email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FESTIVALES Bélgica

Holy Money, una película belga con sabor italiano

por 

Holy Money, una película belga con sabor italiano

El Festival de Cine de Bruselas nos descubrió ayer noche una rareza del cine belga. Holy Money no es una producción valona, ni flamenca, ni bruselense, por el contrario está rodada en inglés, no tiene ningún actor belga y se desarrolla en Italia.

Holy Money es la ópera prima de Maxime Alexandre, un prestigioso director de fotografía que ha hecho sus pinitos en Europa y Estados Unidos. Pero esta película es además la realización del sueño, un tanto alocado, de dos hombres cuyas vidas no podían estar más alejadas del mundo de la producción. Hace algunos años Gauthier Broze, por entonces abogado, y Benedikt Van der Vorst, notario, descubrieron la novela de Tonino Benacquista, La comedia de los fracasados.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Seducidos por el relato, empezaron a acariciar la idea de llevarlo a la gran pantalla y decidieron comprar los derechos a la editorial Gallimard. Conscientes de su inexperiencia, empezaron por montar una compañía intermediaria de Tax Shelter (Movie Stream) que les permitiera acercarse a la realidad de ese mundillo. Con ella, participaron en proyectos de talante muy diverso como Aaltra, de Benoît Delépine y Gustave Kerven, o Miss Montigny [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Miel van Hoogenbemt. Ya más seguros de sí mismos, crean StarLighter y se ponen a la búsqueda de un guionista, coproductores y finalmente, del director.

Holy Money es una cinta híbrida que maneja con destreza los géneros. Diversión en estado puro con la religión y la mafia de telón de fondo en un pintoresco pueblo perdido en lo más recóndito de Italia. Al igual que la película, el reparto destaca por su eclecticismo, pues reúne actores italianos (Valeria Solarino), americanos (Ben Gazzara, Aaron Stanford), ingleses (Suzanne Bertish), portugueses (Joaquim de Almeida) e incluso checos (Karel Roden). El filme ha contado con un presupuesto de 7,5 millones de euros financiados en un 50% por el Tax Shelter y en otro 50% por inversores privados. Kinepolis Film Distribution la distribuirá en Bélgica entre finales de agosto y principios de septiembre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy