email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2013 Semana de la Crítica

White Shadow: El drama de los albinos en Tanzania

por 

- El artista Noaz Deshe firma un prometedor debut cuyo productor ejecutivo ha sido el actor Ryan Gosling, comprometido con numerosas causas africanas

White Shadow: El drama de los albinos en Tanzania

Sombras blancas que no mueren sino que se desvanecen, asesinados y vendidos a hechiceros, que con sus órganos hacen pociones mágicas. En White Shadow [+lee también:
tráiler
entrevista: Noaz Deshe
ficha del filme
]
, presentada a concurso en la Semana de la Crítica, el artista Noaz Deshe ha firmado un prometedor debut como directora con un drama sobre los albinos de Tanzania.

Esta producción de Ginevra Elkann para Asmara Films con Shadoworks y Mocajo Film, en coproducción con Chromosom Filmproduktion, French Exit, Phantasma Films, Real2Reel y el actor Ryan Gosling, comprometido con numerosas causas africanas, como productor ejecutivo, narra la historia de Alias, un chico albino que está huyendo. Tras haber presenciado el asesinato de su padre, su madre le manda a la ciudad. Se encarga de él su tío Kosmos, un camionero que se gana la vida con pequeños apaños. En la ciudad, Alias tendrá que crecer muy rápido, vendiendo por la calle gafas de sol, DVD y móviles.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Escribí la historia junto a James Masson en poquísimo tiempo”, explica el realizador. “No queríamos hacer un documental, sino un largometraje protagonizado por un chico que lucha con todas sus fuerzas para no ser derrotado”. Según Deshe, la película transmite un mensaje que puede afectar a mucha gente en otros lugares del mundo: “El cine sirve precisamente para esto, en mi opinión”.

Rodar una película en un arrabal no ha sido sencillo. “Mucha gente va por la calle armada con cuchillos. Pero mi enfoque nunca ha sido colonialista, sino que ha basada todo en la naturalidad y en lo que habría ocurrido delante de la cámara”.

El director se ha mostrado muy contento por el encuentro con el joven actor Hamis Bazili: “En él he encontrado enseguida la intensidad que buscaba. Un chico con los puños apretados, como si así aplacase su sufrimiento. En la película siempre hay mucha tensión. Un día Hamis me dijo: 'No siempre hace falta sonreír para demostrar estar contentos'”. 

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.