email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Elizabeth Conter • Unifrance

Las ambiciones del cine francés en Reino Unido

por 

Elizabeth Conter • Unifrance

Con ocasión de la cita festivalesca A Rendez-Vous with French Cinema organizada en Londres del 29 de marzo al 1 de abril por Unifrance, Elizabeth Conter, especialista de Reino Unido al servicio de Etudes & Marchés, analiza para Cineuropa la difusión de las películas francesas en un territorio británico de difícil acceso para las producciones europeas no anglófonas, a menudo relegadas a un nicho de "películas especializadas".

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: ¿Consiguen acceder las cintas francesas al mercado británico?
Elizabeth Conter: El cine francés se recupera en Reino Unido, superando el 1% de la cuota de mercado desde hace dos años. En 2005, los 2,5 millones de entradas (1,5% de la cuota de mercado) se debieron en gran parte a la coproducción El tiovivo mágico, sin embargo, 2006 nos da una grata sorpresa con alrededor de 1,9 millón de espectadores (1,1% de la cuota de mercado). Y 2007 se anuncia muy prometedor con unos 40 estrenos franceses ya programados, frente a los 30 ó 40 que salen normalmente al año. (35 en 2006). Este mercado sigue siendo aún difícil para las obras en lengua no inglesa y que siempre se presentan subtituladas. No existe cultura alguna del doblaje; así, por ejemplo, habrá muy pocas películas infantiles, aunque 2007 se presente tan excepcional con los estrenos de Franklin y de Azur y Asmar [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
.

¿Cuál es la influencia de los distribuidores en esta tendencia?
Actualmente existe una serie de distribuidores dinámicos, cuando, durante mucho tiempo, se han podido contar con los dedos de una sola mano. Artificial Eye sigue siendo el pilar de la distribución de cine francés en Inglaterra, con casi un estreno al mes, y su compra por los Cinémas Curzon lo une a partir de ahora a las salas independientes de Londres más importantes (todos los distribuidores esperan una fecha de estreno en el Curzon Soho). Sin embargo, emergen nuevos distribuidores, así como algunas sociedades provenientes del video, como Revolver, que ha comprado, por ejemplo, Ne le dis à personne [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, de Guillaume Canet, tras haber estrenado 13 – Tzameti [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fanny Saadi
entrevista: Gela Babluani
ficha de la película
]
. Y los pequeños distribuidores llegados hace algunos años han progresado mucho gracias al video, sobre todo, Optimum (comprado el año pasado por StudioCanal), y han cambiado de categoría. Estas sociedades que trabajan con cintas difíciles dejan ahora lugar a nuevos entrantes. La red de distribuidores se ha vuelto, pues, mucho más diferenciada, con la vuelta, igualmente, de algunos que no habían comprado películas desde hacía tiempo, como Metrodome, que ha distribuido Ils [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
y que estrenará Days of Glory (Indigènes) [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jean Bréhat
entrevista: Rachid Bouchareb
ficha de la película
]
el 30 de marzo. No obstante, paradójicamente, se complica el acceso de las cintas a las salas, pues cada vez se compran más películas; por una parte, a causa de la desaparición de UGC en el mercado de las salas -porque su política era muy voluntarista con las películas no anglófonas (y Cineworld no está para nada en esta lógica)- y, por otra, con la relación Curzon – Artificial Eye, que complica un poco el acceso a las salas de los pequeños distribuidores.

¿Cuáles son las estrategias de estreno?
Una combinación de 25-40 copias constituye una buena salida para una película independiente francesa. Y Londres concentra los espectadores de las películas "no de masas". Acceder al resto del país les es muy difícil a estas obras, excepto en cinco ciudades medianas, y un día u otro habrá que enfrentarse a la provincia para intentar ampliar este público. Pero esta concentración en Londres tiene la ventaja de no hacer explotar los costes de estreno. Y en cuanto a la promoción, Londres es una ciudad favorable adonde actores y realizadores se desplazan con gusto con una prensa bastante deseosa de entrevistas. Pero hacen falta estrellas para tener una buena cobertura mediática. Sin embargo, las máquinas hollywoodienses no funcionan tan bien como antes y los espectadores comienzan a interesarse por otras películas. Hay que ahondar en esta brecha.

¿Cuáles son las mayores esperanzas para el año 2007?
Arthur y los Minimoys [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
ha arrancado muy bien; Icon estrenará La vida en rosa [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
en junio; Artificial Eye ha programado, entre otras, Coeurs [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, Quand j’étais chanteur [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, Lady Chatterley [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
y Dans Paris [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, mientras que Optimum espera mucho de Mi mejor amigo [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
. Pero hay también películas más puntiagudas como Flandres [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, Ecoute le temps [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
o Les petites vacances [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, películas que no fueron compradas y que ahora lo han sido por pequeñas sociedades. Los precios de compra de las cintas francesas son, además, muy variados, de 10.000 a 150.000 euros, incluso 300.000 euros para títulos de gran fuerza como La vida en rosa, que ha llegado a la cumbre. Sin embargo, los vendedores de títulos franceses no consideran aún al mercado británico en su justo valor, ya que la primera etapa es acceder a él.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy