email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Patrice Leconte • Director

El que encuentra a un amigo encuentra un tesoro

por 

Patrice Leconte • Director

Mon meilleur ami [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
llega a las salas francesas el 20 de diciembre, con una importante anticipación en Italia el 6 de diciembre, con 50 copias (distribución Lucky Red) y serán 100 en Navidad. Es la primera vez que un filme francés sale antes fuera de que en Francia. "El público italiano tiene ahora una gran responsabilidad", ríe el realizador, entrevistado en Roma. "Si en el momento de la salida del filme en Francia estoy desmoralizado, será culpa de ustedes!". Se trata de uno de los últimos desafíos del realizador, que ha confirmado la intención de rodar sólo tres filmes más.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Confidencias muy íntimas, El hombre del tren, La chica del puente... con este nuevo filme cuenta nuevamente la historia de un encuentro entre dos individuos.
Patrice Leconte: Alguien me ha fijarme en que, como en casi todos mis filmes, los personajes que "hacen pareja" se encuentran por primera vez justamente durante el filme... Me gusta organizar el encuentro de los personajes que presento en mis películas, porque en el fondo, de esta manera, basta sólo observar su comportamiento. Si están bien descritos, no falta sino seguirlos.

Mon meilleur ami es la historia del encuentro entre un exitoso anticuario (interpretado por Daniel Auteuil) y un taxista (Dany Boon) que en una cena de cumpleaños el anticuario no logra citar el nombre de un solo amigo a su socia, que lo desafía a encontrar uno verdadero en breve tiempo.
La amistad no había sido nunca el tema central de ninguno de mis filmes. Cuando leí el tema, pensé enseguida que sería bastante original lanzar una apuesta sobre una cosa que se presta muy poco a este tipo de desafío... Y además me permitía hablar de la amistad y, sobre todo, de su ausencia. En el fondo, es como contar una historia de amor: se trata sólo de cambiar los nombres".

Le permite, a través de una comedia, hablar de un sentimiento profundo. En una época en la que se piensa también poder comprar la amistad.
Desde siempre, mi sueño ha sido el de poder lograr hablar con ligereza de cosas importantes que tienen que ver con todo el mundo. La amistad es una cosa fundamental: para tener verdaderos amigos hay que interesarse en los otros y para esto se necesita tiempo. Hoy que todo va tan rápido ya no somos capaces de hacerlo. Actualmente, casi todo se vende, es verdad, a veces, incluso el amor. Sin embargo, solamente la verdadera amistad puede ser del todo desinteresada”.

Entre sus amigos está también Daniel Auteuil, que ya ha trabajado con usted varias veces.
En el cine las relaciones son extrañas: trabajas junto a alguien y le frecuentas cada día durante dos meses, luego, quizás, no tienes noticias suyas durante mucho tiempo. Para el papel de François pensé inmediatamente en Daniel porque me gusta la idea de que una persona como él, abierta, sociable, siempre disponible para los demás, interpretara un hombre que en cambio no es capaz de establecer un contacto verdadero con nadie.

¿Es verdad que dejará de rodar?
Sí. No es una broma. Hacer cine es una profesión formidable, que hago con gran entusiasmo y energía. Pero no quisiera correr el riesgo de volverme un viejo cineasta que continúa rodando sin convicción. Quisiera detenerme antes. Ya decidí cuales serán mis tres últimos filmes: el próximo, Noël au balcon, lo rodaré en primavera y será un cuento de Navidad más bien particular, con el guión de Didier Tronchet. Luego tengo en mente una adaptación de Paul Auster de L'insolito caso di Mr.Hire para realizar en los Estados Unidos. No se trata de una nueva versión. Finalmente, volveré a trabajar con el guionista deLa chica del puente, Serge Frydman. Una vez más, la protagonista será Vanessa Paradis.

¿Qué hará luego?
Claro que no seré un jubilado en pantuflas. Me dedicaré a escribir para otros, haré documentales, teatro, pero cuando hablo con quien me conoce, nadie me cree...

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.