email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PRODUCCIÓN Europa / Estados Unidos

Cine europeo para un público global

por 

- Killing Time, La vida inesperada y Welcome to New York son coproducidos por la neoyorquina Belladonna Productions

Cine europeo para un público global
Javier Cámara y Raúl Arévalo en La Vida Inesperada ce Jorge Torregrossa

La productora Beatriz Bodegas (La vida inesperada [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jorge Torregrossa
ficha del filme
]
) ha unido sus fuerzas con Rene Bastian, de la neoyorquina Belladonna Productions, para la realización del thriller en inglés Killing Time, escrita y dirigida por Antonio Hernández y que se rodará esta primavera en Madrid. “A causa de la situación económica española, los productores están buscando otros modos de financiar sus películas”, ha afirmado Bastian, que ha producido cintas independientes como Sue, de Amos Kollek; Transamerica, de Duncan Tucker, o Cold in July, de Jim Mickle.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Bastian, alemán de nacimiento, ya ha trabajado con Beatriz Bodegas en La vida inesperada, de Jorge Torregrossa, rodada con actores españoles como Javier Cámara o Raúl Arévalo de manera íntegra en Nueva York, donde las producciones obtienen beneficios fiscales. “38 estados americanos ofrecen desgravaciones fiscales, aunque todas funcionan de manera ligeramente distinta”, ha explicado Bastian. “En Nueva York, el 30% del gasto variable below-the-line es abonado. La combinación de esto con preventas, dinero en metálico europeo y capital privado es una manera estupenda de financiar películas”.

Welcome to New York [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Abel Ferrara, sobre el escándalo de Dominique Strauss-Kahn, protagonizada por Gerard Dépardieu y Jacqueline Bisset, ha sido coproducido por Belladonna y se benefició igualmente de las desgravaciones fiscales. “El presupuesto fue completado íntegramente en Europa a través de la agencia de ventas Wild Bunch, que desarrolló el proyecto”, ha comentado Bastian.

Por su parte, otro proyecto de Belladonna, Cold In July, de Jim Mickle, que fue presentada a competición en Sundance, fue financiada por completo por las parisinas Backup Films y Memento Films.

Durante muchos años, los productores europeos han preferido producir en su propia lengua y en su país de origen, donde les era fácil acceder a las ayudas al cine y a la venta de los derechos de antena. Sin embargo, toda esta estructura ha cambiado en todo el mundo. “Estamos creciendo juntos desde el punto de vista cultural”, ha remachado Bastian, “pero también necesitamos que los negocios vayan en esta dirección. En todos los países hay productores interesados en producir películas en inglés para acercarse a un público global”.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.