email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2009 Clausura / Francia

Pasión, tensiones y creación para Coco Chanel & Igor Stravinsky

por 

Pasión, tensiones y creación para Coco Chanel & Igor Stravinsky

Cuando se encuentran dos personalidades carismáticas del mundo de la creación, saltan chispas, mas allá de la moral y las convenciones sociales. Así fue la pasión vivida a principios del siglo XX por la famosa estilista francesa Coco Chanel y el no menos famoso compositor ruso Igor Stravinsky. Una palpitante aventura rodada con elegancia y sobriedad por Jan Kounen e interpretada por una pareja impecable compuesta por la francesa Anna Mouglalis y el danés Mads Mikkelsen. La coproducción franco-suiza Coco Chanel & Igor Stravinsky [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada como clausura de la 62ª edición del Festival de Cannes, bajará mañana por la noche el telón como un homenaje a la belleza, el arte y a los caracteres fuera de lo común de aquellos que la elaboraron.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

El guión de la cinta, escrito por Chris Greenhagh y basado en su propia novela, comienza en 1913 con una magnífica secuencia en el teatro de Champs-Élysées en París. Obra demasiado vanguardista para un público “que sólo reconoce la superioridad de El lago de los cisnes”, el ballet La consagración de la primavera compuesto por Stravinsky con la escenografía de Nijinski, provoca un escándalo increíble entre los espectadores, donde se encuentra Coco Chanel, una silueta perfecta que deambula con una fría distinción. Los años pasan en un destello de imágenes de archivos sobre la Revolución Rusa que obliga a Stravinsky a exilarse en París con su mujer (Yelena Morozova) y sus cuatro hijos. El compositor, que vive en condiciones precarias, es invitado por Chanel (“No le propongo abandonar a su familia, sólo quiero ayudarlo”) a residir y trabajar en una espléndida casa de campo de la región parisiense. La pasión no tardará en declararse bajo la mirada de la esposa humillada por Chanel (“¿Nunca se siente culpable? - No”), artísticamente comprensiva (“Él tiene que distraerse, pero no se meta con su música”), que termina abandonando el lugar con los hijos. Respecto a Chanel y Stravinsky, sus sentimientos oscilan como tantas tensiones interiorizadas y liberadas por dos personalidades solitarias que defienden ferozmente su independencia respectiva y que transforman su amor en un juego de ajedrez y de poder, aunque si el recuerdo de esos momentos robados los acompañará hasta el final de sus vidas.

Estéticamente perfecto en los decorados, el vestuario y la música, Coco Chanel & Igor Stravinsky inspiró a Jan Kounen una dirección fluida. Centrada en dos protagonistas principales un poco lacónicos, la intriga sin embargo bastante ligera utiliza lo mejor posible las miradas y se aprovecha de la esposa traicionada, en los ojos de la cual se reflejan el encuentro de dos monstruos sagrados. Y como lo destaca un personaje, confortando a Stravinsky en 1913 tras la representación caótica de La consagración de la primavera: “Cuando un hombre encuentra a un monstruo, no debe combatir, sino cantar. “

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.