email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2017 Competición

Lean on Pete: a lomos de un caballo muerto

por 

- VENECIA 2017: Lo nuevo del director británico Andrew Haigh es una adaptación de la novela del cantante y escritor Willy Vlautin, y algo así como un cambio de estilo en su carrera

Lean on Pete: a lomos de un caballo muerto
Charlie Plummer en Lean on Pete

El británico Andrew Haigh compite con Lean on Pete [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
por el León de Oro del festival de cine de Venecia. El que es su cuarto largometraje es una adaptación de la novela del cantante y escritor Willy Vlautin: una historia a caballo entre la adolescencia y la edad adulta que tiene más en común, en el tono, con las películas de Francis Ford Coppola RebeldesLa ley de la calle que con el cine anterior de Haigh, interesado hasta ahora en intricados dramas británicos sobre relaciones sentimentales. El cineasta había mostrado, en efecto, cierta inclinación por las dificultades derivadas de los compromisos románticos en el excelente romance gay de Weekend [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2011) y en la triunfadora de la Berlinale de 2015, 45 años [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Andrew Haigh
ficha del filme
]
(Osos de Plata para Charlotte Rampling y para Tom Courtenay, intérpretes de un matrimonio asaltado por una inesperada crisis).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Su trabajo en Estados Unidos tenía hasta ahora un alcance más amplio. Para TV, Haigh ha trabajado allí por algún tiempo rodando episodios de Looking, la serie de comedia ambientada en San Francisco y protagonizada por tres amigos gays. Lo que está claro desde el principio, sin embargo, es que Lean on Pete es algo así como un cambio de estilo para Haigh, que parcialmente puede atribuirse al hecho de que su protagonista, un chico de 15 años llamado Charley, tiene poco o ningún interés en los romances. Interpretado por Charlie Plummer, Charley es un adolescente que bien podría ser descendiente de la estrella de Cuenta conmigo, River Phoenix, tanto en su aspecto angelical como en su necesidad de amor y pertenencia, nacida del deseo de tener un lugar que se parezca a un hogar. En su lugar, se siente un poco vagabundo en Portland (Oregon) con su padre soltero, Ray (Travis Fimmel). Todo parece indicar que es una etapa más en una gira aparentemente eterna de casucha en casucha.

La cinta pasa del trote al galope cuando el ingenuo Charley ve una especie de sustituto de su padre en Del Montgomery (Steve Buscemi). Buscemi es un actor que, con apenas alzar una ceja, puede traer sospechas a cualquier samaritano y pronto se verá que el tal Montgomery vive a trancas y a barrancas de chanchullos. Hay algo adorable en la manera en que Charley no se entera del componente trágico de la figura de Montgomery, un propietario de caballos que mete a correr a sus desaliñadas monturas en carreras de poca monta. Charley está en éxtasis. Le dan la responsabilidad de cuidar de los caballos y se encariña particularmente de uno de ellos, llamado Lean on Pete.

Es un gran nombre para un Cuarto de Milla, si bien Charley ve en Lean on Pete más a un amigo en quien confiar. Para Montgomery, claro, el caballo no vale más que el dinero que pueda traer. En algún punto medio se encuentra Bonnie (Chloë Sevigny), una jockey a tiempo parcial de linda figura y buenos consejos que completa a esta inusual “familia”. Sus viajes por el circuito de carreras da que pensar en una gran novela de Charles Bukowski o John Fante por las vísceras de América, subrayando las inmensas longitudes que recorre la gente simplemente para ir tirando.

Los personajes más que el entorno son lo más interesante, por lo que es una pena cuando esta familia se rompe. Haigh pierde las riendas de algún modo cuando la película abandona el camino hollado y se obsesiona, como muchos cineastas europeos hacen al trabajar en Estados Unidos, con los panoramas vastos y grandiosos del país. Estas imágenes preciosas parecen casi a la deriva, en especial cuando se las compara con el ojo afilado de otra británica, Andrea Arnold, en la odisea estadounidense de American Honey [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Andrea Arnold
ficha del filme
]
. Lástima que Lean on Pete caiga al final en un empalagoso charco después un comienzo tan prometedor.

The Bureau Sales, en asociación con Celluloid Dreams, gestiona las ventas de esta producción de The Bureau y Film4.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.