email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2016 Competición Óperas Primas

The Red Captain: torturado por el pasado

por 

- La ópera prima de Michal Kollár es un descarnado thriller policíaco ambientado en la antigua Checoslovaquia que saca a la luz un caso de la época soviética

The Red Captain: torturado por el pasado
Maciej Stuhr en The Red Captain

A pesar de su título, The Red Captain [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
no es una película de piratas sino un descarnado thriller policíaco ambientado en la antigua Checoslovaquia. Su director, Michal Kollár es un consolidado productor en Fog'n'Desire Films, de modo que su primer largometraje como director es una de las mayores producciones eslovacas hasta la fecha, con un gran presupuesto y unos sólidos valores de producción. La película ha sido estrenada internacionalmente en la competición Óperas Primas del Festival Black Nights.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La ambientación de la película, en 1992, tras el fin de la era soviética y poco después de la ruptura entre la República Checa y Eslovaquia, es un periodo muy interesante, recreado con todos los detalles y con la ayuda de los efectos especiales del director artístico Tomás Svoboda. Para el guion, Kollár y sus coguionistas Anna Fifikova y Miro Šifra adaptaron parcialmente el superventas de Dominik Dán, “el equivalente eslovaco de Ed McBain o Ian Fleming”, en palabras del director.

La historia se centra en Richard Krauz (Maciej Stuhr), un detective de homicidios de 32 años “un buen y mal policía, dos en uno”; la encarnación de un policía ambicioso y adicto al trabajo que todavía intenta ser un buen padre y esposo. Tras haber pillado a un asesino en serie, cae en sus manos un viejo caso de los 80 que le conduce a un complejo complot en el que están involucrados la seguridad nacional y la Iglesia Católica.

El esqueleto de un empleado de la iglesia aparece en un cementerio abandonado con un clavo en el cráneo. “No se trata de un suicidio”, afirma el cínico forense. Mientras que el viejo compañero de Richard apenas muestra interés por el caso, Krauz no puede dejarlo pasar, sobre todo porque quiere demostrar que no es uno de esos que cubren los crímenes del régimen anterior. La pieza clave de este político caso criminal es un interrogador de la antigua policía secreta, apodado Red Captain por sus brutales técnicas de tortura.

El director se ha decantado por un duro cine negro de Europa del Este en el que las referencias y los elementos del género prestados, como el calor veraniego parecido al de Chinatown, están por toda la cinta. Junto con el director de fotografía polaco Kacper Fertacz (un prometedor cinematógrafo que este año también participa en los festivales con The Last Family [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dawid Ogrodnik
ficha del filme
]
), Kollár ha realizado elaboradas y meticulosas tomas, desde la sofisticada secuencia de apertura hasta el prolongado enfrentamiento, incluso en las escenas más cortas. La estructura y graduación de la película no intentan lograr un estilo realista sino realzar la nostalgia de los 90 con la escenografía. 

La demasiado compleja línea de la trama con sus numerosos giros de suspense y su duración de 115 minutos plantea la pregunta de si el material no sería más apropiado para una serie de gran repercusión mediática, como, por ejemplo, The Americans o The Last Panthers. En términos económicos, este proyecto es una de las coproducciones más caras llevadas a cabo por la República Checa y Eslovaquia, dos países cuyas industrias cinematográficas están fuertemente conectadas.

A pesar de que al público internacional le pueda costar pillar algunos de los detalles, como la diferencia lingüística entre el checo y el eslovaco o los fragmentos de las campañas políticas por la ruptura del país, estas especificaciones socio-políticas forman parte de la atmósfera de la película. Al igual que los mejores clásicos del género, The Red Captain tiene un punto especial adicional a una cuidadosamente equilibrada obra de artesanía, y gracias a esta mezcla, el film funciona perfectamente como un relato de suspense. 

The Red Captain es una coproducción de Fog'n'Desire Films (República Checa), Sokol Kollár (Eslovaquia) y Mental Disorder 4 (Polonia).

En colaboración con

 

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.