email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2022 Fuera de competición

Sergei Loznitsa • Director de The Kiev Trial

"Después de algunas historias, ya no puedes escuchar otras"

por 

- VENECIA 2022: El cineasta vuelve a investigar en los archivos que presentó en Babi Yar. Context para firmar otro conmovedor documental sobre las atrocidades nazis en su Ucrania natal

Sergei Loznitsa • Director de The Kiev Trial
(© La Biennale di Venezia/Foto ASAC/G. Zucchiatti)

El genocidio de aproximadamente 33.000 judíos y otras minorías en el barranco de Babi Yar fue la impactante temática del anterior documental de Sergei Loznitsa, Babi Yar. Context [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sergei Loznitsa
ficha de la película
]
. Ahora, fuera de competición en el Festival de Venecia, el director ucraniano amplía esta mirada histórica para mostrar un metraje inédito de cómo la ciudad de Kiev sentenció a 15 nazis a muerte. Los relatos conmovedores de los testigos y los recuerdos cada vez más brutales de los crímenes cometidos hacen de The Kiev Trial [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sergei Loznitsa
ficha de la película
]
un visionado muy emotivo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
tourmaletfilms_rotterdam

Cineuropa: En 2021, estrenaste Babi Yar. Context. Parte del metraje de esa película, también aparece en esta. ¿Es una pieza complementaria o algo en lo que querías profundizar?
Sergei Loznitsa: Esta película está muy relacionada con Babi Yar. Context. Durante la ocupación nazi, no solo fue asesinada la población judía, sino también la ucraniana. La razón por la que Babi Yar. Context se hizo primero fue porque encontré el metraje cuando estaba investigando Babi Yar. Este juicio es muy importante para mi ciudad, aunque muchas personas ni siquiera sabían que se celebró.

¿Qué tenía de especial este juicio de 1946? ¿La localización? ¿La planificación?
Los juicios se llevaron a cabo en varias ciudades de toda la Unión Soviética. Todos tenían un propósito específico y terminaron con una ejecución pública. Esa ejecución es un golpe importante y representa la posibilidad de hacer una declaración para las autoridades. Estos juicios fueron representados, también para las cámaras. El resultado de la sentencia se sabía desde mucho antes. Pero lo que queda es este acontecimiento, que todavía nos cuenta una historia muy clara.

Pero hay un aspecto propagandístico en el metraje, donde los soviéticos dicen: “Persistimos; estamos haciendo pagar a los alemanes”.
Si estamos hablando de los objetivos de Stalin, por supuesto que él quería culpar a los alemanes. A través de eso, podía cubrir los crímenes cometidos por la Unión Soviética. Por ejemplo, el centro de Kiev fue destruido por las minas que puso el Ejército Rojo. Entonces, ¿por qué Stalin decidió no hacer una película sobre este metraje desconocido? Quizás era demasiado honesto. Lo que ocurría en la vida real era demasiado.

¿Cómo haces que un metraje con cargas políticas e ideológicas sea educativo, en lugar de reproducir su intención inicial?
Tenía tres horas de metraje y solamente eliminé media. Primero, presenté a los ejecutores y a las personas que cometieron los delitos. La segunda parte son solo testigos. Lo adapté mostrando las “cosas suaves” antes de pasar al contenido más impactante. Así puedes mantener la atención de las personas. Porque después de algunas historias, ya no puedes mostrar otras. Tienes que prepararlo paso a paso. Luego está la dramaturgia de cada juicio: cómo empezó, cómo se desarrolló y cómo terminó con una sentencia. No pensaba que fuese posible poner otra cosa, como mostrar el crimen o los cuerpos. Para mí, no era necesario.

Los responsables alemanes argumentan que no vieron nada o que actuaban “bajo las órdenes de sus superiores”. ¿Tenía razón Hannah Arendt cuando acuñó el término “la banalidad del mal”?
Cada criminal, cuando comete un crimen, sabe que está cometiendo un crimen. Y también sabe que será castigado. Y les asusta ese castigo. Respuestas como “No sabía” y “No estaba allí” no funcionan porque son una manera muy primitiva de defenderte. El hecho de que fuese un sistema industrial de asesinatos no absuelve a cada participante. El genocidio es una situación muy compleja y no una simple maldad. Así que no es banal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy