email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2010 Una Cierta Mirada

Film socialisme: Un Cierto Godard

por 

Film socialisme: Un Cierto Godard

Film socialisme [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
lleva al asombrado espectador por un vertiginoso camino, a condición de estar dispuesto a largar las amarras meditabundas para seguir a Jean-Luc Godard sobre olas no tan nuevas que son más bien mares de fondo, como lo anuncia la seriedad de las dos palabras yuxtapuestas que componen su título y del diálogo que el maestro suizo les hace mantener desde siempre, de manera experimental.

En esta película, lanzada en vídeo bajo demanda simultáneamente a su proyección en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, encontramos la pasión de explorador de la imagen del cineasta y los medios técnicos para brindárnosla, la vieja cámara réflex y la fiel Olympus a las imágenes pixeladas o lanzadas bruscamente al azar por las técnicas digitales, nada suaves para los ojos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Su provocador talento de la innovación lo encontramos ya a partir del inicio, compuesto por abreviaturas en O, “mensajes de texto”, “tecknos”… Se entra completamente en un universo social e intelectualoide. La película, anunciada como una “sinfonía en tres movimientos”, se organiza más bien en dos tiempos, con una coda añadida donde los grandes títulos en rojo que subrayan toda la obra se vuelven negros. El primer acto, el más cacofónico visualmente y auditivemente, describe un crucero que sería la anti-película hablada a la manera de Oliveira. Los ruidos de fondo e interferencias, apreciadas porGodard desde siempre, están aquí en primer plano: en este barco donde se mezclan todas las nacionalidades y lenguas, se recorre a través de aforismos y exclamaciones sentenciosos el decaimiento de Europa sobre fondo de nostalgia de los orígenes (egipcios, geométricos…).Todo viene bien : niños franceses que se expresan en alemán entre dos páginas de “La porte étroite ” de Gide preguntando a un anciano qué hacía en el 43; una muchacha aprende a maullar mediante un vídeo en línea; entre un gran plano sobre una máquina tragaperras y una escena donde una muchacha con los ojos vendados cae en la piscina, se menciona a Odessa, Stalin, Nápoles, Palestina,y también a Napoleón, mientras que un americano reclama arte y un cuchillo… “COSAS”, “PORQUE SI”, desfilan con letras rojas.

El segundo acto, más neto, menos ruidoso, muestra a una familia de mecánicos politizados que filma una cadena regional y cuyos niños, existencialistas, se niegan a utilizar el verbo ser. Es que la lengua, de Jakobson a la tipografía, tiene naturalmente un gran lugar en la película - de la que cabe destacar que sus subtítulos ingleses fueron reducidos a breves sintagmas - así como los jeroglíficos, ya que Film socialisme invita a una operación de decodificación, que desalienta al mismo tiempo.

En efecto, en esta película no anárquica sino anarquista, el autor de Week-end nos hace comprender que todo está allí, elocuente, y prescinde de exégesis. En lugar de la palabra “FIN” que concluía antes el espectáculo, Godard escribe aquí “NO COMMENT ”.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.