email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Competición

Sylvie Verheyde • Directora de Stella est amoureuse

"Creo que hoy, muchos adolescentes se encuentran a sí mismos muy solos y les cuesta encontrar su propia manera de expresarse"

por 

- La directora francesa vuelve atrás en el tiempo reflexionando sobre su juventud, más de una década después de su primera película autobiográfica, Stella

Sylvie Verheyde • Directora de Stella est amoureuse

Sylvie Verheyde, que acaba de presentar su séptimo largometraje, Stella est amoureuse [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sylvie Verheyde
ficha de la película
]
, en la competición internacional del Festival de Locarno, nos ha revelado algunos detalles sobre su conexión personal con la trama de la película, el proceso de recreación histórica y sus elecciones estéticas.

Cineuropa: Comenzaste tu viaje autobiográfico en el cine con Stella [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
(presentada en las Giornate degli autori de Venecia en 2008), en la que reflexionabas sobre tu juventud. En Stella est amoureuse tratas tu adolescencia. ¿Por qué has decidido volver a la historia de tu vida?
Sylvie Verheyde:
La primera película se centraba en una joven criada en un entorno humilde, a punto de entrar en el instituto, donde descubre un nuevo mundo, el mundo de la cultura. Stella est amoureuse pone el foco en una adolescente, una chica un poco mayor, que se encuentra en la etapa de abandonar el entorno de sus padres. La joven siente que ya no pertenece a ese mundo, pero tampoco se identifica con el entorno de sus amigos. Necesita encontrar su voz, su mundo, su lugar en la vida. Creo que hoy en día, muchos adolescentes se encuentran muy solos y les cuesta encontrar su propia manera de expresarse. Cuando yo era joven, mi generación vivió algunos avances, pero ahora parece que se han detenido. Por eso, espero que a través de mi viaje, los adolescentes puedan darse cuenta de que encontrar su propio camino es una responsabilidad personal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Resulta refrescante ver una película sobre el paso a la edad adulta que no está marcada por los abusos de alcohol, drogas y sexo. ¿Fueron así de inocentes los años 80?
Para nada, tan solo es mi caso personal. De hecho, había drogas por todas partes, y Stella crece en el famoso club Les Bains Douches, que es un ambiente lleno de riesgo, adictos y prostitutas. Sin embargo, ella ni siquiera bebe, ya que le genera rechazo ese comportamiento. Prefiere centrarse en el aspecto positivo de la vida, que se refleja en su amor por el baile. La discoteca a la que acude para divertirse es un punto de encuentro para diferentes tipos de personas, de distintos contextos, por lo que existe la posibilidad de mezclarse con otros círculos sociales. En el momento en que suspende su examen final, surge un sentimiento de ansiedad, ya que podría estar tomando un mal camino. En los 80 había mucha heroína, mientras que a finales de la década creció la amenaza del SIDA. Fue un momento muy duro en general, pero desde mi punto de vista, este club era un lugar feliz. Por lo tanto, el personaje de Stella logra mantenerse fiel a sí misma.

También es una película muy atmosférica. Parece que hiciste un gran esfuerzo a la hora de recrear la ambientación, con esos interiores tan típicos. ¿Fue difícil?
Hubo dos elementos principales en este proceso. En primer lugar, la reconstrucción histórica no buscaba convertirse en un personaje más de la película, porque mi visión personal se apoyaba en un sentimiento interno. En este sentido, tuve que mantenerme muy cerca de su percepción. Por supuesto, todos los detalles y referencias a la época tenían que ser muy precisos, pero sin obsesionarnos demasiado al respecto. Mi objetivo era mantener el foco en su mirada, lo cual es esencial. Por supuesto, me encargué de elegir la ropa y las canciones adecuadas, pero nunca le recordé al elenco que estaban actuando en una película de época. Quería que actuaran con naturalidad y espontaneidad. La única vez que tuve que recordarles que estaban interpretando personajes del pasado estaba relacionada con el uso del lenguaje, para que no emplearan la jerga contemporánea.

¿Qué cualidades buscabas al seleccionar a las actrices?
Mi enfoque para las pruebas de casting y de pantalla era darles diálogos, pero también tareas de baile. Algunos de ellos son profesionales, pero no todos. Conocí a Flavie Delangle, la actriz que interpreta a Stella, durante la primera semana, y su estilo de baile me convenció para escogerla. No es profesional, pero se siente a gusto con su cuerpo y se mueve de forma muy natural. Debido a mis orígenes de clase popular, también reconocí ese contexto en su forma de hablar y su lenguaje corporal, lo cual que era importante para mí.

Supongo que financiar una película de época que no está necesariamente relacionada con hechos históricos o políticos no es fácil. ¿Cuál era el principal argumento para vender tu película?
Fue fácil empezar el proyecto porque Stella fue un éxito y yo ya había demostrado mi capacidad para filmar una película de época con bajo presupuesto. La popularidad actual de los relatos iniciáticos también ayudó. Sin embargo, tuve que luchar por mantener el enfoque de la película: los productores querían bailes más profesionales para poder vender la película a la televisión, mientras que yo insistí en grabar escenas sin coreografía.

Stella est amoureuse tiene un final abierto. ¿Estás pensando en hacer una tercera parte?
Nunca lo había pensado, pero si alguna vez lo hago, trataría sobre Stella haciendo películas. Ya que nos encontramos en un punto de inflexión donde el cine está cambiando por completo, podría ser una oportunidad para reflexionar y meditar sobre el estado del arte cinematográfico en la actualidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy