico o lo familiar, social, filosófico y político. En ese camino Marc hizo un trabajo grande de conocer los entornos pasados de Paco: personas sobre las que pilotaba el personaje central. En ese camino seleccionamos nombres relevantes de su vida, al entrevistarles dábamos una imagen de una de las caras de Paco, haciendo un retrato caleidoscópico de él a través de personas que le habían influido en un momento dado, y así el espectador podía hacer su lectura propia de Niño de Elche. También, para que el público entendiera la dimensión artística de Paco, mezclamos todo eso con él actuando para nuestra cámara. Tanto esas performances –realizadas ex profeso para el documental, recogidos en plano secuencia– como las entrevistas –simples, puras y frontales– las hicimos en un contexto esencial, para no romper la magia, nuestro objetivo era llegar al espíritu de la persona. Era un reto ambicioso, pero es lo que anhelábamos: de ahí esa estructura que busca lo básico.

M.S.: Los entrevistados son una mezcla entre personas que pudieran expresar y representar bien lo que es Paco y que, al mismo tiempo, dentro de su biografía hayan sido quienes han hecho que cambiara, dejara de ser como era y pasara a ser de otra manera.

¿Eso hace distinto a este documental de otros centrados en Niño de Elche?
M.S.:
Aquí no se explica el comienzo de su carrera, porque no queríamos hacer una película para fans, ni de idolatría. Aquí aparecen sus virtudes, pero también sus defectos, dudas y conflictos: esa visión tan completa y compleja nos diferencia. Las narraciones habituales centradas en artistas se construyen alrededor de un concierto final o se sigue una historia personal, pero nuestra película es poética, sin una historia lineal a la que agarrarse.

L.A.: Pues ha sido mucho tiempo, amor y dedicación volcados en la película. Además, en el festival de Sevilla, cuando llegamos al teatro Alameda para el estreno, Marc descubrió que fue allí mismo donde vio actuar a Niño de Elche por primera vez. Fue magia, porque allí se cerró el círculo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy