email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Nina Hoss • Actriz

Pasión por la interpretación

por 

Nina Hoss • Actriz

Como si un rayo la hubiese alcanzado, durante unos segundos la actriz alemana Nina Hoss no podía creer que su nombre hubiese sido pronunciado en la ceremonia de los premios de la Berlinale de este año para recoger el Oso de Plata a la Mejor Actriz por su interpretación en Yella [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, de Christian Petzold. Sin embargo, cualquiera que conozca a esta actriz de 31 años sabría que el premio fue totalmente merecido, un premio que reconoce a un talento con mucho más que mostrar en el futuro.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El primer contacto con el cine llegó incluso antes de que Nina se trasladara desde su ciudad natal, Stuttgart, a Berlín para estudiar en la Escuela Ernst Busch: Joseph Vilsmaier andaba buscando una actriz principal para su próximo largometraje, And Nobody Weeps For Me, y la conoció a través de un amigo actor. Nina se encontraba en su último año de colegio, pero a Vilsmaier le gustaba lo que veía en ella y la eligió poco antes de grabar la película. Posteriormente, aquella actuación fue vista por el productor Bernd Eichinger, que se encontraba preparando su ópera prima como director, un remake de A Girl Called Rosemarie como parte de los "Clásicos alemanes" de la cadena SAT.1. Se hicieron las pruebas y el resto es, como ellos dicen, historia.

Sus habituales colaboraciones con algunos directores de teatro se refleja en su obra cinematográfica con su larga relación de trabajo con Christian Petzold: primero, trabajó con él en 2001 en Something to Remind Me y un año después lo hizo en Wolfsburg, ambas actuaciones premiadas con el codiciado Adolf Grimme. Justo después, fue elegida para el papel protagonista de la cinta en competición de Petzold en la Berlinale 2007, Yella. "Christian tiene un planteamiento parecido al mío: da vueltas a la historia me da libertad. Me gusta la forma en como habla de la trama y de los personajes –nunca llega a ser concreto. No me gusta cuando un director te dice con detalle cómo tienes que actuar en una escena. Un buen director debe dejarte espacio y mostrarte su confianza. El trabajo con Christian se basa en dar y tomar".

El Oso de Plata ha colocado, sin duda alguna, el nombre de Nina en el radar de muchos productores internacionales que quizás no eran conscientes de su trabajo. Con genuina modestia, la joven actriz dice no querer verse metida en esa emoción generada en la Berlinale, y prefiere que las cosas tomen su curso. Aunque se encuentra "muy satisfecha" con su trabajo actual en el cine alemán y con el éxito de las películas a nivel internacional, Nina no se muestra reacia a interpretar papeles en producciones internacionales.

Esta idea ya se produjo el mes pasado con la coproducción germano-franco-española de Marie Noelle y Peter Sehr, Die Frau des Anarchisten, donde prestará su voz en las líneas francesas actuando junto a compañeros internacionalmente respetados de la talla de Laura Morante y Jean-Marc Barr. Acto seguido, este mes, seguirá su carrera con el personaje principal de Anonyma, de Max Faerberboeck, que se rodará en Berlín y en San Petersburgo junto a actores rusos. "Creo que es enriquecedor para mí actuar en otra lengua, pues te da la oportunidad de conocer otras culturas, idiomas y gente", insinúa Nina. "Se ven distintas maneras de actuar, así como otros planteamientos hacia los personajes, y eso es lo que me gusta del cine europeo".

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy