email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Eslovenia / Croacia

Ivan: duras preguntas sobre a quién queremos más

por 

- El quinto largometraje del esloveno Janez Burger, coronado en Portorose, aborda temas sociales y familiares peliagudos a través de la lucha de una madre soltera

Ivan: duras preguntas sobre a quién queremos más
Maruša Majer en Ivan

El esloveno Janez Burger alcanzó reconocimiento internacional en 1999 con En punto muerto, premiada en multitud de festivales (Sarajevo, Cottbus y Trieste, entre otros) tras su estreno mundial en el festival de Karlovy Vary. Tras Silent Sonata [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2011) y la mezcla de crimen y comedia para todos los públicos Driving School [+lee también:
tráiler
entrevista: Maruša Majer
ficha del filme
]
(2014), vuelve con Ivan [+lee también:
tráiler
entrevista: Janez Burger
entrevista: Maruša Majer
ficha del filme
]
, un drama con elementos de thriller y una impresionante protagonista, más potencial para distribución en cines y circulación en festivales. Por si eso fuera poco, la cinta acaba de ganar ocho premios en el festival de cine esloveno de Portorose (leer más).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la apertura, Mara (increíble Maruša Majer) da a luz al bebé que da título al film, hijo ilegítimo de un hombre de negocios casado llamado Rok (Matjaž Tribušon), con quien no hay manera de entrar en contacto. Al cabo de cientos de llamadas, aprendemos que Rok ha pasado un tiempo en la cárcel por un delito administrativo.

Mara no tardará en encontrarlo en casa y contar a su mujer que ha tenido un hijo suyo. Rok le promete que todo saldrá bien y que se verán al día siguiente para comer juntos en casa de ella. Después de preparar un manjar, los ojos de Mara centellean sobre sus mejores galas cuando abre la puerta. Sin embargo, en lugar de Rok aparece su abogado (Branko Šturbej) y su guardaespaldas (Leon Lučev), quienes le darán una paliza y la obligarán a firmar una declaración en la que admite que Ivan no es hijo de Rok.

Rok se pondrá rápidamente en contacto con ella y le dirá que todo fue cosa de su esposa. Tras ello, se lleva a Mara y a Ivan de fuga a Italia, donde esconde su fortuna.

Ivan es una película que plantea muchas preguntas sociales y éticas de difícil respuesta. Majer le da a Mara una ferocidad similar a la de, por ejemplo, Emily Watson en Rompiendo las olas: está enamorada hasta la obsesión de Rok y hasta se negará a dar el pecho a su hijo hasta que no hable con su padre. La intensidad de su atención, sin embargo, cambiará rápidamente hacia el crío en cuanto empiece a sospechar lo más mínimo sobre la honestidad y la dedicación de Rok. Un impulso prácticamente fanático es lo que guía las acciones de su personaje, independientemente de a quien o contra quien las dirija.

Rok, por otra parte, parece honesto en sus promesas y sus acciones pero el espectador siente que no puede terminar de confiar en él porque Mara es nuestra heroína y él es, a fin de cuentas, un hombre de negocios corrupto.

El guion de Burger, el aclamado autor esloveno Aleš Čar y los serbios Srdjan Koljević y Melina Pota Koljević pone a estos complejos personajes en situaciones ambiguas sobre las que el público habrá de meditar: apoyamos a Mara pero está claro que tampoco es la persona con las miras más claras del mundo y sus acciones pueden hacer daño al niño. ¿De verdad hay que elegir entre su amor por Rok y su hijo, sobre todo cuando no se pueden separar claramente los dos instintos?

MarušaMajer ofrece una interpretación de época y la fotografía de Marko Brdar hace uso de la oscuridad de los interiores y los cielos lluviosos para reflejar el estado de ánimo de la protagonista. El compositor Damir Avdić opta por una guitarra eléctrica distorsionada y atmosférica sobre las notas de Neil Young en Dead Man, brindando a la película una dosis adicional de suspense. El montaje de Miloš Kalusek, por último, arroja con claridad los dilemas del guion y, en el último acto, crea una tensión crucial palpable para la catarsis del desenlace.

Ivan es una coproducción entre la eslovena Staragara y la croata Propeler Film. La italiana Slingshot gestiona sus derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy