email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2013 Fuera de concurso

Locke y Tom Hardy: todo en una noche

por 

- El esperado segundo trabajo del talentoso guionista británico Steven Knight marca un momento decisivo en la carrera del actor londinense

Locke y Tom Hardy: todo en una noche

Locke [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el esperado segundo trabajo del talentoso guionista británico Steven Knight, llega a Venecia como parte de la Sección Oficial fuera de competición. Tras haber firmado guiones tan intensos como Negocios ocultos [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Stephen Frears; Amazing Grace [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Michael Apted, y Promesas del Este, de David Cronenberg, Knight ha hecho su debut como director con Hummingbird (Redemption), interpretada por Jason Statham y distribuida en el Reino Unido por Lionsgate el pasado mes de junio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Locke, escrita por el director y producida por Paul Webster para Shoebox, marca un momento decisivo en la carrera del actor Tom Hardy, apoyada en papeles en los que el aspecto físico y el transformismo tienen gran importancia: del preso violento de Bronson [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Nicolas Winding Refn, al combativo boxeador de Warrior, de Gavin O'Connor, pasando por el criminal de buen corazón de Sin ley, de John Hillcoat, el gélido espía Ricki Tarr de El topo, de Tomas Alfredson, el falsificador de sueños de Origen y el psicópata Bane, enemigo de Batman en El Caballero Oscuro: La leyenda renace, ambas dirigidas por Christopher Nolan. 

Para interpretar a Locke, Hardy ha tenido que actuar sentado al volante de un BMW durant 85 minutos, con un montaje que hace que la película se desarrolla en tiempo real (el director ha explicado que ha rodado todas las escenas diez veces y luego ha elegido las mejores partes).

A pesar de que se trata de un drama psicológico ambientado en un vehículo, Locke hace gala de una tensión creciente que lo convierte en un thriller fascinante. Durante todo el metraje, Tom Hardy habla por teléfono sin manos con mucha gente o reflexiona en voz alta, en una carrera contra el tiempo para resolver el lío en que se ha convertido su vida. Gracias a la interpretación de Hardy y a las voces de los actores Ruth Wilson, Olivia Colman, Andrew Scott, Tom Holland y Bill Milner, el experimento de Knight es un éxito y el espectador se queda pegado al asiento.

Ivan Locke/Tom Hardy es el estimado jefe de una gran obra en la Londres de nuestros días, en incesante transformación urbana. Lo que ocurrirá al día siguiente en su obra será histórico: millares de toneladas de cemento serán transportadas hasta allí para poner los cimientos de un gigantesco rascacielos.

A pesar de que es el responsable de tan delicada operación, Ivan quiere tomar sus propias decisiones, que transformarán su vida y le alejarán de su familia de origen y del imborrable recuerdo de su padre, que lo abandonó al nacer. Sube en su coche y se dirige al hospital para ver a una mujer frágil con la que está irremediablemente unido por una noche, la única vez que traicionó a su mujer, y que va a dar a luz a su hijo.

En el mismo instante, se le plantean dos tareas prácticamente imposibles. En primer lugar, lo más difícil: llamar a su mujer Katrina y convencerla de que sigue amándola, de que quiere volver con ella y sus dos hijos. En segundo lugar, guiar desde la distancia a su ayudante Donal en una operación que, si fracasa, costará 100 millones de dólares a una empresa de Chicago. Pero como dice Katrina, “la diferencia entre nunca y una vez es la diferencia entre el bien y el mal”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy