email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ROMA 2013 Competición

I Am Not Him: ¿es posible llevar otra vida?

por 

- El nuevo film del turco Tayfun Pirselimoglu, coproducido por Francia, Alemania y Grecia, tiene como protagonista a un hombre que toma la identidad de otro

I Am Not Him: ¿es posible llevar otra vida?

I Am Not Him [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, del director, pintor y escritor turco Tayfun Pirselimoglu, es una de esas películas que somete a una dura prueba la resistencia del espectador: pocos diálogos, cámara fija, largas escenas que giran en torno a pequeños gestos cotidianos, miradas perdidas en el vacío… durante dos horas. No obstante, trata un tema que siempre suscita la fantasía humana y que ni el arte, ni la literatura ni el cine han desdeñado: el doble. ¿Quién no ha deseado alguna vez ser otro? ¿Por qué? ¿Y de qué manera?

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

La primera película presentada a concurso en el 8º Festival Internacional de Cine de Roma, que se celebra entre los días 8 y 17 de noviembre, es una coproducción entre Turquía, Francia, Alemania y Grecia. I Am Not Him transporta al espectador a una Turquía desoladora y retrógrada en la que Nihat tiene el rostro de Ercan Kesal (Érase una vez en Anatolia [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
Muffa [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
) y es un hombre de mediana edad, soltero, de pocas palabras y ninguna sonrisa, que trabaja en el comedor de un hospital. Su vida consiste en pelar patatas, ver la tele e irse de putas. Ayşe (a la que encarna la actriz alemana de origen iraní Maryam Zaree), una joven contratada como lavaplatos, muestra un extraño interés por este individuo impenetrable y taciturno y decide invitarlo a cenar. Tras algunos titubeos, Nihat acepta.

En casa de ella, Nihat halla, colgada a la vista de todos, una foto de Ayşe con un hombre que se le parece una barbaridad: su marido, en prisión desde hace años. Nihat entiende las intenciones de la mujer y acepta su perverso juego. El hombre se apropiará de la identidad del cónyuge ausente: se pondrá sus sandalias, conducirá su coche, asumirá su aspecto y responderá a su nombre.

¿Por qué lo hace? ¿Por qué decide Nihat asumir la identidad de un hombre lleno de problemas y aceptar los riesgos y las consecuencias de convertirse en un convicto? La película no lo explica. Desear otra vida, generalmente, significa desear una vida mejor. Tampoco es que lo haga por amor: cuando Ayşe es víctima de un trágico accidente y ya no está a su lado, Nihat decide transformarse definitivamente en el otro. La policía lo confundirá con el marido, el de verdad, que mientras tanto se ha escapado de la cárcel, y durante el interrogatorio no pronunciará en ningún momento la frase fatídica, la que todos se esperan, la que da título a la película, la que le ahorraría años de cárcel: I am not him, yo no soy él.

Llega un momento en que el asunto del doble se desdobla. Nihat busca a Ayşe en una mujer con la que se cruza por la calle y que se le parece extraordinariamente. Ambos se verán inmersos en la “interpretación” de la vida de otros. No habría estado mal que Nihat, con el cambio de identidad, hubiese cambiado también la expresión de su rostro, al menos una vez en las dos horas de película. Se pone las gafas, se afeita el bigote pero la mirada permanece anclada en el vacío. Cabe sospechar que, además de para el espectador, la película también ha sido una prueba de resistencia para el actor protagonista.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy