email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Quincena de los Realizadores

Alice Winocour • Directora de Revoir Paris

"La gente se paraba una y otra vez para preguntarnos si había pasado algo, y tuvimos que plantar carteles diciendo 'Esto es un rodaje'"

por 

- CANNES 2022: La directora francesa se inspira en los atentados de noviembre de 2015 en París para proponer una lectura muy personal de los eventos

Alice Winocour • Directora de Revoir Paris

En Revoir Paris [+lee también:
crítica
entrevista: Alice Winocour
ficha de la película
]
, proyectada en la Quincena de los Realizadores del 75º Festival de Cannes, conocemos a Mia (Virginie Efira), que queda atrapada en un atentado terrorista en un bistró parisino e intenta recuperar poco a poco su vida normal después de esta traumática experiencia. Además de haber hecho una investigación exhaustiva sobre el tema, la directora/autora Alice Winocour también tiene una conexión personal directa.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué decidiste embarcarte en esta historia?
Alice Winocour: Por una cuestión personal, ya que mi hermano menor estuvo en el Bataclan la noche del atentado terrorista. Le estaba escribiendo un mensaje de texto y me respondió que no podía escribir porque el lugar había sido tomado por terroristas. Escribí a partir de mis recuerdos de esa noche, y también de las conversaciones que tuve con mi hermano los días y los meses posteriores. Decidí no representar el Bataclan y escribir sobre un lugar ficticio, inspirado en esos recuerdos y en el mundo que descubrí a través de mi hermano y de las personas que estaban con él y sobrevivieron.

Entendemos que tu hermano sobrevivió.
Sí, por supuesto, tendría que haberlo aclarado. Y ha seguido muy de cerca la película: leyó el guion y vio al reparto. También aparece como extra en la película.

¿Hablaste con expertos en psicología y psiquiatría durante tu investigación?
Por supuesto. Y me hablaron de la idea del “diamante en el trauma”, que es la belleza que puede surgir de la tragedia. Detrás de un suceso traumático hay encuentros entre personas que no se hubieran conocido de no haber ocurrido esa tragedia, que proceden de mundos y clases sociales diferentes. Durante la mayor parte del tiempo, estamos atrapados en nuestra clase, y los momentos en que eso puede cambiar son muy pocos, si se dan. Pero en momentos así, no hay barreras: todos somos iguales ante la tragedia. Visité asociaciones de supervivientes donde las personas que perdieron a sus seres queridos buscaban a los que estuvieron presentes en el atentado para saber si recordaban lo que hicieron o dijeron antes de morir. Intentaban reconstruir los hechos como colectivo, donde el colectivo es parte de la cura porque no puedes hacerlo tú solo. Las personas se unen, están ahí para el otro, para ayudarse unos a otros. Mostrar esto hoy, con diferentes comunidades peleando unas contra otras, parece importante y es algo bonito.

La ciudad de París tiene un papel importante en la película, casi un personaje más.
París es mi ciudad. Nunca había grabado en París; fue difícil para mí. Quería mostrar París como un personaje; el personaje herido en que se convirtió la ciudad después de los atentados y que cada parisino sintió. Sentimos emociones cuando grabamos, sobre todo porque los juicios a los terroristas de Bataclan se celebraron al mismo tiempo. Estábamos grabando fuera del restaurante donde el ocurre el atentado en la película, teníamos todas las velas para conmemorar a las víctimas. Y las personas se detenían una y otra vez para preguntar si había ocurrido algo, así que tuvimos que poner carteles que decían: “Estamos grabando una película”. Así que la realidad y la ficción se acercaron mucho, en mi cabeza y en la ciudad.

¿Fue difícil encontrar un título? Elegiste Revoir Paris (en inglés, Paris Memories).
No fue fácil. Lo que me gusta de Revoir Paris [“Revisualizar París”] es el significado de mirar con ojos nuevos. Pensé mucho en El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders, mientras escribía, con ese ángel en una ciudad de la que ya no forma parte humana, como le ocurre al personaje de Virginie. Ella está en una especie de limbo, un fantasma que puede ver a los otros fantasmas del atentado.  

¿Fue difícil salir de la película y dejarla seguir su curso?
No, al contrario. El proceso fue largo, y me alegré mucho de poder estrenarla en Francia y en Cannes. Mi hermano la vio ayer conmigo por primera vez. Estaba contento, pero tendremos que hablar más de ello en el futuro.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy