email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ESTOCOLMO 2015

Madame Courage, un retrato realista de una generación perdida

por 

- El veterano director argelino Merzak Allouache expone la lucha de un ladrón alienado por sobrevivir en un mundo sombrío

Madame Courage, un retrato realista de una generación perdida
Adlane Djemil en Madame Courage

Omar (Adlane Djemil) —adolescente inestable y solitario, además de hábil ladrón— vive en un barrio pobre en los suburbios de la ciudad argelina de Mostaganem, con su irritable madre y su hermana mayor, Sabrina, que se ve forzada a trabajar como prostituta. Todos los días deja su hogar para robar joyas y otras posesiones a la gente, consumiendo antes de cada salida una droga psicotrópica conocida entre los jóvenes argelinos como "Madame Courage", por la euforia y valentía sin límites que provoca. Un día, tras robarle a Selma (Lamia Bezoiui), una estudiante, el colgante de oro de su madre, Omar se siente atraído por la chica. El joven comienza a acecharla desde la distancia, por las abarrotadas calles de Mostaganem, y se sienta bajo su balcón noche tras noche. Sin embargo, el avieso hermano mayor de Selma se da cuenta de la situación y percibe como una amenaza los esfuerzos de Omar por atraer la atención de la chica. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Madame Courage [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, el último trabajo del director argelino de 70 años Merzak Allouache —cuyo nombre inspira la admiración de los aficionados al cine global— tuvo su estreno en la sección Orizzonti de Venecia, participó en el BFI London Film Festival y compite ahora por el premio Fipresci en el Festival Internacional de Cine de Estocolmo, en la sección Zona abierta.

Con un estilo despojado que elimina toda sensación de ficcionalidad, Allouache busca causar un shock prolongado, haciendo progresar la trama desde la historia de un muchacho que quiere seducir a una chica hasta una narrativa más alegórica sobre la torturada relación de los hombres argelinos con las mujeres. La cámara retrata —implacable— la sórdida cultura callejera, que no ofrece más escapatoria a sus habitantes que una burbuja de estupefacientes. Mediante un acercamiento —visualmente impactante— al estado actual de la sociedad argelina, Madame Courage hace el retrato de un mundo violento y sin salida, plagado de policías corruptos, chulos perversos y pandilleros sanguinarios. Capturando lo cotidiano, la cinta de Allouache testimonia el panorama —agobiante y trágico— de una generación perdida.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy