email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Bertrand Faivre • Productor

Descubrir a los Almodóvar, Loach o Desplechin del futuro

por 

Bertrand Faivre  • Productor

Bertrand Faivre, director de dos productoras, cada una un lado del Canal de la Mancha, la francesa (Le Bureau– Le Petit Bureau y la inglesa The Bureau, nos revela su análisis de la producción en ambos países con Europa como telón de fondo. Éste es el punto de vista de un experto que apuesta por el cine de calidad (ver artículo).

Cineuropa: ¿Hay mucha diferencia entre ser productor en París y en Londres ?
Bertrand Faivre: En cuanto a las relaciones con los autores y la realización de películas es lo mismo, lo que cambia son los medios de financiación y el acceso al mercado. Es mucho más difícil encontrar financiación para una película en Inglaterra porque el sistema de ayudas no está nada desarrollado. O estás en el mercado o no sales adelante, o lo haces pero con muchas dificultades. De las cadenas de televisión, sólo la BBC y Chanel 4 invierten y no es que tengan ninguna obligación de hacerlo. En Francia, por el contrario, hay una mezcla entre el mercado en sí y una gran variedad de ayudas, de adelantos de ingresos en taquilla para películas europeas. Sin embargo, una vez que la película está lista, si tiene éxito y es inglesa, su proyección a nivel internacional es mucho mayor. Por ejemplo, si The Warrior [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que ha alcanzado los 3,5 millones de dólares en ventas, hubiera sido una producción francesa con actores indios, habría ganado seis veces menos y lo mismo habría pasado con la película de miedo Isolation, por la que Lions Gate obtuvo más de 2 millones de dólares en ventas internacionales. Pero el sistema francés, que está mucho más diversificado, permite realizar un abanico más amplio de películas, no reducirlo todo a un fracaso o a un éxito. En Inglaterra, se intenta seguir la estela de los EE.UU., aunque no hay que olvidar que los mayores éxitos ingleses de los últimos años no siguen la línea de las películas norteamericanas. Estamos hablando de películas como Slumdog Millionnaire [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Danny Boyle
ficha de la película
]
, El jardinero fiel [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, El último rey de Escocia [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, o las películas de Richard Curtis. Si a esto le sumamos que el cine inglés es cada vez más independiente económicamente, creo que hay razones para pensar que las Islas Británicas van a mirar más hacia Europa a partir de ahora.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

¿Es más difícil organizar una coproducción franco-británica desde que se acabó el "sales & lease back"?
Inglaterra está haciendo lo que casi todos los países europeos, intentan rodar en casa, sin colaborar con otros países. Además, el nuevo sistema inglés de incitación fiscal no está hecho precisamente para favorecer las coproducciones con Europa, sino para atraer a Tom Cruise y Julia Roberts a Londres. Es una estrategia cercana a la de los países del Este, intentan encargarse de la financiación ellos mismos sin tener en cuenta el aspecto cultural del cine.

¿Es una tendencia generalizada en Europa?
A pesar de todo, hay muchos acuerdos bilaterales, por ejemplo, entre Francia y Alemania, o largas tradiciones culturales como entre Francia y Bélgica, un interés por hacer películas diferentes. En lo que me concierne, nunca he hecho una coproducción por el simple hecho de que siempre había dinero al final. Si se hacen, pues mejor, pero a mí lo que me interesa son proyectos de calidad con buenos directores, como cuando produje Feliz navidad [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Christian Carion
entrevista: Christophe Rossignon
ficha de la película
]
, Noi el albinom de Dagur Kari, Espion(s) [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
m de Nicolas Saada, Welcome [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: Philippe Lioret
ficha de la película
]
m de Philippe Lioret o London River [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
m de Rachid Bouchareb, o también cuando me asocio para producir entre dos como en Julia [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
m de Erick Zonca, para la que me asocié con François Marquis, o L'affaire Farewell [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, de Christian Carion, con Christophe Rossignon. En la época del "sale and lease back", era muy fácil conjugar ideas y financiación. Hoy día ya no es así, si bien esta situación ha echado para atrás a la mayoría de los productores ingleses, yo no estoy entre ellos. Cuando encuentro a alguien que es bueno y con el que se trabaja bien, ¿por qué dejarlo? Hice dos películas con Asif Kapadia y estamos planeando una tercera, tengo un proyecto con James Marsh desde hace tres años, Billy O’Brien me está escribiendo su segunda película, trabajo desde hace quince años con Fabienne Godet y he trabajado dos veces con Christophe Ruggia. Pero también hay caras nuevas, como la joven española Celia Galan Julve, a la que le voy a producir su primera película.

¿Cuál es tu estrategia de desarrollo?
Para el tipo de películas y directores en los que me intereso, más vale tener en cuenta el número de países a los que se venderá y su proyección internacional, antes que la primera sesión de las 14:00h. En una comedia francesa con Dany Boon y Sophie Marceau, es la sesión de las 14:00h la que va a determinar si la película es un éxito o no, no hay otros criterios. Por el contrario, cuando haces, por ejemplo, Sauf le respect que je vous dois [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, el cómo va a funcionar en el circuito internacional es tan importante como el éxito que consigas en los cines.
Todo eso, por supuesto, dentro de unos costes razonables. Lo ambicioso es decirse: Loach y Alomodóvar no van a llamar a mi puerta, así que lo mejor es trabajar desde el principio con aquellos que podrían ser los nuevos Loach, Almodóvar o Desplechin en diez o quince años. Esto lleva su tiempo, y en estos días nadie es paciente, pero estamos en un sistema europeo bastante indulgente y con numerosos medios de financiación, incluso aunque a veces sea difícil perdurar en el tiempo.

¿Qué opina sobre el resurgimiento del cine de género en Francia?
Durante mucho tiempo, ha habido un rechazo hacia el cine de género en Francia, excepto por la comedia. El panorama se reducía al cine de autor por un lado y a las grandes comedias populares por otro. En los últimos años hemos visto resurgir el cine policíaco y Luc Besson, Fidélité y otras productoras se han dado cuenta de que podíamos hacer películas para adolescentes que fueran francesas. Se ha abierto la veda, nos guste o no, pero una de las consecuencias es que el nivel para que una película tenga éxito internacionalmente es más alto. El informe del Club des 13 lo muestra claramente, una o dos películas francesas se mantendrán a flote durante todo el año, mientras que antes era más fácil a nivel internacional. Pero, al mismo tiempo, eso hace que los productores europeos le echen el ojo a géneros que hasta los años 90 eran terreno exclusivo del cine norteamericano, como es el caso de El laberinto del fauno [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
o Gomorra [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Domenico Procacci
entrevista: Jean Labadie
entrevista: Matteo Garrone
ficha de la película
]
.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy