email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2010 Quincena de los Realizadores

Little Baby Jesus of Flandr, el poder de la fe

por 

Little Baby Jesus of Flandr, el poder de la fe

Tras el éxito del año pasado con The Misfortunates [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Felix van Groeningen
ficha del filme
]
, ha llegado el turno del director de 24 años Gust Van den Berghe de defender la vitalidad del cine flamenco en la 42ª edición de la Quincena de los Realizadores. A pesar de que ha sido presentada la segunda jornada de la prestigiosa sección paralela del Festival de Cannes y aún quedan muchas películas que ver, Little Baby Jesus of Flandr [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
tiene el potencial para convertirse en una de las películas más significativas de este año.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Charlemagne Youth Prize

¿Dónde reside este potencial? Probablemente del hecho que no es la típica película de final de estudios, sino un trabajo ambicioso. No en términos de presupuesto, sino de contenido. La película adapta la obra teatral del escritor flamenco Felix Timmermans y está protagonizada por discapacitados mentales.

Combinando amplias escenas paisajísticas y algunos primeros planos de sus protagonistas, la cinta sigue a Suskewiet, Pitje Vogel y Schrobberbeeck, tres mendigos que deciden cantar villancicos para ganar algo de dinero. Volviendo a casa, se pierden en un bosque. Fingen ser los reyes magos, siguen una estrella y presencian lo que creen que es el nacimiento de Jesus (¿y si nació en Bélgica después de todo?). Si añadimos que la película está rodada en blanco y negro (a excepción de una escena que realmente parece sacada de otra cinta por lo distinta que resulta), recuerda mucho al segundo largometraje de Albert Serra, El cant dels ocells (presentada en la edición 2009 de la Quincena de los Realizadores). Pero las comparaciones terminan aquí.

Mientras que el tono de Serra era más bien irónica, Van den Berghe prefiere dotar a su película de una atmósfera mística. Parece resaltar la necesidad de creer en algo. La fe es por tanto la clave de la película. La fe en Dios, en el hombre, en la naturaleza e incluso en el materialismo (uno de los protagonistas termina vendiendo su alma al diablo). Por encima de todo, la fe consiste también en creer que es posible hacer una película con menos de 60.000 euros y atraer la atención del Festival de Cannes, como ha subrayado en la rueda de prensa el productor de la cinta Tomas Leyers (Minds Meet).

Uno de los grandes retos de Van den Berghe era que sus actores tienen Síndrome de Down. El casting se celebró en el teatro Stap, donde se presentaron con el resto de actores. “Teníamos un guión muy largo pero no era una ley. Teníamos que estar abiertos a cambios e improvisación”, ha comentado el joven realizador. Ya tiene en mente dos nuevos proyectos, que completarán el tríptico que ha comenzado con Little Baby Jesus of Flandr: “La forma y el contenido de estas dos películas será muy distinto pero tendrán algo en común que para mí es lo más importante del mundo: la humanidad”.

Minds Meet, la productora que presentó Lost Persons Area [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
el año pasado en Cannes, ha financiado esta cinta inicialmente concebida en la Erasmus Hogeschool Rits de Bruselas. Además, se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.