email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Vincent Maraval • Exportador

Cannes según Wild Bunch

por 

Vincent Maraval • Exportador

A una semana del 60ª Festival de Cannes, Vincent Maraval, de la empresa francesa de ventas internacionales Wild Bunch, que presentará un año más su completo catálogo en la Croisette, comparte con Cineuropa su siempre contundente opinión sobre el impacto del festival más famoso del mundo. Hay que señalar que WB presentará en Cannes: 4 Months, 3 Weeks And 2 Days [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Cristian Mungiu
entrevista: Oleg Mutu
ficha de la película
]
del rumano Cristian Mungiu a concurso, la producción italiana Go Go Tales de Abel Ferrara en el pase de medianoche, el documental L'avocat de la terreur de Barbet Schroeder, Le rêve de la nuit d’avant [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
de Valeria Bruni-Tedeschi y Calle Santa Fe de la colombiana Carmen Castillo en la sección Certain Regard, así comod El orfanato [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
del español Juan Antonio Bayona, en la categoría de la Semana de la Crítica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: ¿Qué representa el Festival de Cannes y su mercado para una empresa como Wild Bunch?
Vincent Maraval: Es la cita más importante del año, ya que se reúnen todos los profesionales importantes del mundo del cine. Nosotros gestionamos allí entre un tercio y la mitad de nuestras cifras de negocios anuales. El American Film Market es puramente mercado, Venecia puramente festival, Cannes es el único festival que logra la fusión de las dos.

¿La participación en la selección es ineludible?
Tomar la decisión de llevar una película a la selección o incluso más, a concurso, puede resultar un arma de doble filo. El porcentaje de riesgos es más alto que el de ventajas. Hay que presentar películas de las que se tenga la certeza que son obras maestras y que se lo van a llevar todo (como La habitación del hijo [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
y Fahrenheit 9/11), o películas de las que no existe ningún tipo de expectativa previa. Ya que cuando se desilusiona a un público que tiene grandes expectativas, esto actúa como caja de resonancia y no hay término medio, como con Southland Tales o Selon Charlie [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
el año pasado. Nunca se dice: la película de Nicole García es muy buena, está bien construida, bien interpretada pero es un poco aburrida, sino que lo que se plantea la gente es: ¿por qué el Festival ha elegido esta mierda? Y es culpa nuestra, ya que había fallos que no habíamos visto por un exceso de entusiasmo. Este es el defecto de los vendedores. En cambio, películas radicales como Brown Bunny o Irreversible con proyecciones un poco rock and roll, dinámicas como un partido de fútbol, con todos sus pros y sus contras, dejan un buen recuerdo. El mal sabor de boca viene de las películas de las que se espera, o una ovación o silbidos, y al final resulta que todo el mundo se duerme.

¿Las películas francesas tienen ventajas en Cannes?
En absoluto. De hecho, lo más difícil es pasar la selección francesa. El cine francés se asienta sobre un círculo muy limitado, de unas 200, 300 personas. Y de repente, nuestra debilidad queda expuesta ante todo el mundo y nos estrellamos. Se dice: la película de Berri es genial, la de Téchiné es genial, la de Miller es genial, pero cuando se ponen al lado del cine coreano, japonés o latino, fracasan, porque las demás tienen una vitalidad que no tiene el cine europeo. Se nota también que el cine americano es, por ejemplo, mucho más arriesgado en términos de documentales, especialmente políticos.

¿Cual es la influencia de la crítica, considerada como exigente en Cannes, en las ventas? La crítica tiene muy poco impacto. En este sentido, es una debilidad de Cannes organizar de forma totalmente separada pases para la prensa y pases para el público. También existe una parte muy dogmática de la crítica francesa que puede resultar muy negativa, aunque la prensa extranjera pueda ser formidable, como por ejemplo el año pasado, para Buenos Aires 1977. En general, la prensa tiene mucho menos impacto actualmente, ya que antes era la primera en ver las películas. Pero hoy, con Internet y los nuevos medios de comunicación, la crítica siempre llega más tarde. Ahora, los periódicos cubren los rodajes, dicen que han visto las tomas, que las perspectivas son buenas: esto no se hacía antes. El papel de la prensa y de los festivales era el de dar a conocer películas que sin su ayuda nunca llegarían a ser conocidas. Esta forma de promocionarse sigue siendo muy útil para las cinematografías lejanas que no tienen demasiados medios, sin embargo, para las cinematografías dominantes, los festivales no aportan nada nuevo, porque ya está todo dicho. Es un verdadero problema para ellos, porque tienen que reinventarse. Y de repente, nos hacen menos falta y estamos menos obsesionados en colocar películas en la selección.

¿Cómo ves el futuro?
Haneke, Almodóvar o Jarmush han hecho famosos con sus cuartas, quintas, sextas películas. Hoy, esto ya no sucedería, alcanzarían el reconocimiento con la primera y la segunda. Un distribuidor indonesio puede colocar una película formidable con una simple llamada telefónica, o podemos localizar en Internet, una película hecha con 2.000 dólares, conseguir el DVD 48 horas después y, sobre la marcha, presentarla a los seleccionadores de los festivales. Esto complica todo, ya que si nosotros la hemos visto, también lo habrá hecho mucha gente. Y esta es la diferencia: todo va mucho más rápido.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy