email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2011 Apertura

Un estadounidense en la Medianoche en París

por 

Un estadounidense en la Medianoche en París

Desde las primeras notas de clarinete de su 47° largometraje, presentado fuera de concurso en apertura en el 64° Festival di Cannes, si capisce che Woody Allen non ha abbandonato il suo stile inconfondibile e che l’ha festival de Cannes, Woody Allen imprime su marca de fábrica a la hora de emprender este nuevo viaje. Por rodar año tras año en su ciudad natal, algunos redujeron injustamente al cineasta neoyorquino a la categoría de aprendiz y lo obligaron a negar sus supuestas declaraciones de amor a la Gran Manzana película tras película. Esta vez, el director de Todos dicen I love you reúne un reparto mayoritariamente estadounidense para su segunda incursión en su carrera de autor en la ciudad de las luces, en la que refleja fielmente su pasión, el encanto y el sentido del humor que generalmente se le atribuyen.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En Medianoche en París [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, la figura “alleniana” se llama Gil (Owen Wilson), un director de Hollywood que se encuentra de paso por París con su futura esposa (Rachel McAdams). Mientras que esta se divierte con la superficialidad burguesa que le ofrece la capital francesa, aquel se siente mucho más atraído por la historia cultural de una ciudad en la que han florecido sus ídolos artísticos. Cada noche a partir de las doce, Gil deambulará para reunirse con ellos y formar un círculo en el que compartirán a su musa, encarnada por Marion Cotillard.

Desde Ernest Hemingway hasta Luis Buñuel, pasando por Cole Porter o Salvador Dali (interpretado por un divertido Adrien Brody), Allen se regodea en retratar el París de los años veinte que le habría gustado descubrir, a través de encuentros inesperados e inspiradores.

Que nadie busque el gris de la periferia en Medianoche en París. Como ya sucediera en Vicky, Cristina y Barcelona [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, Woody Allen refleja la ciudad de las tarjetas postales y del turista maravillado. Tampoco el atajo final hacia el imaginario colectivo debería ofuscar la visión de los parisinos: aunque la cinta se deja llevar por la simplificación, nunca lo hace de manera reductora.

Woody Allen es un habitual de Cannes. Aunque el director neoyorquino no desea figurar en la competición oficial, nada menos que once de sus películas se han proyectado fuera de concurso. Medianoche en París ha recibido una calurosa acogida por parte de la prensa tras su proyección: es una película de apertura ideal y estrena el certamen bajo el manto del buen humor. Los amantes de la obra del cineasta apreciarán un nuevo capítulo autobiográfico sobre las preocupaciones de un Allen que lamenta no haberse instalado una temporada en París en un tiempo en que tuvo muchas ganas de hacerlo. La fuerte componente cultural de las demás referencias del director entusiasmará también a los amantes del arte en general, sin necesidad de limitarse a su séptima forma de expresión.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.