email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FESTIVAL DE ROMA Competición / Alemania-UK

Escenas de un matrimonio, el de Tolstoi, en The Last Station

por 

Escenas de un matrimonio, el de Tolstoi, en The Last Station

Un matrimonio discute, grita, rompen platos y luego se reconcilian, ríen y se abrazan. Escenas normales de una pareja, podría decirse. Pero cuando los protagonistas son León Tolstoi y su esposa Sofia, con 48 años de vida en común a sus espaldas, el material es digno de una película. Es lo que ha hecho Michael Hoffman con The Last Station [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, interpretado por una explosiva Helen Mirren y un irreverente Christopher Plummer, presentado en la Sección Oficial en concurso del Festival de Roma.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El espectador entra como una mosca en el terreno cercano a Tula donde el célebre escrito ruso vivió, escribió y fue enterrado. Tolstoi, ya bastante viejo y profeta muy popular de un estilo de vida basado, entre otras cosas, en la castidad y el rechazo de la propiedad privada, está a punto de firmar un nuevo testamento en el que deja todos sus bienes al pueblo. Su esposa, musa, colaboradora y madre de sus 13 hijos le recuerda que, por encima de su grandeza como escritor, es un marido y un padre e intenta impedirle por todos los medios que tome esta decisión. La pareja discute mucho, pero se quiere aún más.

El resultado de esta adaptación de la novela homónima de Jay Parini, a su vez basada en los diarios de Tolstoi y sus parientes y amigos es una película muy lograda y bien escrita. No es la típica biografía, sino una narración realista y con frecuencia divertida de los últimos días de uno de los iconos de la literatura mundial. El mito es mostrado en toda su humanidad, con sus contradicciones y sus debilidades. “Lo que más me ha llamado la atención de esta historia es como una especie de apóstol, que es en lo que se había convertido Tolstoi en sus últimos días, no fuese capaz de gestionar su propia vida familiar y tuviese que marcharse de casa a sus 82 años”, ha comentado Michael Hoffman.

Christopher Plummer está muy acertado en su irónica y vivaz interpretación del gran escritor, pero la verdadera estrella de la película es sin duda Helen Mirren, que encarna a una Sofia segura de sí misma y apasionada hasta la locura. La actriz se sube a una cornisa para espiar una conversación secreta, dispara a la foto del colaborador del marido, se tira a un lago presa de la locura, proporcionando con su exuberante interpretación un poco de carácter ruso a una cinta que de otra manera sería excesivamente británica (el reparto es totalmente británico, y se nota).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy