email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INDIELISBOA 2017

Fade into Nothing: en la carretera

por 

- La ópera prima de Pedro Maia, una colaboración con el músico Paulo Furtado y la fotógrafa Rita Lino, se rodó en el desierto de California

Fade into Nothing: en la carretera
Paulo Furtado en Fade into Nothing

Escenario de muchísimas películas, (por nombrar una, ¿os acordáis de Zabriskie Point de Antonioni?) el desierto californiano sigue siendo un lugar inspirador para artistas de todos los campos que quieren explorar sus visiones e ideas. Ahora, por primera vez, hace su aparición en el cine portugués. Fade into Nothing, con Pedro Maia como director, es el resultado de una colaboración creativa entre el director portugués afincado en Berlín, la fotógrafa Rita Lino y el músico Paulo Furtado, también conocido como The Legendary Tigerman.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Furtado, que ha compuesto la omnipresente e hipnótica banda sonora, interpreta a un hombre que se embarca en un road trip a través del desierto. Lleva consigo poco más que una antigua grabadora, una libreta y una copia del libro de Doug Richmond, How to Disappear Completely and Never Be Found. Puede que este libro haya inspirado una de las antiguas canciones de Radiohead, pero no es lo suficientemente desafiante para el personaje de Furtado, que quiere hacer algo más que simplemente desaparecer. Quiere coger una aspiradora y desintegrarse. No os confundáis: la película no es una historia existencial autodestructiva, sino una instalación artística en forma de largometraje que busca fusionar el cuerpo y el paisaje en una experiencia alienante para la mente.

Aparentemente un ambiente en el que abrir las puertas a la percepción (sí, Jim Morrison también era fan de este tipo de paisajes), el desierto se filma con una cámara de super 8 mm, con una estudiada fascinación. Puede que no sea nada innovador el modo en el que la fascinación se ha materializado en la pantalla, pero las lentes de Maia y Lino son efectivas e hipnotizadoras, se las arreglan para capturar la textura y la rugosidad de las piedras, la arena y las carreteras. Estas realistas escenas de exterior se alternan con íntimas escenas de cama rodadas en moteles baratos, otra vez perpetuando el cliché americano. 

Algunos momentos narrativos, las grabaciones de Furtado y parte de su lenguaje corporal, que flirtea con el baile, se mezclan con viajes alucinógenos con luces rojas, cuerpos de mujer y bailes de butoh inesperados, todo filmado como un híbrido de la películas experimentales de Kenneth Anger y Jodorowsky. 

Producida por la empresa de Rodrigo Areias afincada en Guimarães, Bando à Parte, Fade into Nothing es la parte cinematográfica de un proyecto que también incluye la película del concierto How to Become Nothing y el próximo disco de The Legendary Tigerman. El cine no es territorio inexplorado para el músico, que ya había colaborado con canciones y también había aparecido en otras cintas de Areias como Ornamento e Crime.

El estreno de Fade into Nothing aún no se ha programado. Actualmente, se está exhibiendo en la competición nacional del IndieLisboa, que terminará el 14 de mayo.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.